Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Alimentos que no debes dar a tu gato aunque te lo pidan con toda su alma

Los gatos no pueden probar cosas dulces. Además, algunos alimentos no solo son insípidos para ellos, sino que también resultan peligrosos para su salud. Así que, aunque pensemos que estamos siendo buenos dueños, en realidad podríamos estar haciéndoles daño. Existen alimentos que son incluso venenosos para nuestros pequeños felinos y debemos estar atentos a ellos porque siempre es mejor prevenir que curar.

Genial.guru desea lo mejor para tus gatos y quiere que vivan una vida sana y larga, por lo que decidió contarte sobre los diez tipos de alimentos que debes evitar a la hora de darles de comer.

1. Leche y productos lácteos

La mayoría de los gatos adultos tienen intolerancia a la lactosa. Aunque les guste el sabor de la leche y de los productos lácteos, nunca debe dárseles de comer, son muy perjudiciales para el estómago. La ingestión de lácteos puede acarrear vómitos y diarreas. Si tu gato tiene sed, siempre agua.

2. Chocolate y dulces

El chocolate contiene dos ingredientes que pueden ser muy dañinos para los gatos: cafeína y teobromina, los cuales pueden ser fácilmente absorbidos por el cuerpo humano, pero no tanto por los felinos. En cuanto el gato come chocolate, los ingredientes se vuelven tóxicos para él y pueden provocar una insuficiencia hepática.

Tampoco se recomienda alimentar a nuestros gatos con dulces. Muchos de ellos están cargados de azúcar, que puede ser muy dañina para la salud de un gato, al igual que sucede con los humanos. Además, algunos dulces, aunque contengan edulcorantes en vez de azúcar, incluso pueden intoxicar a nuestros felinos y provocarles un atragantamiento.

3. Carne y pescado crudos

La carne y el pescado crudos pueden contener bacterias y parásitos que son resistentes a los antibióticos y pueden causar graves enfermedades. Su exceso de grasa también puede desembocar en una afección denominada pancreatitis, la cual deriva de una inflamación del páncreas.

4. Huevos crudos

Los huevos crudos nunca deben ofrecerse a los gatos. Mientras los huevos no están cocinados, pueden contener una bacteria adentro que puede afectar a sus intestinos. Además, la proteína que contienen los huevos crudos es muy difícil de absorber por los felinos, lo que puede causar un déficit vitamínico. Si quieres darle huevos a tu gato, aliméntalo con huevos duros y, preferiblemente, mezclados con su comida.

5. Cebolla, ajo y cebollino

Incluso una pequeña cantidad de estos vegetales puede ser muy peligrosa para los gatos. Comer cebollas, ajo y cebollino les hace desarrollar anemia hemolítica y sus glóbulos rojos se vuelven frágiles. En estos casos, los gatos pueden presentar dificultades respiratorias, dolor abdominal y tener la orina descolorida.

6. Uvas y pasas

Estos refrigerios saludables para los humanos pueden desencadenar serios problemas en nuestros gatos. Las uvas y las pasas son muy tóxicas para nuestras mascotas y pueden causar insuficiencia renal, que más tarde podría convertirse en enfermedades renales graves. Los motivos de esta reacción aún se desconocen.

7. Masa con levadura

El mayor problema de la masa con levadura es que, cuando se come cruda, puede aumentar su tamaño una vez ingerida, bloqueando así los intestinos. Además, después de la fermentación, la levadura genera azúcares que contienen alcohol, que puede ser muy tóxico para los gatos.

8. Frutos secos

Las nueces son muy ricas en grasa y pueden provocar que nuestros gatos ganen peso con facilidad. Los frutos secos contienen proteínas y grasas que son saludables para nosotros, los humanos, pero los gatos no pueden digerirlas fácilmente. Su alto nivel de grasas también puede desencadenar problemas estomacales y generar vómitos.

9. Setas

Debemos evitar dar setas a nuestros gatos. Aunque una pequeña cantidad de estas compradas en un supermercado puede no causar ningún daño, algunos tipos de setas contienen toxinas que pueden acarrear problemas graves en felinos. Siempre es mejor comprobar si un tipo específico de seta es apta para que nuestras mascotas las coman.

10. Tomates

Los tomates inmaduros, así como sus hojas y tallos, contienen una sustancia llamada tomatina que es muy tóxica para los gatos. La ingestión de la misma puede provocar vómitos, pupilas dilatadas, pérdida de apetito y otros síntomas más.

¿Hay alguna comida especial que tu gato siempre te reclame? Compártelo con nosotros en los comentarios.