Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Leyes sobre la protección de los animales que devuelven la fe en la humanidad

En muchos países, la protección de los animales ya ha adoptado forma legislativa desde hace décadas, y en algunos sitios, incluso siglos. Cada año se registran más y más enmiendas a las normas que están diseñadas para hacer que la vida de nuestros hermanos de cuatro patas sea más segura y confortable. Los países donde las leyes sobre protección animal no son palabras huecas que existen solo sobre el papel, demuestran una vez más que el mundo se mueve en la dirección correcta, protegiendo a los indefensos de las manos del hombre.

Genial.guru estudió aquellos países donde los derechos de los animales reciben más atención y el sistema de multas y sanciones funciona como un mecanismo bien establecido. Cierto es también que todavía existen lugares que están solo dando sus primeros pasos en el campo de la protección animal.

1. Nueva Zelanda reconoció oficialmente que los animales tienen sentimientos

En 2016, esta isla del Pacífico reconoció oficialmente que todos los animales son seres sensibles y están dotados de sentimientos. De ahora en adelante, en este país están prohibidos los estudios y experimentos con animales, así como es ilegal la caza y captura de los salvajes.

2. En Turín, el dueño de un perro se enfrenta a una multa si pasea a su mascota menos de 3 veces al día

En Italia, el maltrato a los animales supone pena de cárcel de 3 meses a un año o bien una multa de 3 000 a 15 000 euros. Si el animal falleció debido a este comportamiento, el período de encarcelamiento puede aumentarse hasta alcanzar los 2 años y la multa máxima no será de 15, sino de 30 mil euros.

En líneas generales, los residentes de esta zona tratan con mucha sensibilidad a estos amigos de cuatro patas, por lo que las autoridades están introduciendo leyes cada vez más estrictas en pro de la protección de los animales. Por ejemplo, en Turín, los dueños de perros que pasean a sus mascotas menos de 3 veces al día pueden ser multados con 500 euros. Y por las “obras maestras” no recogidas, sanciones de 700.

3. En Austria, cuando un matrimonio se divorcia, el juez decide con quién se quedará la mascota

Durante un divorcio en Austria, los animales son tratados por la Justicia del mismo modo que los hijos: el juez determina quién de los dos se queda con la mascota, atendiendo a los intereses de esta última. Austria no es una excepción y, al igual que otros países europeos, aplica un sistema de sanciones contra aquellos propietarios sin escrúpulos de animales. Si se descubren malos tratos al animal, al propietario se le impone una multa entre 2 000 y 7 500 euros, y si el incidente se repite, la cantidad de la sanción se duplicará.

4. En Alemania imponen una sanción de 25 000 euros por matar a un animal

Alemania se ha convertido en el primer estado del mundo que en su Constitución se compromete a proteger a los animales en el marco de la responsabilidad de las generaciones venideras. Además de cuestiones lógicas, se encuentran puntos innovadores en ella, que esperamos se cumplan. Por ejemplo, se prohíbe cortar el rabo y las orejas a muchas razas de perros.

Además, los alemanes se distinguen por albergar medidas sensatas como imponer una multa por un perro olvidado en un automóvil cerrado. En lo que respecta a los propietarios negligentes de mascotas y maltratadores, se prevén multas de 25 000 euros por deshacerse de un animal o sacrificarlo. Con frecuencia, estos propietarios son identificados gracias a las denuncias vecinales.

5. Oklahoma castiga a las personas que molestan a los perros

En Estados Unidos, las mascotas tienen que estar esterilizadas. En caso de no hacerlo, el propietario puede ser apercibido con una multa de 500 USD y condenado a realizar trabajos forzosos. En algunos estados encontramos leyes especiales: por ejemplo, en Alaska, los perros no pueden ser transportados en el techo de un automóvil, ni pueden pasearse con una cuerda atada al maletero. Y en Oklahoma se castiga a quien moleste o provoque a un perro.

En general, las leyes estadounidenses para proteger a los animales todavía quedan lejos de las europeas. Por ejemplo, en Estados Unidos, la venta ilegal de animales está en auge. Es un gran negocio de economía sumergida difícil de rastrear y, por lo tanto, difícil de garantizar la salud y buenas condiciones de los animales. En 2013, la ley sobre la protección de los derechos de los animales se enmendó para regular a los criadores que venden mascotas por Internet: ahora deben tener licencias y certificados.

6. En Grecia, el robo de un perro guía puede suponer un año de cárcel

En Grecia, el robo de una mascota puede conllevar a seis meses de prisión o una multa de 3 000 euros, y por el robo de un perro de caza o un perro guía, hasta un año y una multa de entre 5 y 8 mil euros. También está controlada la venta de los animales: la venta ilegal tiene una sanción de entre 5 y 15 mil euros y una pena de cárcel de hasta un año.

Además, los griegos aprecian a los animales recién nacidos: existe una ley que prohíbe la venta de mascotas con menos de 8 semanas de vida.

7. En Polonia, todos los animales sin hogar se llevan a un refugio

En Polonia, el que se encuentra con un gato o un perro perdido debe informar de eso a un refugio de animales, al departamento de bomberos, o bien a la policía. De este modo, el animal no permanecerá en la calle, sino que será enviado a un refugio. Posteriormente, sobre el animal encontrado se colocarán anuncios en las páginas oficiales de Internet para que el dueño pueda así encontrar a su mascota.

También en los últimos años los polacos comenzaron a luchar mediante leyes contra el tráfico ilegal de animales. Así, hoy día solo puedes comprar una mascota en los establecimientos oficiales.

8. No existen animales callejeros en los Países Bajos. Y todo gracias a los altos impuestos

Los Países Bajos se han convertido en el primer país donde no existen animales callejeros. Esto ha sido posible gracias a elevados impuestos por las mascotas, por lo que la decisión de tener una se sopesa más y de una manera responsable. El propietario tiene que pagar impuestos por su perro o gato, y si de repente se le ocurre, por ejemplo, echarlo del hogar, pronto tendrá noticias para comprobar si el animal sigue allí y le caerán multas al respecto. Los holandeses también hicieron modificaciones escrupulosas de sus leyes: por el maltrato de los animales, el delincuente pagará 17 mil euros y esto implica también una pena de prisión de hasta 3 años.

9. En Rusia está prohibido entregar mascotas de un refugio para pruebas de laboratorio

En Rusia, en 2018, se presentaron enmiendas a su ley de 2011 relativa a la tenencia responsable de animales. Además de las cuestiones comunes, cuenta con puntos importantes en ella que ojalá se cumplieran al 100 %. Por ejemplo, ahora está prohibida la propaganda de maltrato animal (tomar y subir fotos y videos a Internet), está prohibido trasladar las mascotas de un refugio para experimentar con ellas en laboratorios y no se puede capturar animales callejeros en presencia de menores, a menos que los animales constituyan un peligro público.

10. En el Reino Unido se prohíbe de por vida la tenencia de mascotas a quienes ya han sido condenados por maltrato

El Reino Unido está considerado un país cuyos ciudadanos aman y protegen con esmero a los animales. Esto se confirma indirectamente, por ejemplo, con la ley según la cual una persona condenada por maltrato animal se enfrenta a una prohibición de por vida para su tenencia. Existen otras sanciones: multas de hasta 20 000 libras esterlinas o una pena de prisión de hasta un año. Y en relación con la venta de mascotas, en 2006, se introdujo una enmienda a la ley que prohíbe a las personas dedicarse a la venta si no han superado los 16 años de edad.

¿Y qué leyes para la protección de los animales te gustaría introducir en todos los países del mundo?

Imagen de portada Eastnews