Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Síntomas de que tu perro tiene fiebre (y qué puedes hacer mientras esperas al veterinario)

Cuando se trata de saber si una persona tiene fiebre, el tema es de lo más sencillo. No hacen falta siquiera señales: recurrimos al termómetro, el cual es capaz de indicar fácilmente lo que sucede con sus números. Sin embargo, con nuestros cachorritos es distinto, ya que utilizar termómetros de mascotas es más complejo. Es por ello que debemos prestar atención a las señales que la fiebre presenta en ellos, para poder detectar a tiempo si se encuentran enfermos y acudir al veterinario lo antes posible.

Genial.guru quiere compartir contigo algunos síntomas que te permitirán saber si tu perro tiene fiebre.

1. Tiene los ojos rojos

Los ojos de los perros deben verse desde cerca bien claros y relucientes, ya que eso demuestra que están saludables. Por el contrario, si se ven rojizos y además están acompañados por una mirada cansada, es probable que el animal tenga fiebre.

2. Parece tener muy poca energía

Tal como sucede con los humanos, la fiebre ataca al cuerpo y lo debilita. El perro es un animal que tiende a estar activo, caminando por el hogar, intentando conseguir a un amigo que lo acaricie o que juegue con él. Por eso, si se lo nota muy exhausto y con pocas ganas de comunicarse o interactuar, es muy importante tomar en cuenta esa actitud como un síntoma de fiebre.

3. Ha perdido el apetito

Junto con el cansancio, la pérdida de apetito es una de las señales más comunes de que algo no está bien. Intenta ofrecerle comida y jugar con él. Si notas que no hay respuesta de su parte ante muchos estímulos y que apenas toca su comida preferida, considera tomarle la fiebre.

4. Tiene las orejas y la nariz calientes

Uno de los lugares que toma más calor en el cuerpo del cachorro es la nariz. Como señales de una buena salud, esta debe hallarse limpia, fresca y humectada. Una nariz muy caliente y poco húmeda puede ser un síntoma de fiebre. Otro lugar a controlar son las orejas, las cuales no deberían superar el calor general del cuerpo.

5. Está temblando

Los perros tienden a temblar frente a situaciones estresantes, por ejemplo, cuando hay mucha gente en su hogar habitual. En estos casos no hay por qué alarmarse, dado que se trata de una reacción común ante la ansiedad. Sin embargo, si el temblor se combina con un rostro cansado, agobio físico y algunas de las señales ya mencionadas, lo mejor será llamar al veterinario.

6. Tiene tos

Para que el cachorro tosa llamativamente debe tener alguna clase de infección o inflamación interna. Estas dos condiciones provocan que la temperatura corporal suba, ya que la fiebre busca combatir las bacterias malas. Si la tos persiste, es importante recurrir a un profesional.

7. Ha vomitado

Que un perro vomite es algo que, como dueños, estamos bastante acostumbrados a ver. Ya sea por un malestar estomacal o porque comió algo que no debía ingerir, no hay de qué preocuparse. El conflicto nace cuando vemos que el vómito se vuelve más común y, además, notamos que el cachorro ha comido bien y que su aspecto luce enfermizo.

Qué hacer antes de concurrir al veterinario

Una vez que se haya llamado al profesional, hay varias cosas que pueden hacerse para calmar los síntomas de la fiebre:

  • Utilizando una esponja, moja al perro en las axilas, el hocico y la ingle.
  • Llévalo a un espacio donde pueda estar más fresco y cómodo.
  • Ofrécele agua bien fría para que tome y su cuerpo disminuya la temperatura.
  • Coloca bolsas de hielo detrás de su cabeza y patas, pero ten cuidado de no molestarlo.

Recuerda que acudir al veterinario a tiempo es esencial para que tu amigo peludo se recupere lo más pronto posible.

¿Tu perro se ha enfermado alguna vez? ¿Qué recomiendas hacer para disminuir la fiebre hasta que el veterinario llegue? Cuéntanos en la sección de comentarios.