Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La ardilla japonesa parece un delicado peluche esponjoso hecho a mano por la naturaleza

La ardilla voladora japonesa se ganó la lotería cuando la naturaleza repartió los cuerpos más tiernos y esponjosos entre los animales. Este pequeño roedor nos robó el corazón con sus delicadas patas, pelaje y enormes ojos negros, rasgos que lo hacen ver como un delicado peluche hecho con mucho cuidado.

Genial.guru siempre está en busca de llenar la vida de sus lectores con belleza, y esta ardilla es un ejemplar perfecto para hacerlo.

Esta ardilla voladora es una de dos especies del Viejo Mundo pertenecientes al género Pteromys. Proviene de Japón, donde normalmente vive en bosques subalpinos y boreales en las islas Honshu y Kyushu.

Miden aproximadamente entre 14 y 20 cm de largo. Su cola tiene una longitud promedio de 10 a 14 cm, y pesan apenas entre 150 y 220 gr. Es fácil distinguirlas por sus grandes ojos, vientre blanco, cola aplanada y pelo castaño gris.

Durante el día es común verlas escondidas en agujeros dentro de árboles de tipo coníferas, como pinos o abetos. En la noche salen de su escondite para alimentarse de hojas, corteza, frutas y semillas. Por otra parte, suelen agruparse en un mismo árbol cuando no es temporada de apareamiento, juntándose con especies del mismo sexo.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera a esta pequeña ardilla voladora como una especie de “baja preocupación”. Esto quiere decir que no se ha detectado ninguna amenaza grave para la especie.

¿Ya habías visto a esta ardilla antes? ¿Qué te pareció? ¿Conoces a algún otro animal tan esponjoso como este? Nos encantaría ver sus fotos en la sección de comentarios.

Imagen de portada ami_papa / Instagram