Genial
Genial

18 Personas que estaban totalmente en contra de “tener estas mascotas” y que ahora no pueden vivir sin ellas

Hace poco publicamos una recopilación de personas que no querían tener ningún animal en sus hogares. Pero una vez que vieron y jugaron con estas criaturas peludas, pasaron de “no habrá animales en esta casa” a “¡no puedo vivir sin mi gato / perro!”. Ese artículo recibió muchas respuestas y nuestros lectores compartieron historias similares. Incluso publicaron fotos con sus queridas mascotas. ¡Hubo tantos comentarios que no pudimos evitar hacer otro artículo sobre el mismo tema!

Así que, sin más preámbulos, Genial.guru quiere publicar las historias de nuestros lectores que ni siquiera consideraron tener un gato o un perro ¡y ahora los quieren tanto que duermen en las mismas camas que ellos!

“Nada de gatos, decía mi mamá, y ahora me cuenta lo que comió y cómo pasaron el día”

“Este perro nunca dormirá con nosotros en la cama”, decía y luego él mismo le enseñó a dormir allí

“¡Siempre he dicho que no habrá un gato en mi casa!”

Él decía que un perro debe vivir en una caseta en la calle

Sus palabras eran: “¡No habrá ningún animal!”

“Mi marido estaba categóricamente en contra de tener perros, diciendo que eran salivosos. Y ahora me manda fotos conjuntas con el perro cada vez que trabaja en casa”

“Tenía miedo y no me gustaban los gatos desde la infancia. Hace 10 años una amiga me regaló un gato persa. Ahora nuestro gato es como un segundo hijo para nosotros”

“Odio a los perros”, decía

“Mi esposo decía que un gato no tiene que estar en un apartamento, y ahora parece que lo ama más que a mí”

“Él estaba muy en contra de tener un gato. ¡Ahora es el amor para toda la vida!”

“Mi esposo me permitió tener un perro y dijo que nunca se iba a acercar a él. Desde el primer día fue amor. Creo que él ama al perro más que a nuestros hijos”

“Durante 5 años insistí a mi marido para tener un gato. Ahora el gato ama a mi marido más que a mí, y mi marido se llama a sí mismo ‘el gato superior’”

“Mi esposo realmente quería tener un perro, pero me resistí por mucho tiempo. Ahora tenemos este milagro, y no sé cómo habría sobrevivido los tiempos difíciles sin él”

“¡Mi esposo no podía imaginar tener un animal en un apartamento, especialmente un gato! Ahora a veces me parece que ama a nuestro gato incluso más que a mí”

“Mi esposo no quería tener un gato hasta que el gatito de un vecino llegó a nuestra casa. Lo acariciamos y lo disfrutamos muchísimo. Al día siguiente fui al refuigio. Aquí está nuestra Blanca Nieves”

“No quería ningún animal en casa. ¡Pero ella es tan cordial! Y luego aparecieron 2 gatos más. Vivimos bien todos juntos”

“Mi esposo decía que los gatos deberían vivir en la calle. Pero apareció un gato del refugio, y parece que mi marido se volvió loco, se convirtió en su propia madre. El gato ya ha crecido y mi marido lo sigue cuidando como si fuera su hijo”

“Me pasó lo mismo”

Algunas historias más de nuestros lectores

  • Mi marido siempre creía que un perro estaba por encima de la rodilla, y todo el resto era un malentendido. Un día traje un spitz a casa... Ahora mi esposo va al mercado a comprar el mejor cordero para el perro, lo lleva al mejor peluquero y le dio su manta, porque le pareció que al perro le había gustado.
  • “Nunca tendremos animales”, decía mi esposa 4 perros y 3 gatos atrás.
  • Toda mi vida odié a los gatos y adoraba a los perros. Y mi esposo estaba en contra de cualquier animal en la casa. Hasta que tuvimos una hija... una fanática de los gatos. Apenas aprendió a hablar, ella comenzó a rogarnos tener un gatito. Nos resistimos durante tres años y al final decidimos tener una. ¿Y qué pasa ahora? Tenemos 2 gatas, duermen con nosotros y... Sí, no puedo levantarme si una de ellas está en mi regazo. Mis diosas...
  • Ahora tengo una gata que no quise y no busqué. En realidad, amo a los perros y estaba buscando un cachorro de raza pequeño. Pero un día esta gata se perdió y lloró debajo de mi balcón durante 2 días, y afuera hacía mucho frío... Bueno, mi corazón no podía decir “no importa”, especialmente cuando se quedó atascada en la puerta de un galpón... Mi hijo la sacó de allí y la trajo ... Ahora ella me persigue, persigue a mi hijo también, le traemos alimento apenas escuchamos su maullido, ella duerme sobre mi almohada... No es todo. Mi esposo se preguntaba por qué ella no corría tras él, y ahora él también está buscando su atención.
  • Mi esposo durante muchos años no quiso ni escuchar sobre tener un perro en casa. Ahora discutimos quién va a pasear a nuestro beagle. Los dos lo queremos hacer. Y a menudo duermen juntos.
  • Mi esposo no quería tener animales... Y encontré un gatito... Un gatito negro común... Bueno, hubo un gran escándalo de su parte. Y ahora vuelve del trabajo y llama: “Hijo, ven aquí, ha llegado el papá”. Cada vez me causa risa.

¿Ha pasado algo parecido a tus seres queridos? ¿O tal vez tú mismo no querías tener una mascota que ahora adoras? Cuéntanos en los comentarios.

Imagen de portada Olesja Ivanson / facebook
Genial/Animales/18 Personas que estaban totalmente en contra de “tener estas mascotas” y que ahora no pueden vivir sin ellas
Compartir este artículo