Genial

Por qué tu perro a veces ladra a la nada, y cómo puedes evitar este comportamiento

Los perros tienen sus maneras para expresarse, como por ejemplo, poner una mirada tierna para obtener lo que quieren. Estos pequeños peludos también tienen la necesidad de decir lo que sienten y cómo están. En The Dog Clinic estudiaron otra forma de expresión: el ladrar a la nada, y encontraron que debido a lo sensible que son los sentidos de los perros, como el olfato y el oído, estos pueden percibir cosas que nosotros, los humanos, no podemos.

En Genial.guru nos preocupamos por el bienestar de tu mascota, por lo que te hablamos sobre este comportamiento en ellas y que así puedas entenderlas mejor. Al final del artículo te encontrarás con un bono de 4 ejercicios sencillos que puedes hacer desde casa para evitar estos ladridos a la nada.

“¡Estoy frustrado!”

Por qué tu perro a veces ladra a la nada, y cómo puedes evitar este comportamiento

Normalmente, los perros ladran a la nada, algunas veces, cuando quieren hacer algo y esto se les hace difícil. Tales ladridos pueden ser producto de que olieron algún animal a la distancia (aunque también puede ser un ladrido territorial, como una advertencia) o porque están muy emocionados por saludar a una persona próxima a llegar a donde la mascota está, lo que les produce frustración.

“¡Préstame atención!”

Por qué tu perro a veces ladra a la nada, y cómo puedes evitar este comportamiento

Sin embargo, no siempre se trata de frustración. También es uno de sus métodos más comunes para conseguir la atención de alguien. Y sin importarles cual sea el resultado, lo siguen haciendo. Cabe destacar que, como dice este estudio, gritarle a tus perros puede hacerles mal. Por otra parte, ladrar a la nada puede significar, por ejemplo: “mira, alguien viene” o “tengo algo que mostrarte”.

“¡Hagamos algo divertido!”

Por qué tu perro a veces ladra a la nada, y cómo puedes evitar este comportamiento

No todo es por falta de atención o por ansias. Otra razón por la cual tu perro ladra a la nada puede ser porque se está liberando del estrés o porque está aburrido. Esto es a causa de falta de estimulación mental o ejercicios que lo ayuden a liberar energía o a desarrollar sus habilidades cognitivas.

“¡Escuché algo!”

Por qué tu perro a veces ladra a la nada, y cómo puedes evitar este comportamiento

Como ya mencionamos, los perros pueden percibir sonidos que los humanos no podemos. Y no es de esperar menos, esta habilidad es esencial para su supervivencia. Otra de las causas por las cuales tu perro puede estar ladrando a la nada, como forma de alerta, es por cualquier mínimo sonido e, incluso, olor que haya percibido.

“No me siento bien”

Por qué tu perro a veces ladra a la nada, y cómo puedes evitar este comportamiento

Por último, y la razón más delicada, es porque tu perro puede tener algún problema de salud. Los canes con demencia canina pueden presentar comportamientos extraños, como este del que hablamos aquí. A última instancia, el dolor puede ser otra razón, pero esta es más clara porque los ladridos pueden sonar diferente a los que normalmente haría tu mascota.

Bono: 4 ejercicios para reducir los ladridos a la nada

Por qué tu perro a veces ladra a la nada, y cómo puedes evitar este comportamiento
  • Reproduce sonidos del mar o de lluvia cerca de tu mascota. De esta manera puedes reducir la percepción de sonidos borrosos que hacen que ladre. Sobre todo durante la noche, que puede ser un poco molesto cuando todos están durmiendo.

  • No le prestes tanta atención ni lo mires a los ojos cuando ladra directamente hacia ti. Al prestarle atención lo estarás mal acostumbrando y creerá que este comportamiento está bien.

  • Pasa todo el tiempo que puedas con él dentro de casa. Así evitas el contacto entre tu mascota y cualquiera cosa o sonidos en el patio de tu hogar que puedan causar que ladre sin control.

  • Camina y juega con tu perro más seguido. Los ejercicios físicos y mentales pueden reducir el estrés, aburrimiento y frustración. De esta manera, puedes prevenir tal comportamiento aleatorio en tu pequeño amigo.

¿Tu mascota también ladra a la nada? De ser así, ¿logras evitarlo? ¿Cómo? ¡Comparte tu experiencia con nosotros en la sección de los comentarios!