13 Señales con las que tu perro podría estar diciéndote que se siente incómodo

Los humanos expresamos de diversas formas nuestra incomodidad: algunos nos mordemos las uñas, otros jugamos con nuestro cabello o parpadeamos excesivamente. Al igual que nosotros, los perros tienen su propia forma de comunicarles a otros sujetos que no se sienten cómodos con lo que está sucediendo. A esto, los entrenadores caninos llaman señales de apaciguamiento o calma.

Genial.guru cree que conocer estas señales es la mejor manera de calmar una situación antes de que nuestra mascota se sienta incómoda. Comprender sus códigos hará más fácil ayudarles o entenderles.

1. Girar la cabeza

El perro puede hacer un movimiento rápido girando la cabeza hacia un lado y hacia atrás, o manteniendo la cabeza hacia un lado durante algunos segundos. Puede ser un ligero movimiento o un movimiento más drástico: gira toda la cabeza sobre el costado o se da totalmente la vuelta, de modo que el lomo y la cola queden frente a aquel a quien el perro pretenda calmar.

2. Relamerse

Tu mascota puede lamerse los labios después de una comida deliciosa, pero también cuando se siente incómodo o ansioso. A veces, el movimiento de la lengua es tan rápido que resulta difícil darse cuenta, sin embargo, puedes buscar otras señales como: ojo de ballena (cuando se ve el blanco de sus ojos), orejas agachadas, cola doblada, pelo erizado, salivación, bostezos y jadeos.

3. Bostezar

El perro puede bostezar cuando tu voz suena enfadada, cuando hay gritos y discusiones en la familia, cuando está en el veterinario, cuando le pides que haga algo que no le apetece hacer y en muchas otras situaciones. Si no es la hora de la siesta, hay que prestar atención a esta señal que hacen los caninos para difuminar situaciones tensas y apaciguar a otros, incluidos sus humanos.

4. Olisquear el suelo

El contexto es importante para identificar esta señal, pues los perros olisquean todo el tiempo. Es su actividad favorita. De cualquier modo, algunas veces lo hacen para tratar de calmarse: mueven la nariz rápidamente hacia el suelo y hacia arriba otra vez o llegan a pegar la nariz al suelo y olfatean persistentemente durante varios minutos o hasta que el problema haya terminado.

5. Congelamiento

Los perros pueden detenerse y congelarse mientras están de pie, sentados o acostados. Usan esta señal para detener aquello que les parece un comportamiento agresivo de otro perro o un humano.

Una voz enojada de alguien que parece amenazador a menudo hará que un perro se congele para que la persona vuelva a comportarse con calma. Si el perro se siente amenazado, pero no ve escapatoria, puede congelarse. Para ayudarle, lo mejor es ofrecerle comodidad y seguridad, nunca se le debe obligar a moverse.

6. Agachar las orejas

Los peludos pueden poner sus orejas hacia atrás cuando están estresados. La clave es conocer cómo las coloca tu perro cuando está relajado (puede variar según la raza y su tipo de oreja). Una vez que identifiques cuál es su posición habitual, podrás notar cuando algo no ande bien.

7. Posición de juego

Bajar el cuerpo con las patas delanteras en una posición de reverencia puede ser una invitación al juego si tu perro mueve las patas de un lado a otro, pero si permanece quieto mientras se encuentra en la misma posición, entonces lo que busca es calmar a alguien.

Por ejemplo: tu mascota puede adoptar esta posición cuando quiere hacerse amiga de otro perro que está un poco escéptico con ella o un poco nervioso. También puede usarla cuando se encuentra con otro animal con el que no se siente muy seguro.

8. Agitarse o sacudirse

Los lomitos a menudo se sacuden después de que lo acaricias o durante un juego brusco. Probablemente esta liberación de estrés los ayuda a relajarse un poco. Si tu perro siempre se está sacudiendo después de que lo acaricias, probablemente no le guste la forma en que lo estás haciendo.

9. Ponerse boca arriba

Para un perro, acostarse con la barriga pegada al suelo es un acto de calma. Tu perro puede usarlo como cachorro cuando el juego se vuelve demasiado brusco, o como adulto cuando los pequeños parecen tenerle miedo. Cuando los perros se cansan durante el juego y quieren que los demás se calmen, también pueden adoptar esta posición.

10. Caminar despacio

La velocidad es vista como algo amenazante por muchos perros. Por tanto, cuando ven que otro perro o un humano se acercan muy rápido, ellos tratan de detenerlos. Su mecanismo de defensa es moverse lentamente. Si algún día ves que tu mascota te responde así, trata de actuar igual y muévete lentamente, incluso más lento que ella. Tu respuesta le indicará que comprendes su inseguridad y que puede confiar en ti.

11. Jadeo excesivo

El jadeo es la herramienta que utilizan los perros para expulsar el calor del cuerpo. Esto es normal cuando están en temperaturas altas o acaban de ejercitarse. Si tu perro empieza a jadear en exceso, pon atención, te puede estar avisando que la situación en la que está no es para nada cómoda para él.

12. Se agacha

Por lo regular, los canes se agachan cuando tienen miedo. También pueden arquear la espalda o simplemente bajar la cabeza. De esta forma tratan de ser más pequeños y menos amenazantes.

13. Ojo de ballena

El ojo de ballena es cuando un perro muestra el blanco de los ojos y es un indicador de que se siente ansioso o estresado en una situación. Es posible que puedas ver sus ojos así cuando algo lo incomoda, como cuando un perro se le acerca o cuando tiene miedo de que alguien le robe un hueso o un juguete.

Estas son solo algunas de las señales de calma que puede mostrar un perro. Esto no quiere que todos deben mostrar las mismas. Cada perro es un mundo y dependerá del contexto en el que estén para poder descifrar mejor su comportamiento.

¿Qué hace tu amigo de cuatro patas cuando se siente incómodo?, ¿qué situaciones lo ponen nervioso? Cuéntanos.

Compartir este artículo