Genial
Genial

10 Consejos para que tu perro deje de tirar de la correa cuando lo paseas

Amamos a nuestros perros, de eso no hay ninguna duda. Y no cambiaríamos nada de ellos... bueno, tal vez sí. Hay ciertos hábitos que resultan molestos y hasta problemáticos en algunos casos, por ejemplo, que tiren fuerte de la correa cuando los sacamos a pasear. ¡Pero tranquilos y tranquilas! Todo tiene solución. A veces solo basta con incorporar un par de cosas y modificar otras.

Genial.guru armó una lista de conceptos para tener en cuenta, para que puedas erradicar el mal hábito del tironeo y disfrutar de los paseos con tu mascota.

1. Excitación por salir

Hay varios factores que influyen a la hora de que el can tire de la correa al momento de pasear. Siempre es bueno identificarlos para llegar a una solución de manera más rápida y eficiente. La excitación por salir es de las causas más comunes, porque ¿qué perro no disfruta de un paseo? Lo bueno es que suele durar solo una parte del trayecto: entre 10 y 15 minutos, hasta que nuestra mascota se relaja y empieza a disfrutar.

Para solucionarlo, puedes probar tomar la correa como si fuesen a salir, tenerla contigo, y luego dejarla. Ignora la actitud del perro y repite unas cuantas veces al día. De esta manera, el can dejará de asociar la acción de tomar la correa con el momento de pasear.

2. Energía acumulada

En perros activos, jóvenes de edad, o que tienen mucha energía, es normal el tironeo. Primero debemos revisar la manera en que alimentamos a nuestro animal. Si ingiere mucho alimento (es decir, más calorías de las que puede quemar), tendrá energía de más. Para evitarlo, puedes regular su dieta o hacer ejercicio con tu mascota.

3. Ansiedad

Todo puede deberse a la ansiedad o a un estrés grave, y lo primero que debemos hacer es permitirle disfrutar del paseo. No debemos jalonear a nuestro perro, sino dejarlo olfatear y entretenerse con los distintos olores que encuentre en su camino, además de permitirle ejercitarse y jugar, ya sea yendo a un corral de perros o dando largas caminatas.

4. ¿Collar o pretal?

Si tu perro tira mucho de la correa, con el collar tiene más chances de lastimarse. Sin embargo, con un pretal, muchos canes tiran aún más, porque les da más fuerza para hacerlo. ¡Qué dilema! ¿Entonces? Existen los arneses antitiro o antitirones, diseñados específicamente para estos casos. Muchos de estos modelos cuentan con la opción de enganchar la correa por la espalda del perro, pero también por el frente, lo que permite que el tironeo disminuya considerablemente.

5. Paséalo el tiempo adecuado

Darle un paseo correcto a nuestro perro requiere de diversas cuestiones que deben cumplirse. Para comenzar, ten en cuenta el tiempo. Con respecto a un can adulto, es recomendable que los paseos duren entre 40 y 90 minutos. La cantidad dependerá de cada animal, pero en general suele bastar con 3 veces por día. También puedes hacer un buen paseo largo y luego algunos más cortos durante la jornada.

6. Utiliza una correa larga

Las hay de muchos tamaños, y para cada perro puede funcionar mejor una que otra. Pero en ninguno de los casos una correa corta es recomendable, ya que no le da al can la libertad que necesita para explorar el entorno sin dejar de ser controlado. Puedes tener una de 2 o 3 metros para los paseos por lugares con gran cantidad de gente y otra más larga, de 5 metros en adelante, para utilizar en parques o espacios abiertos.

7. Deja que el perro huela

Por más que a nosotros no nos resulte agradable ver a nuestra mascota olisqueando la orina y el excremento de otros canes, debemos entender que forma parte de su naturaleza. Ellas reciben así información del área donde viven, lo que las ayuda a relajarse. Así que permítele a tu perro disfrutar de su olfato sin presiones.

8. Deja que sociabilice

Es necesario para los perros relacionarse con otros de su especie, siempre y cuando nuestro can no sea agresivo y goce de esos encuentros. Un perro social disfruta de conocer y jugar con otros canes. Pero siempre ten en cuenta que pueden surgir conflictos, ya que todos los perros tienen su propio carácter.

9. Utiliza el refuerzo positivo

Siempre es mejor enseñarle y marcarle el camino correcto al perro a través de buenas actitudes y premios, en lugar de regañarlo o gritarle. Eso significa llevar regalos contigo durante un paseo y premiarlo por buenas actitudes, como sociabilizar de manera correcta con otros canes, no bajar a la calle y, para el caso, no tirar de la correa.

10. Enséñale a caminar a tu lado

Si nuestro amigo aprende a caminar a nuestro lado, el uso de la correa solo será una seguridad y desaparecerán los tirones. No es complicado, ya que los perros son animales muy inteligentes, pero sí requiere de tiempo, paciencia y persistencia.

  • Elige una palabra para darle la orden: “junto”, “cerca”, la que más te guste, pero que sea corta y concisa.

  • Parado, cuando el perro esté tranquilo, dile la palabra escogida y dale un premio. Antes de que se aleje, repite el término y dale otra recompensa. Una vez que lo hagas entre 5 y 10 veces, el can empezará a asociar la palabra con el premio.

  • Da pequeños pasos mientras sigues diciéndole “junto” y premiándolo cada vez que se acerque.

  • Toma un premio y escóndelo dentro de tu mano. Que tu perro lo olfatee, pero no se lo ofrezcas. Guíalo con tu extremidad por dónde debe caminar mientras le dices la palabra en reiteradas ocasiones. Antes de que se distraiga, debes felicitarlo y premiarlo.

Debes repetir este procedimiento todos los días hasta que asuma la orden, pero recuerda no tirar de la correa para que lo haga y hacerlo solamente durante los paseos, para que el perro relacione ambas cosas. También recuerda que no es responsable, por parte de los humanos, que un can pasee suelto, tanto por su seguridad como la de otros.

¿Tienes problemas al momento de pasear a tu mascota? ¿Qué has intentado para solucionarlo?

Compartir este artículo