Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Animales que pueden regenerarse a sí mismos

El reino animal posee especies sorprendentes, las cuales logran adaptarse a la vida en ecosistemas inhóspitos, a veces con poca comida y casi nada de agua. Sin embargo, la evolución fue dándoles a todos estos animales lo que a nosotros nos quitó... Patas más fuertes, pelajes más gruesos, colores más llamativos y un elemento fundamental: la regeneración de las partes perdidas. Ese particular atributo de supervivencia resulta indispensable para el desarrollo de muchas especies animales, pero solo algunas afortunadas lo poseen.

En Genial.guru queremos hablarte sobre algunas de estas fascinantes criaturas que cuentan con la habilidad de regenerar partes perdidas de su propio cuerpo, ¡incluyendo sus órganos!

1. Ciervo: puede regenerar sus cuernos

Anualmente, los ciervos pierden su cornamenta, la cual necesitan para defenderse y combatir contra otros ejemplares de su misma especie. Sin embargo, ellos pueden regenerarla en poco tiempo. Esta es una habilidad única entre mamíferos, ya que el ciervo reconstruye toda una parte de su cuerpo. Sus cuernos están hechos de hueso, pero también cubiertos por una delgada capa de piel. Y no solo eso, sino que el período de crecimiento de su cornamenta oscila entre los tres y los cuatro meses, ¡convirtiéndolo en uno de los tejidos vivos de más rápido crecimiento!

2. Murciélagos: algunos pueden regenerar sus alas

Las alas de los murciélagos poseen una membrana delgada que les da estabilidad y propulsión, lo que los convierte en el único mamífero capaz de volar. Sin embargo, muchos ejemplares de esta especie sufren daños en esa membrana, los cuales incluyen la aparición de agujeros. Actualmente están realizándose estudios para ver cómo influye el clima y el trabajo mismo de volar en la regeneración de esta membrana, pero lo cierto es que puede regenerarse a pesar de los daños, aunque el tiempo que toma ese proceso es largo, y, muchas veces, un murciélago adulto no consigue hacerlo.

3. Lagartos y lagartijas: pueden regenerar su cola después de perderla

Estos increíbles reptiles poseen una habilidad única: la regeneración de una extremidad completa de su cuerpo. Es bien conocido que lagartos, lagartijas y salamandras pueden desprender su cola cuando se encuentran en peligro, pero lo impresionante es que, en 60 días aproximadamente, mediante un proceso de reutilización de células madre, estos reptiles ponen todo su mecanismo celular a trabajar para restablecerse. Los científicos siguen estudiando a estos animales para dar con la clave para la restitución de órganos a base de estas células.

4. Planaria: el animal inmortal

Este gusano que se encuentra en aguas dulces tiene la capacidad de regenerarse a partir de células madre infinitamente, y es por eso que los científicos afirman que es “teóricamente inmortal”. Las células madre son las que se encargan del crecimiento y la recuperación de las heridas, por ejemplo, las que se nos producen cuando nos cortamos, nos caemos o estamos creciendo. Sin embargo, al activarse, se desgastan y van perdiendo su capacidad de dividirse, algo que no pasa con la planaria, la cual, si es cortada en trozos, puede engendrar un individuo nuevo de cada pedazo.

5. Pez cebra: puede regenerar su corazón

Cuando se sufre un infarto grave en el corazón de un mamífero, millones de células mueren y no se recuperan, por lo que el órgano queda parcialmente debilitado y lastimado. Esto no sucede con el pez cebra, el cual puede volver a poner su corazón en funcionamiento sin importar la cantidad de células que haya perdido. Los científicos ya están estudiando cómo esta habilidad puede usarse en los humanos.

6. Gusano cinta: puede regenerarse por completo desde una pequeña porción de tejido

Esta característica especie de gusanos puede regenerarse incluso si es partida a la mitad. Algunos miembros de esta familia, aunque no todos, hasta pueden regenerarse incluso si se les corta la cabeza. Lo más impresionante es que esta habilidad adquirida es bastante reciente, y no algo originario, como se creía en un principio.

7. Tiburones: poseen células que les permiten regenerar sus dientes ilimitadamente

Un tiburón no muere por la boca, eso es seguro. Su habilidad para cazar se mantiene intacta a lo largo de su vida, y es capaz de perder hasta 30 mil dientes hasta que muere, y de tener en su boca hasta 3 mil piezas dentales repartidas en varias filas.

8. Medusa media luna: revuelve partes existentes de su cuerpo para recuperar la simetría

Este extraordinario animal usa un método de sanación que no había sido estudiado hasta el momento. Tanto para desplazarse como para alimentarse, la medusa media luna necesita sí o sí de la simetría en todo su cuerpo, por lo que, cuando pierde tentáculos, reacomoda los que ya tiene para que queden perfectamente distribuidos alrededor de ella.

9. Ratón espinoso africano: puede regenerar completamente su piel

Este ratoncito tiene una habilidad de escape increíble: cuando es mordido, puede arrancarse la piel para escapar, llegando a perder hasta un 60 % de esta. Su sistema es muy complejo, y puede reconstruir desde tejidos y cartílagos hasta el orificio de sus orejas, recreando a la perfección la forma que estos tenían antes de ser dañados.

10. Lombrices: si son partidas en dos, son capaces de generar una nueva cola para sobrevivir

Es importante hacer una aclaración: las lombrices, al igual que muchos gusanos de tierra, pueden regenerar su cola, pero no su cabeza. Su anillo distintivo, llamado clitelio, diferencia la cabeza del resto del cuerpo, y solo si es cortada por detrás de ese anillo, la lombriz podrá regenerar una cola nueva.

11. Cangrejo: puede regenerar sus pinzas y patas

El cuerpo del cangrejo está pensado para regenerarse, y es más, no solo regenera las partes perdidas que se desprenden solas si están lesionadas para asegurar la buena reconstrucción de la extremidad, sino que, además, pueden cambiar todo su exoesqueleto.

12. Estrella de mar: puede generar sus extremidades

La estrella de mar puede ser de muchísimas especies distintas, y ¡algunas llagan a tener hasta 50 brazos! Además, no tienen cerebro ni cabeza, pero todo su cuerpo tiene células que recopilan información del lugar en el que están y memorizan los movimientos. Este animal no solo puede regenerar su parte seccionada, sino que un trozo cortado puede generar hasta un nuevo individuo.

13. Ajolotes: tienen la capacidad de reconstruirse casi por completo

Este extraño animal, que ahora puede verse más en peceras que en su hábitat natural, puede reconstruir tejidos, órganos e incluso toda la cabeza en tan solo unos días o semanas. Su poder regenerativo es realmente impresionante, y, mientras no se le corte la cabeza, puede regenerar completamente hasta la mitad de su cerebro.

Bono: la esperanza de la regeneración en humanos

Como animales que somos, nosotros también tenemos la posibilidad de regenerar nuestra piel y huesos, aunque no a gran escala. Sin embargo, los científicos han avanzado mucho en el tema, y se cree que el secreto de esta habilidad está en la capacidad de regeneración de las uñas. Aunque todavía nos falta mucho por descubrir, quienes investigan estos procesos todavía guardan alguna esperanza.

¿Cuál de estos animales te sorprendió más? ¿Qué piensas sobre la esperanza de los científicos con respecto a la regeneración humana? ¿Crees que, alguna vez, las personas podrán curarse como los ajolotes o los cangrejos? Comparte tus pensamientos con nosotros en la sección de comentarios.