Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

10 Casos en los cuales la gente común encontró verdaderas obras maestras de la pintura universal

En el verano de 2017, un jubilado de Arizona invito a tasadores para verificar la originalidad del cartel firmado por los jugadores de Los Ángeles Lakers. El póster resultó ser real y fue valorado en 300 USD. Además de esta obra, los subastadores descubrieron varias pinturas de expresionistas estadounidenses, entre las cuales se encontraba la pintura perdida de Jackson Pollock, valorada en más de 10 millones USD.

Resultó que la colección fue heredada por el jubilado de su hermana en los años 90, después de lo cual fue abandonada en el garaje. El lienzo sin nombre de Jackson Pollock se subastó con un valor inicial de 5 millones USD. Presuntamente, el lote fue vendido por 10-15 millones USD.

En Genial.guru, no tuvimos la oportunidad de encontrar obras maestras de la pintura universal, sin embargo, encontramos una serie de historias después de las cuales querrás revisar el contenido de tu trastero. Y como bono adicional, te hemos preparado la historia del robo que le trajo fama mundial a La Gioconda.

1. La obra de Leonardo da Vinci fue encontrada por una ama de casa escocesa

Llevando a cabo una pequeña reorganización en su casa en Escocia, la ama de casa Fiona McLaren decidió deshacerse del cuadro antiguo y lo llevó a la oficina de subastas local de Sotheby’s. La mujer se quedó sin palabras cuando el subastador descubrió que era una obra maestra de Leonardo da Vinci. Presuntamente, es La Virgen con el Niño y Juan Bautista.

Los expertos confirman que el cuadro fue pintado en la época del Renacimiento y tiene todos los rasgos característicos atribuidos a Da Vinci. Para reconocer la autoría, se necesita una investigación más detallada. En este momento, el lienzo está almacenado en el banco de la propietaria en espera de subasta.

El legado de Da Vinci es escaso (solo se conocen 14 de sus pinturas), y cada una tiene un valor de más de 100 millones USD. Así que, en este momento, la pintura más cara es Salvator Mundi, vendida en Sotheby’s por 450 millones USD.

2. La obra maestra perdida de Caravaggio fue guardada en el ático durante más de un siglo

Un propietario de Toulouse, reparando una gotera en el techo, encontró un lienzo que representa una escena bíblica. Después de eso, la pintura fue enseñada al historiador de arte Eric Turcuin, quien reconoció la segunda versión de la pintura Judit y Holofernes, de Miguel Ángel Caravaggio perdida hace 400 años.

La familia compró la casa en el siglo pasado junto con toda la basura en el ático. Desde entonces, nadie había intentado sacar los trastos hasta que apareció una gotera en el techo. El cuadro ya se ha exhibido en la galería de arte de Colnaghi en Londres después de que el Louvre rechazara el derecho de prioridad de compra.

Actualmente, la imagen se valora en no menos de 135 millones USD y se está preparando para la próxima subasta.

3. Y Puesta del sol en Montmajour de Van Gogh yacía en un ático en Noruega

Veinte años después de la muerte de Vincent van Gogh, el lienzo de la colección de su hermano Theo cayó en manos del noruego Nicolai Mustad. Pronto, la imagen fue enviada a recolectar polvo en el ático debido a las dudas de Nicolai sobre su autenticidad.

Casi un siglo después, los herederos de Mustad recordaron el lienzo y lo entregaron al Museo Van Gogh de Ámsterdam. Tomó dos décadas confirmar la autenticidad de la pintura, después de lo cual, en 2013, apareció en la exposición principal del museo.

Es poco común encontrar los lienzos de Van Gogh: el hallazgo anterior estaba fechado en 1928. Ahora se sabe que Puesta del sol en Montmajour fue creado al mismo tiempo que obras maestras como La casa amarillaLos girasoles.

4. La cuarta de las cinco primeras obras de Rembrandt se encontró en un sótano en Nueva Jersey

En Nueva Jersey, unos hermanos encontraron un lienzo antiguo mientras limpiaban la casa familiar de sus padres. Entonces, invitaron al subastador John Nye, quien encontró que la imagen no era nada especial, y la evaluó en aproximadamente 800 USD.

No te puedes imaginar la sorpresa de los hermanos cuando los conocedores de arte europeos se pusieron en contacto con representantes de la subasta, sugiriendo que esta era la obra de Rembrandt El paciente inconsciente. Pronto, el examen confirmó la autoría del artista holandés y la pintura se vendió por más de 1 millón USD.

5. La pintura del siglo XVII estaba amurallada en la pared de una boutique parisina

Durante los preparativos para la inauguración de la casa de modas Oscar de la Renta ubicada cerca de los Campos Elíseos, se descubrió un lienzo. Representa a cortesanos vestidos al estilo del siglo XVII entrando a Jerusalén. Los historiadores del arte establecieron que el cuadro fue pintado por Arnould de Vuez en 1674.

La pintura será restaurada, después de lo cual se dejará en la boutique como parte del interior durante los próximos 10 años. En gran medida, esta decisión fue tomada por la complejidad de desmontar un lienzo de este tamaño y el riesgo de dañarlo.

6. La obra de Giovanni Tiepolo llevaba 200 años escondida en un castillo

En 2008, en la subasta de Christie’s se vendió por más de 4 millones USD la obra Retrato de una dama como la flora, del maestro italiano Giovanni Battista Tiepolo. Este cuadro se había considerado perdido durante los últimos 200 años, antes de ser descubierto en el ático de un castillo francés.

La pintura perteneció a la abuela y el abuelo de los actuales propietarios del castillo. Se cree que el lienzo estaba oculto debido al pecho desnudo de la joven en el cuadro, ya que se consideraba obsceno.

7. Los Coristas robados de Degas fueron encontrados en un autobús

Una de las obras de Edgar Degas, Los Coristas, robada de la exposición de Marsella, fue encontrada por los aduaneros franceses en un autobús 8 años más tarde. Aparentemente, el cuadro habría desaparecido para siempre si a los oficiales de aduanas no se les hubiera ocurrido hacer un chequeo aleatorio del equipaje. Por cierto, el dueño del equipaje nunca apareció.

8. Cuadro original de Picasso en una venta de garaje provincial en el Reino Unido

Un residente de la pequeña ciudad inglesa de Crawley, Philip Stapleton, adquirió en una venta de garaje local una imagen similar a las de Picasso por 230 libras. El lienzo pasó medio año en la casa de Philip, hasta que se dirigió al subastador. Es difícil imaginar cómo se emocionó en el momento en que se enteró de que había adquirido una obra original de Picasso, que se valoraba en alrededor de 1 millón USD.

Resultó que Stapleton compró una copia en miniatura del cuadro Bañista sentada a la orilla del mar, pintada por Picasso para su amigo británico Roland Penrose.

Sin embargo, se le acabó la suerte a Philip: la pintura puesta en subasta se vendió por tan solo 8 000 libras.

9. Tres pasteles de Monet por el precio de dos

En 2014, un mercante de arte de Londres, Jonathan Green, compró dos pasteles de Claude Monet en una subasta en París. Más tarde, un coleccionista notó que a una de las pinturas estaba unida la tercera. Dos de ellas eran conocidas y catalogadas, y la tercera era una novedad para el mundo del arte. Los pasteles de Monet son bastante raros, por lo que el descubrimiento de Green puede considerarse increíble.

Quién y por qué ocultó la imagen, sigue siendo un misterio. Se sabe que, en 1924, Monet regaló estos pasteles para la boda de la hija de su amigo Paul Durand-Ruel. Desde entonces, hasta la subasta, las obras del pintor francés estaban en la familia.

10. Retrato de una joven de Camille Corot fue encontrado entre arbustos

En 2010, el Retrato de una joven de Camille Corot valorado en 1,3 millones USD fue robado en Nueva York. No había pistas, y la policía ya estaba desesperada, incluso fue anunciada la recompensa por encontrar el cuadro.

Dos meses después, el portero Franklin Puentes se dirigió a la policía declarando que encontró la pintura entre arbustos de camino al trabajo. A partir de aquel momento, Retrato de una joven había estado colgado en el baño de Franklin hasta que vio una noticia sobre la imagen robada.

Como se supo más tarde, el mensajero James Haggerty, encargado de vender la obra de arte, la había perdido cerca del hotel tras haber bebido una gran cantidad de alcohol.

Bono: La Gioconda pasó dos años en la pared del dormitorio de un vidriero

El 21 de agosto de 1911, en el Louvre notaron la desaparición de La Gioconda de Leonardo da Vinci. En las primeras horas, los guardias no hicieron sonar las alarmas por la falta del cuadro debido a que pensaron que lo habían llevado a algún evento. Cuando se supo que se trataba de un robo, comenzó la investigación y el Louvre estuvo cerrado durante toda una semana.

Durante dos años, La Gioconda encabezó los titulares de los periódicos mundiales. Durante la investigación, el poeta Guillaume Apollinaire fue arrestado e incluso Pablo Picasso figuraba entre los sospechosos. Sin embargo, el caso era mucho más simple: resultó que el ladrón era el vidriero del Louvre, Vincenzo Perrugia.

Durante dos años completos, la pintura estuvo colgada en el apartamento de Vincenzo hasta que, en 1913, intentó venderla a un anticuario local. Así que, gracias al robo, La Gioconda se ha hecho reconocible en todo el mundo.

¿Qué harías si encontraras un cuadro antiguo en tu casa?

Compartir este artículo