Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Sin un asesor de imagen, verifiqué cómo la forma del cuerpo puede cambiar visualmente, y aprendí a vestirme correctamente

121117
109k

Por naturaleza, no todos tienen un sentido innato del estilo y la belleza. Mi nombre es Julia, y soy, precisamente, una de esas personas que no lo tienen. Afortunadamente, nada es imposible: puedes aprender a combinar las cosas correctamente y a elegir atuendos que oculten defectos y enfaticen tus atributos. Lo principal es conocer las reglas básicas y seguirlas. Nunca supe cómo elegir mi ropa, así que siempre me vestí de manera discreta y monótona. Sin embargo, terminé cansándome de eso.

Genial.guru cree que luchar por alcanzar nuestros ideales es posible, e incluso necesario. Por lo tanto, me ofrecí como voluntaria para participar en un experimento: mi tarea era diversificar un poco mi vestuario, con mis propias fuerzas, sin la ayuda de asesores de imagen. Lo único permitido era navegar ocasionalmente por Internet en busca de pistas. Verifiqué en mí misma qué ropa podía hacerme lucir perfecta y cuál no tanto, y ahora puedo darte un par de consejos que realmente funcionan. Como bono adicional, al final del artículo te diré qué otras cosas, además de elegir ropa, me enseñó este experimento.

Entonces, fui a la tienda (más de una vez) y comencé a probarme, si no todo, mucho de lo que allí había. Esto fue lo que descubrí.

  • Dicen que las rayas verticales te hacen ver más esbelta, y las horizontales, por el contrario, más gorda. Pero la teoría del físico alemán Hermann von Helmholtz afirma que un cuadrado que consiste en líneas horizontales parece ser más alto de lo que es, y uno que consiste en líneas verticales se ve más ancho. Y, de hecho, parece que las rayas transversales no siempre te hacen ver más ancha.

  • En mi caso, fue un verdadero descubrimiento que amenaza con expandir mi guardarropa significativamente.

  • Los estilistas dicen: elige el vestuario según tu talla. La ropa pequeña muestra todos los defectos: la tela se estira, se acorta y se pliega en los lugares más innecesarios.

  • Me probé el mismo vestido en diferentes tamaños y me di cuenta de que debería deshacerme de la mitad de la ropa de mi armario, ya que me queda demasiado ajustada.

La ilusión del color

  • Es bien sabido que, con la ayuda del color, es posible cambiar las proporciones del cuerpo visualmente. Por ejemplo, al usar ropa negra, generalmente nos vemos más delgados, ya que se produce el efecto de irradiación: los tonos oscuros absorben la luz y, por lo tanto, reducen visualmente el volumen. Este efecto es notablemente visible en la foto.

  • Según todas las reglas, un ancho cinturón negro horizontal debería engordar. Sin embargo, después de ponerme este vestido, me sorprendió lo delgada que se veía mi cintura.

  • Los zapatos negros se consideran un clásico, pero con medias de color piel quedan mejor los del mismo tono, ya que alargan las piernas visualmente. Aquí funciona el efecto tono sobre tono: si eliges zapatos y medias del mismo color, entonces, la pierna y el calzado parecerán transformarse en un solo conjunto. Esto da la impresión de que las piernas son un poco más largas de lo que realmente son.

  • Me probé zapatos negros y beige: los tacones negros son 2,5 veces más altos, pero las piernas realmente se ven mejor en los de color beige.

  • Según la teoría del mismo Hermann von Helmholtz, un cuadrado delimitado por rayas oscuras arriba y abajo parece ser más alto que uno delimitado por rayas blancas. Por lo tanto, es mejor no usar un vestido o una falda con una franja negra en el dobladillo con medias negras: todo se fusionará y parecerá que el vestido terminó en la franja blanca que está más arriba. Esto “robará” ópticamente una parte del cuerpo y, como resultado, te verás más baja y ancha de lo que te gustaría.

  • Siempre pensé que el color negro agregaba armonía automáticamente, pero resultó que puedes lucir más alta y delgada con el mismo vestido solo usando medias beige.

  • Pensaba que las líneas transversales engordaban. Las que sean. Pero resulta que hay matices: una línea horizontal ancha se ve brusca, no oculta defectos y agrega masividad a la silueta. Pero una horizontal delgada estrecha la silueta perfectamente, enfatiza la figura y oculta irregularidades y protuberancias.

  • Me probé un vestido con líneas horizontales anchas, pero no me agregó demasiada gracia. Sin embargo, después opté por uno cuyas líneas eran estrechas. Después de ponérmelo entendí que todas las historias de que las rayas horizontales engordan son falsas. Mira lo convenientemente que se puede enfatizar el pecho y estrechar las caderas con líneas delgadas, así como enmascarar todo lo que deseas ocultar.

  • Una falda midi puede hacer que la silueta se vea más alta y más elegante, pero esa longitud es bastante complicada para las mujeres bajas. Los vestidos y las faldas midi deben usarse correctamente, y la mejor y más confiable manera de no perder con tal longitud es usar zapatos de tacón alto, cuanto más, mejor. En las fotos se ve claramente que para una falda así es mucho mejor usar calzado de tacón que de otro tipo.

  • Las líneas que convergen en el centro de la figura estrechan visualmente la cintura y expanden el torso superior y la parte inferior del cuerpo. Debido al efecto de lo opuesto, surge la ilusión óptica de Müller-Layer y, voilà, con prendas así te ves más delgada y alta.

  • En un abrigo recto, la figura no se ve elegante. Por lo tanto, cuando quiero verme más femenina, me pongo uno negro ajustado en la cintura.

  • Las rayas verticales contrastantes en los laterales son una forma ideal de hacer que la figura sea visualmente más delgada. En este caso, la ilusión óptica funciona a la perfección: las rayas estilizan la silueta notablemente y ocultan el volumen. Si los insertos son curvos, la figura tomará la forma de un reloj de arena.

  • Quizás toda mujer necesita un vestido de este tipo: hará que una persona con curvas se vea más esbelta y, de ser necesario, “dibujará” una figura más definida.

Este experimento me enseñó muchas cosas nuevas. Después de llevarlo a cabo, definitivamente compraré sin miedo ropa con delgadas líneas horizontales y también un vestido con inserciones en contraste en los lados. Estoy lista para decir un “no” sólido al deseo de comprar ropa de un tamaño más pequeño, pero a los zapatos de tonos beige les diré “sí”.

Además, resultó que probar ropa de nuevos estilos, colores y formas es verdaderamente necesario: es útil mirarse desde un ángulo diferente y comprender que algunos vestuarios también son muy adecuados para ti, y no solo para las modelos de las revistas de moda.

Bono: una selfi en el probador ayuda a evitar malas compras espontáneas

Las selfis en el vestidor son una forma ideal de evitar compras espontáneas, aquellas en las que adquirimos ropa que, a menudo, no nos queda bien. Al tomar fotos de cada vestuario nuevo podrás verte desde afuera y comprender si una prenda te queda bien o no. Y, en el caso de la selección de un vestuario nuevo, esto es una verdadera necesidad.

¿Tienes tus propios trucos para elegir ropa que puedas compartir con nosotros? Nos encantaría leerlos. ¡Te esperamos en la sección de comentarios!

121117
109k