Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

25 Gatos que insisten en acurrucarse en espacios un tanto “extraños”

No importa si le compramos la mejor cama, la manta más suave o el almohadón más mullido. El gato va a preferir el lugar más intrincado de la casa para acurrucarse. Al menos para nosotros, esos rincones parecen ser cualquier cosa menos cómodos, pero ellos entienden la vida de otra manera.

Genial.guru no deja de maravillarse de la flexibilidad que tiene los mininos para meterse en sitios tan extraños, y encima poder dormir una siesta envidiable dentro de ellos... como prueban los protagonistas de la siguiente recopilación de fotos que encontró en la red.

1. Solo quería probar si encajaba, pero no

2. “¿Estás seguro de que el esmoquin va con esos zapatos?”

3. Casi, casi lo logra

4. “Ella encaja perfectamente”

5. “Así se recuesta nuestro gatito de casi 3 meses, Arlo”

6. La caja es pequeña, ¿y qué?

7. “Acabo de comprar el cuenco. Por supuesto que él necesita probarlo primero”

8. “Vamos a trabajar juntos”

9. “Tuve que probar las nuevas ollas y sartenes de mamá”

10. “Oh, compraste las servilletas de felpa extra”

11. Cierra el cajón y déjame seguir durmiendo...

12. Si entra la cabeza entra todo el cuerpo, decían

13. “Ahora este auto viene con un GPS real”

14. “Una recopilación de mi gato sentado en todo menos en su cama”

15. “Mi pequeño Leonardo tiene mucha personalidad (y muchos lugares poco convencionales para acurrucarse)”

16. “Mi mamá solo estaba tratando de disfrutar de su cena”

17. Creo que este es un buen lugar para mí

18. “Él está haciendo su mejor esfuerzo”

19. “Kobe decidió que el gabinete necesitaba una revisión de asiento ✅ Encaja, así que se sienta 😅”

20. Despiértenme antes de cocinar

21. “¿Qué quieres decir con ’ahí es donde va el cajón’?”

22. Pero... yo quería una bebida

23. El agua del gato se ve un tanto extraña

24. Si quepo, me siento. Si me derrito, duermo

25. Pues sí, estoy cómodo así

¿En qué lugares extraños le gusta acurrucarse a tu mascota? ¡Queremos verla!

Compartir este artículo