Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Criaturas inverosímiles del mundo marino que no parecen de nuestro planeta

La profundidad de los océanos esconde maravillosos secretos y criaturas. Sin embargo, con la tecnología, los secretos se hacen cada vez menos y eso nos permite ir descubriendo de a poco un nuevo mundo, plasmado de criaturas fantásticas que bien podrían ser sacadas de una película animada. Colores extraordinarios, criaturas super pequeñas (y también monstruosamente grandes), y tanto por explorar y conocer,

Genial.guru te invita a que disfrutes de estas criaturas no tan conocidas que abundan bajo el agua y sus maravillosos encantos.

1. Cangrejo ermitaño Diogenes heteropsammicola

Momoko Igawa y Makoto Kato, de la universidad de Kyoto en Japón, descubrieron en las aguas de las islas japonesas Amami este cangrejo ermitaño. Es único debido a que usa corales vivientes como caparazones. Comúnmente los crustáceos reemplazan su caparazón a medida que van creciendo, pero esta especie en la primera en utilizar corales solitarios en su lugar.

2. Botón Azul

Obviamente, no es en realidad un botón. Su nombre real es Porpita Porpita y suele verse en el mediterráneo. Lejos está de ser una medusa, como algunas personas pueden pensar a simple vista, sino que se trata de una colonia de animales. Es un conjunto de distintos animales que conviven y cada uno desempeña una función en particular, como la alimentación o la reproducción.

3. Pez pipa fantasma

Solenostomus cyanopterus, mejor conocido como Pez Pipa Fantasma, puede camuflarse en diferentes espacios, cambiando su coloración acorde al entorno en el cual se encuentre. Es muy difícil de advertir por los depredadores. Se ha descubierto que para cambiar su coloración, el proceso puede demorar unas 36 horas. Puede encontrarse en aguas tropicales de los océanos Índico y Pacífico.

4. Dragón azul

Pertenece a la familia de las babosas y su nombre científico es Glaucus atlanticus. Mide entre 3 y 4 centímetros de largo y se puede encontrar en varios mares del mundo, mientras sea en aguas templadas o tropicales. Si bien viven a mar abierto, la corriente puede arrastrarlas hacia la orilla, así que no te asustes si algún día la encuentras en una playa.

5. Pez Mandarín

El pez mandarín (Synchiropus splendidus) es nativo del océano pacífico y habita en los espacios entre las Islas Ryukyu hasta el sur de Australia. Es muy popular en los acuarios por su resistencia a diversas enfermedades. Esto se debe a que en lugar de las comunes escamas, tienen una especie de baba que repele las enfermedades y a muchos depredadores.

6. Pez Cofre Manchado

El Pez Cofre Manchado (Ostracion meleagris) se puede hallar en los océanos Índico y Pacífico. Se puede encontrar en arrecifes de una profundidad de 1 metro a 30 metros. Puede crecer hasta 25 centímetros. El macho y la hembra difieren por sus colores: el macho es negro con manchas blancas, mientras que las hembras y los jóvenes son de un marrón oscuro con puntos blancos.

7. Pez cofre

Los peces cofre se destacan por su forma cuadrada, tienen una gran variedad de colores y nadan a forma de remo. Se los puede encontrar en los océanos Índico y Pacífico como también en el Atlántico. Sus movimientos son más lentos y limitados por su contextura: sus escamas están fusionadas a un caparazón sólido (con forma de una caja) del que sobresalen las aletas y la cola.

8. Pulpo manta

Los pulpo manta viven en aguas tropicales y deben su nombre a las membranas (que se ven en las hembras) que pueden desplegar de dos de sus tentáculos. Se cree que sirve como mecanismo de defensa. Las hembras pueden llegar a medir dos metros, mientras que los machos más pequeños pueden ser de apenas unos centímetros.

9. Liebre marina

Científicamente conocida como Aplysia punctata, este tipo de liebre de mar suele encontrarse en Europa, específicamente en el noreste del océano Atlántico, desde Groenlandia hasta Noruega y también en el Mar Mediterráneo. Puede llegar a medir unos 20 centímetros y viven solamente un año.

Esta especie, a diferencia de otras, no tiene la capacidad de nadar. Se traslada utilizando su pie sobre el suelo o plantas marinas. Cuando se siente en peligro segrega, a través de glándulas en su piel, un líquido blanco/violeta. Además puede camuflarse, ya que adoptan el color de las plantas que consumen.

10. Nudibranquios

Los nudibranquios también son conocidos como babosas de mar o por su nombre científico “Nudibranchia”, que significa “con las branquias al desnudo”. Muestran colores muy distintos y llamativos. Para respirar utilizan sus branquias, que tienen diferentes formas y se pueden encontrar en varias zonas del cuerpo.

11. Iguana Marina

Parece un dinosaurio, pero no lo es. Es una iguana marina, única especie de su género y es endémica de las Islas Galápagos. Se alimenta casi en exclusiva de algas marinas: los machos (pueden alcanzar 1,3 metros de largo) nadan para encontrarlas, mientras que las hembras, que son más pequeñas, y las crías, esperan a que baje la marea.

12. Pez de oveja asiático

Nativo del oeste del océano Pacífico, también conocido como Pez Kobudai, solo puede encontrarse en la península de Corea, China, Japón y las Islas Ogasawara. Puede llegar a medir 100 centímetros y el récord de peso registrado es de 14.7 kg. Es un pez hermafrodita, lo que significa que tiene órganos tanto femeninos como masculinos y pueden cambiar de sexo durante su existencia.

13. Ctenóforos

Se caracterizan por tener las células “coloblastos”, las cuales son las encargadas de producir una sustancia pegajosa que utilizan para atrapar presas. Si bien no son muy populares, abundan en los mares de todo el mundo y pueden parecer una medusa como también gusanos aplanados. Tienen la posibilidad de vivir tanto en la superficie como en la profundidad, llegando hasta 3 000 metros o más.

14. Calamar Gigante

Este tipo de calamares suelen encontrarse en la profundidad del océano y pueden alcanzan medidas extraordinarias. Estiman que el máximo para los machos es de 10 metros, mientras que para las hembras es de 14 metros. Uno de los mayores encontrados fue una hembra de 18 metros de largo hallada en Nueva Zelanda en 1887.

15. Ángel de mar

El ángel de mar es un pterópodo, que es un caracol marino pelágico o babosa marina que nada libremente, y se divide en dos especies: con caparazón o sin él. El ángel de mar no tiene caparazón, pero se alimenta exclusivamente de su par con caparazón, la Mariposa de mar. Además, en su fisonomía, se destaca que sus aletas a los costados parecen alas.

¿Conoces algún otro animal de las profundidades que te haya fascinado? ¿Cuál es y por qué llamó tu atención?

Compartir este artículo