Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20+ Ranas que sorprenden tanto por sus colores como por sus habilidades

En el mundo animal hay miles y miles de especies, y cada una tiene algo que las distingue y las hace únicas. Si de la familia de los ránidos hablamos, podemos encontrar en cada subtipo detalles que solo la mano de la madre naturaleza puede dar. Ejemplos de eso son la rana dardo dorada, que en su brillantez advierte a sus depredadores del peligro que conlleva enfrentarla, o la rana mono encerada, la cual, pese a su lentitud y nula capacidad de salto, trepa en árboles y sobrevive en ambientes hostiles, o la rana goliat, que con sus 3 kilos de peso y su piel verde musgo logra camuflarse y resistir los ataques en su hábitat.

En Genial.guru nos llamaron mucho la atención estos anfibios, por lo que realizamos una lista de las ranas más peculiares que habitan en nuestro mundo para compartirla contigo.

1. Rana dardo dorada

Este anfibio se encuentra en la costa pacífica de Colombia y Panamá. Actualmente es considerado el vertebrado más venenoso del mundo, y su brillante color tiene la función de advertirles a sus depredadores de su toxicidad.

2. Rana tomate de Madagascar

Como su nombre lo indica, estas ranas son endémicas de Madagascar. Su color oscila entre un marrón anaranjado, naranja y rojo, pigmentación que advierte sobre su toxicidad. A diferencia de la rana dardo dorada, esta especie no es letal, sino que genera en sus depredadores una especie de desgano que evita que terminen convirtiéndolas en su alimento.

3. Rana arlequín

La rana arlequín puede encontrarse en los bosques tropicales húmedos de la región del Pacífico, en el occidente de Ecuador y Colombia. Esta especie llama la atención por las manchas coloridas de su piel, las cuales pueden ser anaranjadas, amarillas, rojas, blancas o azules, sobre negro brillante, marrón o azul.

Cuando este anfibio es sometido a estrés, secreta un veneno que puede causar parálisis respiratoria. Esta sustancia, que tiene la particularidad de bloquear la transmisión neuromuscular, es utilizada en investigaciones para ciertos medicamentos.

4. Rana mono encerada

Esta particular especie es nativa del Chaco de Argentina, Bolivia y Paraguay, pudiéndose encontrar también en ciertas zonas de Brasil. Son lentas y no saltan, sino que se desplazan caminando. Además, trepan enganchando los extremos de sus dedos a zonas rugosas o aferrándose a pequeñas ramas de árboles y arbustos, sitios donde pasan la mayor parte de su tiempo.

A través de su piel (de color verde y con algunas manchitas blancas) segregan un veneno similar a una cera, sustancia que las ayuda a sobrevivir en un ambiente tan hostil y que contrarresta su poca o nula movilidad.

5. Rana flecha azul

Habita en el sur de Surinam, en la sabana de Sipaliwini, y también a lo largo de la frontera de Brasil, país vecino, en altitudes de entre 300 y 400 metros sobre el nivel del mar. Esta especie es predominantemente azul (aunque el tono puede variar entre individuos), con manchas negras, y es la segunda rana más venenosa del mundo, ubicándose por detrás de la dardo dorada.

6. Rana goliat

Esta especie se encuentra en el sudoeste de Camerún y en Guinea Ecuatorial continental, y se distingue por ser la rana más grande del mundo, ya que puede medir entre 17 y 32 centímetros de longitud, y pesar entre 600 gramos y 3,25 kilos.

Este enorme anfibio tiene una coloración verdosa que lo ayuda a camuflarse en las rocas cubiertas de musgo. Gracias a esto, tienen muy pocos oponentes en la naturaleza.

7. Oophaga lehmanni

Esta especie es endémica de Colombia, pudiéndose encontrar específicamente en las vertientes de poniente de la cordillera Occidental en Valle del Cauca y en Chocó. Su piel suele tener dos colores, uno llamativo (naranja o rojo), y otro más bien oscuro (negro o marrón).

Actualmente, esta rana se encuentra en peligro crítico de extinción debido a varias razones: su utilización para investigaciones farmacéuticas, su caza para su posterior venta ilegal como mascota exótica y la destrucción de su hábitat por la expansión de la agricultura.

8. Hyloscirtus Hillisi

Esta especie fue descubierta recientemente, en 2018, en una montaña en la cordillera del Cóndor, en los Andes. Esta rana de árbol de color marrón con puntos amarillos tiene la particularidad de tener un remanente óseo en la base del pulgar llamado “prepólex”, algo que el resto de los anfibios ha perdido con la evolución. En esta especie, está desarrollado en forma de garra, y se especula que sirve a la hora de defenderse.

9. Dendropsophus kubricki

Esta rana recientemente descubierta en la selva amazónica le debe su nombre al famoso director de cine Stanley Kubrick. ¿Él tuvo algo que ver en su hallazgo? Para nada. Los científicos que hallaron a este anfibio notaron unas manchas naranjas debajo de sus patas y eso les recordó a La naranja mecánica, una de las películas más famosas de Kubrick.

10. Rana de cristal

Estos anuros se originaron y distribuyeron en Sudamérica y Centroamérica. La mayoría de las especies presenta un color dorsal verde claro, pero algunos miembros de la familia tienen una piel ventral casi transparente, a través de la cual puede verse su corazón, hígado, estómago e intestinos.

11. Odorrana chloronota

Este anuro pertenece a la familia Odorrana, proveniente de Asia. A esta especie se la puede encontrar entre los 100 y 1900 metros de altitud en Birmania, Camboya, el este y sur de China, el noroeste de India, Laos, Tailandia y Vietnam. Su piel tiene colores muy marcados, yendo desde un verde claro en su parte dorsal hasta un marrón que se degrada desde una línea muy oscura hasta volverse pálido en el vientre.

12. Ameerega trivittata

Esta especie, también conocida como rana venenosa de tres rayas, puede encontrarse a lo largo de la cuenca del río Amazonas. Tienen la característica de ser diurnas y poseen coloraciones brillantes (verde, naranja o amarillo) que advierten a sus depredadores de su alta toxicidad.

13. Adelphobates galactonotus

Esta especie de anfibio anuro es endémica de Brasil y habita en los estados de Pará, Maranhão y Tocantins. Sus variantes más conocidas son de color negro en la parte inferior y amarillas, naranjas o rojas en la parte superior. De todas maneras, su tonalidad es extremadamente variable.

14. Excidobates mysteriosus

Esta venenosa ranita es endémica de la cordillera del Cóndor en Cajamarca, Perú, y habita bosques de entre 900 y 1100 metros de altitud. Mayormente es de color negro o marrón oscuro, con manchas blancas por todo el cuerpo.

15. Nyctibatrachus pulivijayani

Esta rana de hábitos nocturnos es endémica de los Ghats occidentales, cadena montañosa ubicada en la India. Tiene la particularidad de ser más pequeña que una uña humana, siendo una de las ranas más diminutas del mundo. El dorso de esta especie es de color marrón claro o con tintes plateados, y tiene manchas marrones oscuras prominentes.

16. Rana dorada de Panamá

Como su nombre lo indica, esta pequeña especie es endémica de Panamá, específicamente de El Valle de Antón y del Parque Nacional Altos de Campana, provincias de Coclé y Panamá Oeste. El color de su piel puede variar entre un amarillo verdoso y un dorado brillante, pudiendo exhibir, en algunos casos, manchas negras en la espalda y en las piernas.

17. Rana deslizadora

También conocida como “rana del Chocó”, se distribuye ampliamente en tierras húmedas bajas de Costa Rica, Panamá, zona pacífica de Colombia y noroeste de Ecuador. Esta especie tiene la característica de ser nocturna y es muy poco visible debido a sus hábitos arbóreos.

18. Rana arborícola verde de Australia

También conocida como “rana arborícola de White” o “rana arborícola rechoncha”, esta especie es nativa de Australia y Nueva Guinea, con poblaciones introducidas en Nueva Zelanda y Estados Unidos. Es de gran tamaño si se la compara con los otros anuros australianos, ya que llega a medir 10 centímetros de largo. Su piel varía según la temperatura y el color de su entorno, pudiendo ser desde marrón a verde. Además, su zona baja, la superficie ventral, es blanca. También posee manchitas blancas que, con el pasar de los años, incrementan en cantidad a lo largo de su cuerpo.

19. Ranita venenosa punteada

Este anfibio es endémico de las cercanías de Falan, al norte del departamento del Tolima, Colombia. Dentro de sus particularidades se encuentran la de tener su primer y segundo dedo del pie fusionados, y poseer una piel de color negro brillante o marrón oscuro con manchas rojas, naranjas o amarillas en todo su cuerpo.

20. Epipedobates tricolor

Esta especie de rana venenosa es endémica de la provincia de Bolívar, en Ecuador. Es bastante pequeña, del tamaño de una moneda aproximadamente, y su piel tiene un color café oscuro de base, con líneas amarillentas que atraviesan casi todo su cuerpo y algunas manchas del mismo tono en su vientre.

21. Ranitomeya amazónica

Esta rana de exótica coloración fue descubierta en 1999, en los bosques húmedos de tierras bajas del Amazonas. Su tamaño oscila entre los 16 y 19 milímetros, siendo la hembra más grande que el macho. Su color de base es negro brillante, con un tono similar al del fuego en su cabeza y un estampado azul brillante en sus patas.

22. Rana flecha roja

Esta especie de rana venenosa está distribuida por la vertiente caribeña desde el este de Nicaragua, Costa Rica, y hasta el oeste de Panamá (incluyendo algunas zonas del archipiélago de Bocas del Toro). Su piel varía según la zona, ya que, por ejemplo, en Bocas del Toro presenta varias coloraciones, mientras que en Costa Rica y Nicaragua son mayormente de color rojo con manchas negras. También se las puede encontrar de un solo tono (rojo, naranja o beige).

Su piel llamativa advierte a sus depredadores de que posee un potente veneno neurotóxico, sustancia que principalmente toma de los insectos que consume.

¿Qué te parecieron estos anfibios? ¿Tendrías uno como mascota? ¿O te generan sensaciones encontradas? ¡Cuéntanos en la sección de comentarios!