Genial
Genial

10 Grandes secretos que las princesas de Disney no pueden contarle a nadie

El mundo de Disney puede hacer que los sueños de las niñas más pequeñas se conviertan en realidad y esto es llegar a ser una princesa Disney. El vivir en Disney World y ser una princesa suena como un trabajo de ensueño, pero no es tan fácil como parece. Son los personajes que en su mayoría hacen de Disney World ese lugar tan especial y solo se confía en los mejores para recrear la magia cada día, para cada huésped.

El equipo de Genial.guru ha investigado y recopilado varios secretos acerca de ser una princesa en el universo de Disney, lo cual arroja un poco de luz sobre lo que se necesita para crear un cuento de hadas.

10. No pueden elegir qué princesa quieren ser

La audición para convertirse en un personaje de Disney es muy compleja y puede durar hasta 8 horas. Debes estar abierto a interpretar a cualquier personaje de Disney, y solo el jefe puede decidir cuál papel obtendrás de acuerdo a tu desempeño y a las funciones que necesitan en ese momento. Esto significa que incluso si la aspirante es la Ariel perfecta pero se está buscando a Cenicienta, es posible que no consiga el trabajo. Es por esto que una persona puede tener que hacer una audición varias veces para obtener una parte. Y lo que es peor, solo se les permite audicionar una vez al año.

9. Las princesas de Disney no pueden cambiar el personaje

Todas las aspirantes que han elegido ser una princesa Disney en Disney World deben pasar por un entrenamiento de personajes antes de comenzar a trabajar. El objetivo de esto es no solo aprender todo sobre el personaje, sino también aprender a hablar, moverse y actuar como el personaje. Además, es importante aprender a responder cualquier pregunta que le pudieran hacer de una manera correcta. Esto significa que la actriz debe vivir completamente en el universo del personaje y está prohibido mencionar a personajes que no estaban en la historia original o mostrar que saben algo sobre la vida fuera de Disney World.

Todo esto es crucial para que las personas crean que se están comunicando con una verdadera princesa de Disney, lo que hace que la experiencia sea verdaderamente mágica.

8. Necesitan trabajar disfrazadas de animales o con botargas antes de que se les permita representar a un personaje

La persona afortunada que fue contratada no solo tiene que pasar por el entrenamiento, sino que también se deben ganar ser un personaje sin máscara. Antes de obtener el trabajo de ensueño que sería ser una princesa Disney, cualquier empleado o empleada nuevo debe trabajar como un personaje con “peluche” o botarga tal como Minnie Mouse o Pluto.

7. Están entrenadas para firmar autógrafos

Solo hay una Bella en el universo Disney, sin embargo, ha habido muchas actrices que han interpretado este papel a lo largo de los años. Se vuelve crucial para cualquier actriz que interpreta el mismo papel, el dar autógrafos absolutamente idénticos, porque tienen que parecerse a la misma persona que los firmó. El autógrafo que recibiste de Bella ayer debe ser idéntico al que recibió tu amigo hace 8 años, porque ambos son de la única Bella.

6. Pueden representar diferentes personajes

Aunque es difícil conseguir el trabajo, una vez que lo consigas, probablemente tengas que representar más de un personaje. En su mayoría, cada persona interpreta a 2 o 3 personajes, lo que significa que tienen que tener un entrenamiento especial para cada uno de ellos y poder cambiar los papeles con bastante rápidez: un día eres una dulce Blanca Nieves y al siguiente eres una Merida independiente y audaz.

5. No pueden publicar su trabajo en las redes sociales

Si sueñas con conseguir un trabajo como princesa y publicar lindas fotos tuyas con un hermoso vestido para compartir con amigos y familiares, esto no va a suceder.

Disney World tiene reglas muy estrictas sobre cuentas en las redes sociales que todos los empleados deben cumplir. Se les restringe publicar fotos o videos relacionados con el trabajo así como escribir algo al respecto. Incluso está prohibido revelar qué personaje representas. Es probable que esta regla se aplique para mantener la magia de Disney, porque ver a una princesa de Disney como una persona común, definitivamente lo arruinaría.

4. Tienen palabras claves para emergencias

No hay nada sorprendente en escuchar que en un lugar como Disney World, con una variedad de niños demasiado emocionados, pueden ocurrir algunas situaciones de emergencia, los niños pueden vomitar u orinarse en los pantalones. Está prohibido romper con el carácter del personaje en cualquier situación o que los personajes llamen la atención sobre el incidente, esto se hace para no arruinar el día más mágico de su vida. Es por ello que Disney tiene ciertos códigos y algunas palabras claves para que sean usadas por los empleados. Por ejemplo, el “codigo V” se usa para las situaciones de vómito y el “codigo U” se refiere a los incidentes de baño.

3. El trabajo puede ser peligroso

Casi todas las chicas sueñan con ser convertidas en princesas y quieren probarse preciosos vestidos, pero no es tan cómodo como parece. Las actrices no solo sudan todo el día cuando hace calor sino que también sufren del frío cuando tienen que estar expuestas a este. Además, debido a ello a menudo se lesionan. Las rodillas rotas y los hombros dislocados son bastante comunes entre las princesas de Disney.

Otra cosa es que también se convierten en víctimas de la agresión de parte de algunos huéspedes.

2. Su carrera no dura mucho y el trabajo es mal pagado

Las condiciones de trabajo en Disney World son bastante estrictas. No es fácil mantener una sonrisa perfecta durante todo el día sin siquiera poder sentarse a descansar. Sin mencionar que, algunas veces, las condiciones climáticas pueden ser realmente horribles. Todos estos factores contribuyen al hecho de que ser una princesa y darles a todos uno de los días más mágicos de su vida no sea un trabajo sencillo. Además, los miembros del elenco realmente no reciben un pago suficiente por todos los problemas que están obligados a soportar.

Además, una carrera de un personaje de Disney no es algo que durará mucho. 27 años es la edad de jubilación en este tipo de trabajo, sin embargo, la mayoría de las actrices de Disney World tienen entre 18 y 23 años.

1. No tienen seguridad laboral

Ya es bastante difícil obtener el trabajo en sí, pero incluso si lo consigues, nadie garantiza que lo conserves por mucho tiempo. Hay muchos requisitos que los trabajadores deben cumplir para poseer el empleo. Por ejemplo, los personajes tienen contadores metálicos ocultos debajo de sus disfraces, los cuales están destinados a contar a las personas con las que interactúa una princesa. Es vital conocer a 172 sujetos por hora para no perder el trabajo, lo que equivale a solo 30 segundos para cada invitado.

Además, cada miembro del reparto debe volver a hacer una audición cada 6 meses para demostrar que aún cumple con todas las expectativas de Disney.

Las razones por las que podrías perder tu trabajo no solo están relaciondas con las estrictas condiciones de trabajo, sino que también están vinculadas a tu apariencia. Si el cuerpo de la princesa que representas cambia dramáticamente o si tienes algunos problemas en la piel, puedes perder fácilmente tu trabajo.

¿Te gustaría tener la oportunidad de representar a un personaje de Disney en Disney World? ¿Quién te gustaría ser? Vamos a recoger a todo el elenco en los comentarios.

Compartir este artículo