11 Animales que pueden adaptarse a departamentos pequeños y ser felices como mascotas

Las mascotas aportan mucho a nuestra vida: nos brindan compañía, diversión y, a veces, un tema del que hablar en nuestras redes sociales. Pero este cariño puede verse aparentemente imposibilitado si uno vive en departamentos pequeños en los que un animal no podría desenvolverse como quisiera. Pero ¿eso significa que no podemos tener un fiel amigo con nosotros? ¡Pues no!

Genial.guru ha creado para ti una lista con 11 animales que pueden adaptarse a un espacio pequeño cuando el corazón de su dueño es grande.

1. Peces

Cuando se trata de departamentos, probablemente los peces sean la primera opción de mascota, ya que viven en acuarios. Pero hay que tener en cuenta que la elección de la pecera no es un detalle menor, ya que cada especie necesita mayor o menor espacio, y agua a determinada temperatura.

Por ejemplo, en el caso de los peces dorados hay que asegurarse de que el agua esté en una temperatura entre los 15 º y 22 ºC para que se sientan cómodos en una pecera no menor de 100 litros. Si un acuario de ese tamaño es muy grande para tu departamento, puedes optar por otros peces, como los platy, que pueden vivir tranquilamente en un espacio que contenga 80 litros de agua y una temperatura alrededor de los 20 º y 26 ºC.

Si quieres tener más de un pez es importante entender que no todos los animales acuáticos se llevan bien. Dentro de la pecera hay un mundo en dónde algunas especies no son compatibles con otras. Por ejemplo, pese a ser pacíficos, los peces dorados son quisquillosos con su comida, por lo que convivir con un pez omnívoro, como el platy, dificultaría su cuidado. Sea cual sea el pez que elijas, no escatimes en accesorios como piedras y vegetación artificial para que se sienta como en su hogar.

2. Hámster

El hámster, además de ser una criatura miniatura adorable, se adapta muy bien a los departamentos pequeños. Pero ¡ten cuidado! No porque sea de tamaño reducido significa que su pecera también deba serlo. Estos animales necesitan moverse y sentirse cómodos, por lo que su espacio apropiado debe tener un tamaño aproximado de 60×50 centímetros. Equípalo con virutas, para que pueda hacer su nido, dormir y abrigarse, y no lo instales frente a una ventana con luz solar, ya que, si recibe Sol directo, correrá el peligro de sufrir un golpe de calor.

No olvides colocarle juguetes para que se ejercite, ya que los hámsteres suelen ser muy inquietos: quizás verlos correr hasta te motive a hacer ejercicio a ti también, ¿por qué no? Su dieta debe incluir cereales y vegetales, y ser baja en azúcar y grasas.

3. Conejillo de Indias

El conejillo de Indias se adapta perfectamente a los espacios cerrados. De hecho, es recomendable que no lo instales en el exterior, ya que le afectan las temperaturas extremas, y necesita tener cerca el aroma de su dueño para sentirse acompañado. Si la pecera del hámster debía ser grande, en el caso de este animal, la jaula debe serlo aún más, de unos dos metros y medio como mínimo para que esté cómodo.

En cuanto a su alimentación, la lista de cosas que puede comer no es para nada acotada: básicamente, descartando patatas y cebollas, consume todo tipo de vegetales. También césped, e incluso los tréboles son para él un manjar crujiente como la lechuga. También come alimentos secos como avena y maíz, y si nada de esto te ha parecido suficiente, puedes comprar comida balanceada especial para estas criaturas.

4. Conejo

Los conejos necesitan muchos cuidados y atenciones. De hecho, su jaula debe ser de unos 50×70 centímetros como mínimo, y, al igual que en los casos anteriores, evita que tenga contacto directo con los rayos del Sol. Entre los accesorios que su jaula debe tener es indispensable colocarle madera para roer (así puede desgastar sus dientes), alguna toalla o retazo de tela para cubrirse en las temperaturas bajas, y una bandeja o esquinero para hacer sus necesidades.

Los conejos deben ingerir constantemente heno y agua para lograr un correcto funcionamiento de sus intestinos, y, por su salud, debes limpiar sus excremento diariamente para evitar cualquier infección. Al margen de esto, su dieta incluye verduras como pepinos, hojas de zanahorias (cabe recalcar que lo saludable para ellos son las hojas, y no el vegetal en sí), orégano, menta, acelga y apio. Los alimentos que debes descartar de su dieta son ajo, cebolla y patatas.

Al adoptarlos, lo mejor es llevarlos a un veterinario para desparasitarlos y asesorarse correctamente sobre su alimentación, ya que no todos comen las mismas cantidades de alimento. Eso depende de su edad y contextura.

5. Cacatúa

Las cacatúas no solamente pueden salir de sus jaulas, sino que lo precisan para hacer ejercicio, así que, por un par de horas, deja que el ave pasee por la habitación. Es importante que tengas en cuenta que su jaula debe ser grande.

Las cacatúas son sensibles a los sonidos fuertes, así que deben estar en un lugar tranquilo sin mucho ruido de fondo. Por lo que, si tus vecinos son amantes de poner la música a todo volumen hasta hacer retumbar las paredes, quizás deberías considerar hablar con ellos... Tus tímpanos y mascota te lo agradecerán. Les gusta comer semillas, arroz, avena, girasoles, nueces y cacahuates. Puedes comprarle minerales para brindarle una dieta saludable que le permita vivir contigo alrededor de catorce años.

6. Loro

Los loros son animales muy inteligentes y sociables. Les gusta que les hablen y acaricien, así que no olvides darle a tu mascota una dosis de cariño diario para que se sienta querida. Si la cuidas, esta criatura puede vivir alrededor de 80 años. ¡Vaya! Eso es mucho tiempo. Mantén limpia su jaula y déjale una piedra para que pueda afilar su pico.

Su alimentación puede variar entre frutas, semillas e incluso insectos. No te asustes si un día estás solo en casa y escuchas a alguien hablar: los loros pueden hacer vocalizaciones humanas. Quizás deberías enseñarle a decir algunas palabras, sería muy divertido... Por ejemplo, que eres la persona más hermosa que conoce. No estaría mintiendo, ¿cierto?

7. Perros

Si puedes tener peces, conejos y aves, por supuesto que también puedes adoptar un perro. Pero, al hablar de los que son de raza, es conveniente asesorarse con un profesional, ya que todos tienen sus dietas y particularidades. En el caso de los chihuahuas, por ejemplo, les gusta comer mucho y de todo, así que hay que controlar las cantidades de comida que ingieren.

Ten en cuenta que, pese a que algunos canes se adaptan a espacios chicos, todos necesitan salir de paseo a diario. Los beagle, por ejemplo, son muy activos, por lo que debes jugar con ellos y darles largos paseos, ya que una caminata hasta la esquina no les será suficiente. Si no eres amigo del ejercicio, puedes llevarte bien con los pug, que, aunque deban pasear también, no deben hacer esfuerzo físico para agotarse, sino para mantenerse en forma y entretenidos.

Toda convivencia exige paciencia, y, en el caso de los chihuahua, hay que estar muy atentos, ya que son activos y, si no se los educa, pueden hacer destrozos en el hogar. En el caso de los beagle, tienen un poderoso sentido del olfato que a menudo desvía su atención cuando intentamos domesticarlos, por lo que su adiestramiento puede tomar mucho más tiempo que con resto de las razas.

8. Gatos

Los gatos no necesitan espacios grandes para ser felices, por lo que pueden ser buenos compañeros de convivencia en un departamento pequeño. Son algo quisquillosos con la comida y, en general, por salud no deben comer azúcar, sal, leche, café ni cebolla. No escatimes en juguetes para que estén activos, como pelotas, ratones y muñecos.

Si adoptas un gato de raza o callejero, recuerda desparasitarlo si ya tiene un mes de vida, y si lo recibes cuando es un bebé y no ha consumido leche materna, debes consultar a un profesional para que te asesore para suministrarle alimentación con calostro, con el fin de evitar cualquier enfermedad y fortalecer su sistema inmune.

9. Tortuga acuática

Por empezar, quizás sea importante aclarar que las tortugas tienen una vida longeva, así que, si quieres una, ten presente que, con un buen cuidado, podrá acompañarte hasta la vejez. En cuanto a la alimentación, en sitios especializados puedes conseguir comida para tortugas: una bebé come todos los días, mientras que una adulta lo hace tres veces por semana, debido a su metabolismo lento. Les gusta comer carne, pero necesitan vitaminas como calcio y fósforo, por lo que suplementos especiales pueden mezclarse con la comida que quieras darle.

La pecera en donde vaya a vivir debe ser grande, para que pueda moverse tranquilamente: la medida mínima debe promediarse en 40×20 centímetros, con una temperatura de agua entre 26 y 28 °C. Las tortugas necesitan Sol, y, de no poder ubicarlas en un sitio soleado, deberás colocarle luces con rayos UVA/ UVB que le permitan asimilar las vitaminas y minerales. Mantén limpia la pecera y ponle accesorios para que se sienta en su hogar.

10. Gecko

A los geckos les gusta la calidez, así que su terrario debe rondar entre los 25 º y 32 ºC de temperatura. Son noctámbulos y de fácil cuidado, pero oye, eso no significa que no necesiten tu atención. Controla que su sitio tenga plantas, piedras y una cueva (les gusta la intimidad).

En cuanto a su alimentación, todo depende de la especie del animal. Por lo general comen insectos como grillos y cucarachas, aunque también frutas. Asegúrate de que tu mascota consuma todos los nutrientes necesarios para su bienestar.

11. Iguana

Las iguanas son herbívoras, así que no ingieren carne: en cambio, les gusta comer verduras y frutas como uvas, hojas de diente de león, perejil, guisantes y zarzamoras. Su dieta debe ser tan variada como extenso es el listado de todo lo que pueden comer. Sin embargo, alimentos con muchos taninos, como las zanahorias y las cebollas, deben evitarse, o ser ingeridos en pequeñas dosis.

Su terrario debe medir entre 80×50 centímetros aproximadamente; con una temperatura regulada entre 27 º y 30 ºC. El interior debe tener un bebedero, rocas, plantas artificiales y un tubo fluorescente para que, con el calor, reciba vitamina D.

Recuerda que no importa qué mascota elijas, tu hogar también será el suyo, por lo que debes otorgarle todas las comodidades y un cuidado adecuado para mejorar su calidad de vida. Es importante que visites a un profesional para recibir especificaciones precisas sobre tu compañero.

Comparte en los comentarios una foto de tu mascota y alguna experiencia que hayas tenido viviendo con ella.

Compartir este artículo