Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Según un estudio, los hombres que colaboran con las tareas domésticas son más atractivos para sus mujeres

9-56
420

Cuando se habla de hombres seductores, las imágenes que acuden a nuestra mente suelen relacionarse con galanes vestidos en trajes italianos, deportistas de cuerpos esculturales o, incluso, con rostros que muestran una mirada profunda e inteligente. Sin embargo, la elegancia, la belleza y la inteligencia no son las únicas armas que el género masculino tiene para atraer. Según un estudio reciente, realizar las tareas del hogar puede convertir a un hombre en irresistible para su esposa.

Genial.guru, siempre atento a las investigaciones que ayudan a entender mejor a los seres humanos, les acerca a sus lectores las conclusiones de este curioso estudio que servirá, también, para que aquellos hombres que aún no colaboran en las tareas del hogar se animen a cambiar de actitud.

La masculinidad hoy

El concepto de masculinidad está en permanente evolución y, por lo tanto, el lugar que los hombres ocupan hoy tanto en la sociedad como en el hogar, no es el mismo que ocupaban nuestros padres o abuelos. El estereotipo de familia en la cual el hombre era el proveedor y la mujer se encargaba de todos los asuntos domésticos, incluida la crianza de los hijos, ha quedado definitivamente atrás.

La mujer avanza, su espacio ya no se limita a la casa, ocupa puestos jerárquicos en las empresas, en la política y, en muchos casos, supera en ingresos a su cónyuge. Todo esto lleva a que los hombres tengan que replantearse muchas cosas. Entre ellas, sus comportamientos a la hora de seducir a sus esposas.

El estudio

Oriel Sullivan, sociólogo de la Universidad Ben Gurion, y Scott Coltrane, sociólogo de la Universidad de California, han llevado adelante una investigación denominada “Cambios de los hombres en cuanto a las tareas domésticas y el cuidado de los niños” y han llegado a la conclusión de que las mujeres se sienten más satisfechas cuando su pareja toma parte en las tareas del hogar.

Esto no solo hace que ellas se sientan aliviadas de las cuestiones domésticas. Según el estudio, cuanto más colabora el hombre en los quehaceres del hogar, mayor es la frecuencia de los encuentros amorosos, ya que se vuelve más atractivo y deseable para la mujer.

Tiempo juntos

Una de las razones que explicarían este aumento en la frecuencia de los encuentros íntimos puede ser la disponibilidad de tiempo, pues las mujeres, al no cargar con todo el peso y la responsabilidad de las tareas del hogar, que suelen ser agotadores, tienen más libertad para relajarse y estar junto a su pareja.

Al ayudar en el hogar, entonces, el hombre crea más momentos propicios no solo para la intimidad, sino también para compartir charlas y actividades que contribuyen a un mayor acercamiento con su mujer. Eso evitará malestares y roces que pueden afectar la relación de pareja cuando no pasan tiempo juntos.

Palabras finales

Los estudios se basan en estadísticas, y por eso no puede afirmarse que los resultados funcionen en todos los casos. Tampoco significa que ahora los hombres deban colocarse delantales de cocina o ponerse a limpiar el piso para encender la pasión de sus mujeres. Se trata, en todo caso, de equidad.

Que el hombre considere que las tareas domésticas son un asunto compartido predispone de otro modo a la relación de pareja. La mujer sentirá que su compañero la ayuda y que entiende que todo lo que suceda en la casa es responsabilidad de ambos. Y, sin duda, un hombre considerado y respetuoso de los tiempos de su pareja tendrá más posibilidades de resultar atractivo que otro que no lo es.

¿Coincides con la conclusión del estudio? ¿Tú y tu pareja se reparten las tareas del hogar? ¿Qué otras cosas son importantes para que un hombre se vea atractivo? Por favor, cuéntanos en los comentarios.

9-56
420