Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo lograr que tu perro acepte a otro perro como nuevo miembro de la familia

Los dueños de perros sabemos que tener a un peludito en casa es un sentimiento único y especial, pero también hay ocasiones en las que creemos que nuestro mejor amigo necesita compañía y pensamos en conseguir un nuevo amigo para que se diviertan juntos. Aunque suene como una buena idea, tenemos que considerar que tal vez el traer a un nuevo inquilino cause conflicto con nuestro perro, ya que se encuentra acostumbrado a ciertos espacios y rutinas que ahora tendría que compartir.

Genial.guru quiere que tus mascotas se lleven bien, y por ello te muestra cómo lograr que tu perro acepte a otro perro en casa sin tantas complicaciones.

1. Considera a tu mascota actual

Cuando pensamos en llevar un nuevo peludito a casa, debemos tener cuidado de no romper la rutina que ya tiene nuestro perro actual, en especial cuando es adulto, porque ya está acostumbrado a tener toda la atención. Si introduces a un animal que le quitará el “papel principal”, esto puede llegar a desencadenar celos o a generar comportamientos agresivos, por lo que hay que ser cuidadosos con el proceso de adaptación de ambos perros. Si el perro que ya tenemos es adulto y pensamos traer otro igual a casa, tenemos que analizar sus personalidades para saber con cuánta facilidad se podrán adaptar.

2. Consigue todo lo necesario

Antes de que llegue tu nuevo amigo a casa, deberás tener preparadas algunas cosas básicas que necesitará. Debes conseguirle su propio plato para alimento y otro para tomar agua; también tendrás que adecuar un espacio en el que pueda tener su propia cama y así respete el espacio del otro perro. Otros elementos que no pueden faltar son una correa y un collar, que serán necesarios desde el momento en que te lo entreguen para poder controlarlo y evitar que salga corriendo; de la misma manera, será importante que mandes a hacer una placa con su nombre para que, si se llega a escapar, sea más fácil que pueda regresar a casa.

3. Antes de llegar a casa

Para que ambos perros se tomen confianza más rápido, puedes poner en acción un truco que es muy sencillo: tan solo necesitarás dos playeras que ya no utilices. La idea es que uses dos playeras de manera normal durante el día (o la noche) para que se impregne tu olor en ellas. Posteriormente, tienes que ponerle una playera a cada perro para que duerman con ella una noche antes de que se conozcan. Por último, cuando se haga el primer encuentro, debes intercambiar las playeras entre ellos para que relacionen el aroma del otro animal con el tuyo y eso les ayude a caerse bien mucho más rápido.

4. Presentación de los perros

Cuando por fin llegue el gran momento en que tus dos perros se conozcan, tienes que intentar que sea en un lugar “neutro”, es decir en un parque, en un jardín o en la calle. Lo que se busca con esto es que el riesgo de que exista algún tipo de pelea relacionada con temas territoriales disminuya al mínimo al no encontrarse en un lugar que el animal pueda considerar como “suyo”.

5. Convivencia en el hogar

Una vez que los perros se hayan conocido en el lugar neutro y hayan logrado tener una buena interacción, es momento de pasar a la primera presentación en el hogar. El nuevo perro ya deberá tener un área delimitada como “suya”, procurando que no intervenga en los espacios más utilizados por el compañero. Cuando lleguen a casa, primero tiene que entrar el perro adulto para que se sienta en confianza y después entrará el cachorro para conocer su nueva área. Si el perro adulto no muestra ningún desagrado por el nuevo inquilino, es momento de que conozca el resto de la casa; en caso de que sí existan problemas de celos, lo mejor será resguardar al nuevo compañero en su área designada y poco a poco ir extendiendo esa área hasta que ambos se acostumbren a la presencia del otro en toda la casa.

6. Recomendaciones generales

Cuando se trata de hacer convivir a dos animales por primera vez, lo mejor siempre será no forzar las cosas y darles su tiempo para que se puedan sentir en confianza para sociabilizar. En el caso de que nuestro perro no acepte al nuevo aun después de haber aplicado todas estas técnicas de acercamiento, es necesario que busques la ayuda de un entrenador canino profesional, que encontrará la mejor manera de que funcione la convivencia entre ellos. No olvides que siempre debes demostrar el cariño que les tienes a tus mascotas, ya que muchas veces al haber un nuevo miembro en la familia, se le da preferencia y no se les brinda amor a todos por igual.

¿Cómo fue tu experiencia al llevar un nuevo perro a casa? ¿Cómo reaccionaron tus mascotas cuando se conocieron? Comparte este artículo con alguien que esté pensando en adoptar un nuevo perrito, probablemente lo ayudarás mucho.

Compartir este artículo