Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Qué pasaría si los insectos desaparecieran del planeta

La cantidad de insectos está disminuyendo de forma alarmante y esto podría llevar a la extinción del 40 % de las especies en las próximas décadas, de acuerdo a un estudio científico reciente. Alguna vez se te pudo haber pasado por la cabeza que el planeta sería un lugar mejor sin ellos, pero lo cierto es que su desaparición provocaría un caos ambiental y alimenticio.

Genial.guru te cuenta la importancia de este tipo de animales para el ecosistema y el impacto que generaría su extinción. Al final del artículo encontrarás un bono con el insecto más peligroso para el hombre y que algunos investigadores consideran que un mundo sin su existencia no sería trágico.

Sin abejas desaparecen flores y alimentos

La organización benéfica ambiental Earthwatch declaró a las abejas como “el ser vivo más importante del planeta”. Además de productoras de miel, son los principales polinizadores del mundo animal, piedra angular del proceso natural que permite la generación de semillas y frutos. Sin este transporte del polen bajaría un 30 % la producción de cultivos agrícolas en el mundo y desaparecerían un 90 % las plantas con flor.

Pese a ser claves en la seguridad alimentaria del ser humano y la biodiversidad, el 30 % de la población de estos insectos se redujo en la última década y se acerca a la extinción en algunos países. Entre los factores principales que amenazan a la especie está el cambio climático y el uso de agroquímicos. Quizás el episodio de Black Mirror en el que se crean abejas artificiales para cumplir la función de las reales no esté tan lejos de convertirse en una realidad.

Las odiadas cucarachas, claves en el ciclo del nitrógeno

Las cucarachas deben estar entre los animales más odiados y razones para eso, más allá de su aspecto visual, sobran: son transmisoras de bacterias, provocan alergias y dejan excrementos en los lugares por los que pasan. Sin embargo, se estima que solamente 20 especies de las más de 3 500 que existen son las que molestan al ser humano.

Lejos de las ciudades, las cucarachas son una fuente de alimentación para pequeños mamíferos, aves y reptiles. Además, consumen materia en descomposición y el excremento que dejan está lleno de nitrógeno, un elemento esencial para el crecimiento de las plantas. Así que sin estos insectos se crearía un desequilibrio en el ecosistema, tanto en el mundo animal como vegetal.

Las hormigas dispersan semillas e impulsan la biodiversidad

Será difícil que desaparezca el ejército de hormigas, calculado entre unos 1 000 y 10 000 billones y con presencia en todos los continentes, menos en la Antártida. Pero un mundo sin estos insectos traería enormes problemas para el ser humano ya que cumplen múltiples funciones ecológicas beneficiosas, como la eliminación de plagas y la aireación del suelo.

Si bien hay más de 14 000 especies de hormigas, con características muy distintas, algunas de ellas dispersan las semillas que caen de la planta al suelo. Otras desempeñan un papel en la polinización. También son alimento para varias especies, entre ellas el famoso oso hormiguero y también el ser humano en algunas culturas. A su vez, se nutren de materia en descomposición, por lo que ayudan a limpiar y a aprovechar los residuos orgánicos.

Un mundo sin moscas es uno sin chocolate

Las moscas son otros insectos con mala prensa. Se las relaciona exclusivamente con suciedad, transmisión de enfermedades y ese zumbido molesto que resuena en la oreja e impide dormir. Y todas esas características son ciertas, pero también generan un impacto positivo del que casi no se habla y que facilitan que el humano sobreviva en la Tierra.

Si las moscas se extinguiesen, el consumo y eliminación de los cadáveres de animales quedarían solamente en manos de las bacterias y hongos, y el proceso demandaría muchísimo más tiempo. También son excepcionalmente necesarias para reciclar la materia fecal y algunas especies son activos polinizadores. Los ceratopogónidos, por ejemplo, son importantes polinizadores de cultivos tropicales como el cacao, lo que permite la existencia del chocolate.

Sin escarabajos se pierde a los recicladores de excrementos

Existen unas 375 000 especies de escarabajos, lo que lo convierte en el insecto con mayor diversidad en el mundo. Muchos de ellos causan plagas en los cultivos, en zonas forestales y en casas. Por ejemplo, el gorgojo de pino o escarabajo descortezador es considerada la plaga forestal más destructora para los pinares en México y América Central.

Pero otras especies tienen un impacto positivo. Ese es el caso de la mariquita, que se alimenta de pulgones y contribuye a controlar a este insecto que ataca los cultivos. También cumplen un rol fundamental los coprófagos, llamados así ya que comen excremento: son los recicladores más grandes de estiércol y además los entierran, lo que fertiliza el suelo. Sin esta acción, la acumulación y el olor sería insoportable para el ecosistema.

Los grillos indican la salud del suelo y son un alimento nutritivo

Los grillos y su melodioso “cri-cri”, con el que cantan por las noches, están en peligro: un informe en el que participaron más de 150 especialistas internacionales alertó que un 25,7 % de las 1 082 especies que existen de ese insecto y del saltamontes podrían extinguirse en Europa. El cultivo en zonas previamente vírgenes y el uso de pesticidas son las principales causas de esta amenaza.

Hay varias razones por las que estos animales del grupo de los ortópteros no deben desaparecer: son una fuente de alimento para pájaros, reptiles e incluso para el ser humano. Los chapulines son un plato de la gastronomía mexicana que aportan gran cantidad de proteína y poca grasa. Por otro lado, estas especies indican la salud y biodiversidad de los terrenos con pastizales.

Las arañas, depredadoras de plagas

El Hombre Araña es uno de los superhéroes más populares, pero muy pocos quieren tener una araña de verdad en sus casas y las telarañas son bienvenidas solamente si se trata de una decoración para Halloween. Los arácnidos no son insectos, pero se suman a esta lista ya que tampoco son muy queridos por el ser humano y cumplen una función importante a nuestro alrededor.

La mayoría de las especies que conviven con el hombre no son peligrosas ni agresivas. Viven en todos los hábitats en el que haya vida y son importantes para el ecosistema, principalmente como depredadoras de insectos y de otras arañas. De extinguirse, las moscas, mosquitos y zancudos, en algunos casos portadores de enfermedades, se convertirían en una plaga sin freno.

Bono: los mosquitos y zancudos parecen ser la excepción

Estos insectos son el animal más peligroso del mundo para el ser humano, culpables de la muerte de más de un millón de personas cada año. Son responsables de transmitir enfermedades infecciosas como la malaria, la fiebre amarilla, el dengue, chikunguña y el Zika. Razones más que suficientes para que existan tantos repelentes contra ellos.

No existe una sola visión entre los científicos sobre lo que pasaría si desaparecieran las 3 500 especies de mosquitos que existen. Es cierto que causaría un problema para insectos, arañas, salamandras, lagartos y ranas que los comen, pero estudios sugieren que podrían encontrar otra fuente de alimento. Sin embargo, se cree que otros animales no podrían adaptar su dieta y desaparecerían como el caso del pez mosquito, generando un efecto en toda la cadena alimentaria.

¿Cuál es el insecto que más detestas? ¿Por qué crees que generalmente el ser humano siente repulsión o miedo por estos animales? Cuéntanos en la sección de comentarios.