10 Clichés fotográficos en publicidades que la gente está cansada de ver

= Este artículo está patrocinado por Depositphotos =

Últimamente puede que hayas notado demasiadas imágenes genéricas utilizadas para ilustrar temas amplios. Cuando se habla de la creatividad y todo lo relacionado con las redes sociales e Internet, las clásicas manos y una laptop parecen ser una imagen clave. Y estamos seguros de que estás familiarizado con otros clichés de fotos de stock, como el hacker encapuchado que, según los anuncios, quiere robar tus datos y tu alma, por no hablar de las mujeres con bolsas de compras pesadas que posan felices ante la cámara y se ven demasiado emocionadas como para identificarse con ellas.

La cuestión es que estas imágenes están tan sobreutilizadas que la gente no solo está cansada de ellas, sino que también se irrita al verlas en todos lados.

Si también sientes cierta molestia al encontrarte con esa clase de imágenes, y en un esfuerzo por hacer de la irritabilidad algo un poco más divertido, Depositphotos, una biblioteca con millones de imágenes de stock originales, recopiló para ti 10 clichés fotográficos muy populares.

1. Ancianos alegres

Este cliché de fotografía de stock es legendario. Solo recuerda cuántas veces has visto anuncios con adultos mayores alegres utilizados para dirigirse a un público de mayor edad... tal vez demasiadas para contarlas.

Los adultos mayores siempre se muestran tan vigorosos y felices que no pueden contener sus sonrisas. Pero esto no quiere decir que las personas de la tercera edad no puedan ser alegres, sino que estas imágenes difícilmente reflejan a todos los ancianos. Para ser sinceros, muchas personas de entre 20 y 30 años no lucen tan felices en las fotos de stock.

2. El hacker encapuchado

El problema con esta imagen es que se alimenta de un estereotipo muy específico. Normalmente nos muestran esta foto cursi de un hombre misterioso con capucha rodeado de un código que no entendemos. Lo más probable es que este cliché haya sido alimentado por representaciones de hackers de algunas películas y programas de televisión.

Lo que es aún más gracioso es que estos sujetos encapuchados de las fotos se asemejan más a un ladrón o a un dementor que quiere robar tus joyas o tu alma, pero no a un hacker que se sienta en silencio en su escritorio para descifrar algún código.

3. Redes de contactos ficticias

¿Cómo se establece una red de contactos (o networking)? ¿Agrupando manualmente líneas de colores? ¿O dibujando conexiones en una pizarra? Algunas fotos de stock sugieren esto último.

El verdadero networking suele producirse mientras la gente está almorzando, de fiesta o charlando durante un descanso para tomar café. Entonces, ¿por qué Internet está inundado de esta idea ficticia? Probablemente porque muchos eligen solo un concepto para comunicar temas más amplios.

4. Estereotipos de jefes

Dejémoslo claro desde el principio: los jefes no siempre les gritan a sus empleados.

Esta imagen de stock es un cliché anticuado, creado en base a más estereotipos. Ciertamente no es universal, ya que muchos jefes son amables, serviciales y casi siempre tienen excelentes habilidades de comunicación.

La única ocasión en la que deberíamos ver este tipo de imagen es cuando los colegas quieren reírse.

5. Mujer riendo sola con una ensalada

Al navegar por Internet es probable que hayas visto la imagen de una mujer riéndose sola con una ensalada, y seguro te has preguntado qué le habrán dicho los vegetales que fue tan gracioso.

En stock, la descripción de la imagen dice que la mujer está a dieta. Por lo tanto, otra pregunta que viene a la mente es: ¿qué tipo de régimen alimenticio te hace reír tanto?

¿Por qué vemos este tipo de imagen en los anuncios cuando no tiene nada que ver con el concepto moderno de un estilo de vida saludable? Será mejor olvidar este cliché común.

6. Elementos abstractos en 3D

Al principio de los años 2000, estos elementos abstractos en 3D se utilizaban ocasionalmente en sitios web y blogs. Eran una solución fácil para representar conceptos complicados en un momento en el que el diseño 3D estaba comenzando a ganar impulso.

En la actualidad, estos elementos abstractos son un poco baratos, pero, por alguna razón, todavía los vemos en anuncios y en la web.

7. Mujeres felices comprando

Admitámoslo, no es normal que, después de pasar horas comprando y cargando muchas bolsas pesadas, las mujeres se vean tan alegres. Les duelen las manos, se sienten mareadas y cansadas de haber caminado por kilómetros alrededor de un centro comercial. Solo quieren tomar una taza de café y comer algo delicioso.

8. Manos con una laptop

Unas manos y una laptop fueron, por muchos años, una representación visual para ilustrar cualquier cosa sobre tecnología, redes sociales y todo tipo de trabajos creativos. No importaba si una marca representaba a un diseñador, a un artista, a un programador o a un oficinista, esta fotografía era fácil de utilizar.

Ha sido tan sobreutilizada para todos estos fines que rápidamente quedó obsoleta. Puedes comprobar que este tipo de imagen ya no es relevante simplemente publicándola en Instagram. Cientos o miles de “me gusta” que podrías haber recibido hace un par de años desaparecerán. La imagen no comunica nada relevante.

9. Una elección difícil

Este cliché de fotos de stock es el favorito de todos. Representa una afirmación mítica de que siempre se puede elegir entre lo bueno y lo malo.

El problema es que estas imágenes son demasiado literales. En resumen, la popularidad de esta clase de fotos mal editadas apareció debido a que muchos medios de comunicación en línea solían cubrir temas que no se podían capturar en una sola fotografía con ellas. Para ilustrar la difícil elección entre un platillo saludable y la comida chatarra, un asunto tan literal, esta imagen era ideal.

10. Gran familia feliz

Por alguna razón, casi todos los tipos de anuncios de bienes, productos y servicios tienen que incluir el concepto de una gran familia feliz para identificarse con ellos. Probablemente, este cliché nació de la tradición de las fotos familiares clásicas. Así que, la próxima vez que veas una imagen así, no te irrites y recuerda cómo los miembros de tu familia te instaban a “¡mirar a la cámara y sonreír!”.

Por supuesto, sería genial si todos pusiéramos un poco más de esfuerzo colectivo a la hora de elegir imágenes y usáramos formas creativas e inusuales para ilustrar temas similares. Pero, por ahora, simplemente podemos disfrutar de los entretenidos clichés y esperar que algún día los anuncios no estén tan saturados de ellos.

Compartir este artículo