Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Eslóganes que se convirtieron en obras maestras de la publicidad y que aún permanecen en nuestra memoria

Nos demos cuenta o no, la publicidad se abre paso en nuestra vida de tal forma, que muchos jingles, publicidades y eslóganes han quedado grabados no solo en nuestra mente, sino también en la historia. Muchas de estas frases incluso lograron hacerse un lugar en la cultura popular, y a veces las repetimos sin siquiera saber a qué marcas hacen referencia. Pero nada sucede por casualidad, ya que, para que un eslogan funcione, son varias la cuestiones que los creadores deben tener en cuenta. La frase, entre otras cosas, debe transmitir un mensaje claro, vender una visión del mundo (y no solo un producto), sonar agradable a los oídos y ser fácil de memorizar.

Genial.guru te invita a hacer un repaso por 10 eslóganes que, sin duda, lograron ganarse un lugar de privilegio en nuestra memoria y en la historia de la publicidad a nivel mundial.

1. Just do it (“Solo hazlo”) — Nike

La inspiración puede ser impredecible, y los creadores del famoso eslogan de Nike pueden dar fe de ello. La famosa frase “Just do it” surgió en 1988, y la agencia responsable de ella fue Wieden+Kennedy. Se trata, sin duda, de una frase inspiradora que invita a la acción y a dejar de lado los rodeos. Incluso podríamos decir que se trata de toda una proclama antiprocastinación.

Sin embargo, el origen de la frase puede provocar escalofríos. Según Dan Wieden, el fundador de la agencia, la frase se inspiró en un hecho más que oscuro: las últimas palabras de un asesino serial. Antes de ser ejecutado, el criminal Gary Gilmore declaró: Let’s do it (“Hagámoslo”). Sin saberlo, con esa despedida inspiró a los creativos de la agencia para crear uno de los eslóganes más famosos del mundo.

2. Impossible is nothing (Nada es imposible) — Adidas

En 2004, la firma Adidas decidió lanzar una fuerte campaña publicitaria que le permitiera revitalizarse ante sus competidores. Para ello era fundamental que su eslogan transmitiera fuerza, ambición y confianza. Necesitaban una frase potente e inspiradora.

Apelaron, entonces, a una de las máximas glorias del boxeo, Muhammad Ali, quien en un discurso declaró: “Imposible es solo una palabra que utilizan los débiles que encuentran más fácil vivir en el mundo que les han dado que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho. Es una opinión. Imposible no es una declaración. Es un desafío. Imposible es potencial. Imposible es temporal. Nada es imposible”.

Los creativos publicitarios decidieron que tomarían la última frase del discurso, “Impossible is nothing”, pues tenía todo lo que necesitaba su campaña. Por otra parte, la afirmación tenía otra condición: era fácilmente comprensible para quienes no eran angloparlantes.

3. Think different (Piensa diferente) — Apple

En 1997, cuando Steve Jobs regresó a Apple, sabía que la empresa necesitaba un eslogan que resultara contundente e inspirador, que fuera como una declaración de principios para la marca. Entonces, se le encargó a la agencia TBWA\Chiat\Day que se ocupara del trabajo. Esta frase incorpora apenas una palabra más al eslogan de IBM, “Think”, pero fue todo un éxito. A tal punto que, en 2009, Apple decidió retomarla.

4. Hay cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás, está Mastercard — Mastercard

El famoso eslogan de Mastercard, a pesar de no ser corto, tuvo un rotundo éxito. La frase apela al consumo, sí, pero también repara en todo aquello que está por fuera del alcance del dinero y que conforma la vida de las personas.

Sin embargo, a pesar de su éxito, el eslogan dio lugar a una fuerte controversia. La versión oficial afirma que fue creado en 1997 por la agencia estadounidense McCann Erickson. Pero en 2010, un publicista argentino denunció que el creador de la frase había sido él, y que la había utilizado para la campaña de un banco paraguayo, Bancard. El eslogan del publicista argentino, creado en 1994, decía: ’Hay cosas que el dinero no puede comprar, pero todo lo demás se compra con Bancard".

5. Porque yo lo valgo — L’Oréal

El famoso eslogan de L’Oréal es tan importante para la firma que, cuando se cumplieron 40 años de su creación, decidieron celebrarlo con una gran fiesta. Fue creado a principios de la década del setenta por una joven publicista de 23 años, quien trabajaba para la agencia McCann Erickson (la misma que creó el eslogan de Mastercard).

Ilon Specht, la mente creativa detrás de la frase, recibió el encargo de hacer un lema que incentivara a las mujeres a pagar los 10 centavos de más que la tintura “Preference” valía con respecto a los productos de su competencia. El eslogan causó toda una revolución, porque reivindicaba a la mujer por el simple hecho de ser mujer, y se convirtió en un éxito que superó con creces las expectativas de su creadora.

6. Red Bull te da alas — Red Bull

Red Bull, tanto en la publicidad como en su eslogan, suele apelar al ingenio y al humor. Sus publicidades son realmente divertidas, y la frase “Red Bull te da alas” es, sin duda, recordada por la mayoría de las personas que ha visto las propagandas de la marca. Es una frase que se queda en la memoria, que no se olvida. Sin embargo, y a pesar de su éxito, se transformó en un problema para la compañía.

En 2014, Benjamin Careathers, un consumidor del producto, demandó a la empresa por “publicidad engañosa”, alegando que, tras 10 años de consumir la bebida, no le habían salido alas ni tampoco había mejorado su rendimiento físico ni mental. Este hecho dio lugar a demandas colectivas, tanto en Estados Unidos como en Canadá, y la empresa tuvo que desembolsar millones de dólares para resarcirse con aquellos consumidores que se habían sentido engañados por la publicidad.

7. Hello, Moto — Motorola

Motorola es una de las empresas pioneras en el mundo de la telefonía celular. Pese a que ha tenido varios eslóganes, ninguno es tan recordado como el famoso “Hello, Moto”, cuya apuesta a la brevedad era tan clara que solo utilizaba la mitad de su nombre, convirtiéndose en un clásico, a tal punto que la empresa, después de dejar de usarlo durante algunos años, decidió apelar a él nuevamente en 2017.

8. Destapa la felicidad — Coca-Cola

A lo largo de su historia, Coca-Cola nos ha obsequiado un sinfín de geniales eslóganes. Sin embargo, para muchos, el más recordado es “Open Happiness”, o “Destapa la felicidad” en español. Fue utilizado en 2009, y su sencillez, mensaje positivo y metáfora clara para cualquier consumidor lo convirtieron en uno de los favoritos de los fanáticos de la bebida sabor cola más emblemática del mundo.

9. I’m loving it (Me encanta) — McDonald’s

Otro éxito que todos, sin duda, tenemos presente. La frase fue creada en 2003 por la agencia alemana DDB Worldwide, y fue elegida entre las propuestas de 14 compañías que competieron para ganarse la aprobación del gigante de la comida rápida. Fue tal el éxito del eslogan, que la compañía aún lo continúa utilizando.

10. What else? (¿Qué más?) — Nespresso

La firma Nestlé pone especial cuidado en la imagen de sus productos a la hora de venderlos. Por eso, cuando en 2006 decidió lanzar una campaña con un nuevo eslogan para su línea Nespresso, recurrió al actor George Clooney, quien protagonizó varios cortos publicitarios del producto. La frase elegida fue, también, un éxito, y figura entre los 10 mejores eslóganes de la historia escogidos por la revista Forbes.

¿Cuál de todos estos eslóganes te gusta más? ¿Te animarías a proponer una nueva frase para algunas de estas marcas? ¿Qué lema elegirías para presentarte ante los demás? Por favor, cuéntanos en los comentarios. ¡Estamos ansiosos por leerte!