Genial
Genial

11 Datos sobre una antigua civilización poco conocida, pero tan avanzada como los mayas y sumerios

La civilización harappa existió en el valle del Indo desde el siglo XVI hasta el XVIII a. C. Los historiadores siguen discutiendo sobre las causas de la desaparición de esta sociedad, que dio al mundo las bases de la metalurgia, la ciencia agrícola y la construcción. Su periodo de prosperidad fue relativamente breve, y luego las arenas del tiempo ocultaron las ciudades pobladas desde antaño.

En Genial.guru decidimos averiguar cómo los harappa consiguieron condiciones de vida que ni siquiera existen en algunos asentamientos modernos y, al mismo tiempo, llenar un vacío en el programa de estudios de historia de la escuela.

1. Cada casa tenía su propio retrete

Fue la civilización harappa la que dio al mundo el primer sistema de alcantarillado. Hace tan solo 4000 años, casi todos los edificios de la ciudad estaban conectados por una única red de tuberías a través de la cual los residuos líquidos fluían hacia una fosa séptica y se eliminaban tras su limpieza. Cada casa tenía su propio retrete.

Las tuberías estaban hechas de ladrillos bien ajustados para que el líquido no pudiera entrar ni salir y se colocaban en un ángulo determinado. De este modo, los residuos podían fluir sin obstáculos hacia el depósito principal o descargarse fuera de la ciudad. Los desagües estaban protegidos de los residuos sólidos mediante rejillas especiales. Además, los propios habitantes enviaban los residuos sólidos a la fosa séptica para evitar la obstrucción del sistema de alcantarillado.

Por supuesto, había que limpiar el sistema. Sin embargo, la supervisión no corría a cargo de esclavos o sirvientes, sino de organizaciones municipales. Las alcantarillas de entonces eran superiores a muchos de los ejemplos que existen hoy en día en las ciudades de la región.

2. Algunos de los amuletos más populares de la actualidad también aparecieron aquí

El nazar, u ojo azul, puede encontrarse ahora en las estanterías de muchas tiendas de Turquía, Grecia y otros países. Se cuelga en la puerta de casa, en el coche y en los llaveros. Se supone que estos objetos protegen a sus propietarios del mal de ojo.

Fue probablemente la civilización harappa la que dio esta tradición al mundo. La imagen de un ojo redondo con una pupila en el centro se encuentra a menudo en las conchas marinas y las cuentas de aquella época. También puede verse en la estatua del famoso rey-sacerdote.

3. Los harappa se tomaban en serio el matrimonio

Las relaciones familiares y ceremonias matrimoniales de aquella época pueden parecerse a las tradiciones que son habituales en la India moderna. Los hombres colgaban una insignia especial con la imagen de un animal alrededor del cuello de su futura esposa en el momento del matrimonio. Los mismos animales se encontraban también en los sellos utilizados para marcar mercancías y productos. La imagen de un determinado animal era el equivalente a un apellido moderno. Se utilizaban para distinguir a los clanes entre sí.

Los comerciantes traían a sus esposas de tierras lejanas, simplemente para garantizar la entrega sin interrupciones de las mercancías de sus socios. Las mujeres gozaban de gran estima, como demuestran los antiguos cementerios de las ciudades.

4. Muchas ciudades modernas son inferiores a los asentamientos de la civilización harappa

Todos los asentamientos se construían según un plan estricto. Las ciudades tenían un excelente sistema de gestión. Los servicios municipales se ocupaban de las aguas residuales y los residuos sólidos. La anchura de las calles y el tamaño de las fachadas estaban estrictamente regulados, y los habitantes de la ciudad se esforzaban por cumplir las normas. Las ampliaciones o estructuras ilegales en la zona de la calle eran algo impensable.

Parece que no había ningún gobernante principal en el estado, aunque había un único sistema de leyes. En apariencia, no había una división clara entre pobres y ricos: todos los ciudadanos tenían el mismo acceso a los beneficios de la civilización.

5. Cada uno tenía su propio oficio

Dentro de los asentamientos había una división en barrios en los que vivían personas dedicadas a un oficio concreto. Los habitantes conocían los fundamentos de la metalurgia. Fue aquí donde se inventó la fundición de hierro y el tratamiento de la cornalina. Sabían fundir bronce, cobre, plomo y estaño.

Había talleres de cerámica y joyería e incluso fábricas de abalorios. La civilización harappa también era famosa por sus sorprendentes figuras. Incluso resulta difícil creer que hayan sido elaboradas por las manos de personas que vivieron hace más de 4 mil años. En ese entonces también había dentistas. Los científicos han encontrado rastros de tratamientos dentales en los antiguos habitantes.

6. No luchaban contra los vecinos, sino contra la naturaleza

El Estado, al parecer, no era beligerante. Aunque las ciudades estaban rodeadas de murallas de defensa, parece que la naturaleza, más que los vecinos o los invasores, era el principal enemigo. Las murallas estaban destinadas a proteger a los habitantes en tiempos de inundación. Todos los edificios se construían con elevaciones especiales de ladrillo.

La civilización harappa comerciaba mucho con sus vecinos. Las mercancías se transportaban por la tierra en carros tirados por bueyes. Este método de transporte todavía se utiliza en algunas regiones. En algunas partes más distantes, como la antigua Mesopotamia, Egipto y Creta, los productos se entregaban en barco.

También fue aquí donde se inventó un nuevo método de cultivo de cereales. Los cultivos se cosechaban dos veces al año alternando entre diferentes plantas. Todo con el fin de evitar una posible hambruna.

7. Cada persona tenía un hogar

Solo se conservan las ruinas de los edificios (foto de la izquierda). Pero hubo un tiempo en que las ciudades se construían según un plan preciso y bien pensado (foto de la derecha).

Los edificios se construían con ladrillos cocidos. La comida se cocinaba en ollas de barro. Los techos solían ser planos, lo que hacía que fuera más fresco para dormir y comer por la noche. Además de los edificios residenciales, las ciudades tenían edificios municipales, tiendas, fábricas, almacenes y templos. Los primeros edificios de oficinas también podrían haber aparecido aquí.

En esta región, la temporada de lluvias podía ser reemplazada por una larga sequía, que a veces duraba varias temporadas. Por ello, cada casa tenía también su propio pozo de agua.

8. El baño no era un lujo

En cualquier casa se podía encontrar no solo un cuarto con retrete, sino también un cuarto de baño. Esta habitación solía estar situada junto al retrete y colindaba con la pared exterior de la casa. Además de los baños privados, también había baños públicos en los asentamientos.

A los historiadores les resulta difícil decir por qué se construían. Probablemente se utilizaban para abluciones colectivas o algún tipo de ritual. Las paredes y el fondo de las piscinas se revestían de ladrillo y se cubrían con betún para evitar las filtraciones.

9. Los juguetes para niños existían en aquellos tiempos

Es probable que la artesanía fuera practicada principalmente por los hombres y que el hogar fuera dominio de las mujeres. Al mismo tiempo, las mujeres eran respetadas y tenían prácticamente los mismos derechos que los hombres. Los niños iban a la escuela o ayudaban a sus padres.

Sin embargo, los juguetes y dados encontrados por los arqueólogos demuestran que los niños no solo realizaban actividades útiles, sino que también sabían entretenerse.

10. Algunos de los secretos de belleza de la civilización harappa se siguen utilizando hoy en día

Es difícil saber exactamente qué tipo de atuendos usaba la civilización harappa. La mayoría de las estatuas representan a hombres y mujeres sin ningún tipo de vestimenta adicional. Se sabe que sabían procesar el lino y el algodón, y es posible que intercambiaran lana con los antiguos sumerios. Lo más probable es que las telas se tiñeran con sustancias naturales (por ejemplo, cúrcuma).

Tanto los hombres como las mujeres sabían mucho de joyas y usaban collares, anillos y pulseras. Las señoras se peinaban con intrincados peinados con horquillas de hueso y de otros materiales como oro, plata, cobre e incluso algunas conchas. Para cuidar sus rizos y maquillarse, utilizaban peines especiales (kakai) y utensilios que también se pueden encontrar en los neceseres de las mujeres indias contemporáneas. Durante las excavaciones, se desenterraron recipientes en los que se almacenaban diversos productos cosméticos.

11. Por qué desapareció la civilización harappa

Hasta ahora, nadie ha encontrado una respuesta clara a la pregunta de por qué desapareció la civilización harappa. Algunos investigadores culpan a la tribu aria que llegó a esta tierra. Sin embargo, durante las excavaciones no se han encontrado rastros de batallas devastadoras.

Se cree que el cambio climático fue la causa del declive. Algunas ciudades sufrieron sequías, otras fueron destruidas por inundaciones. Los ríos cambiaron su curso, interrumpiendo el comercio con Egipto y Mesopotamia. La gente empezó a abandonar las megaciudades y, finalmente, los asentamientos quedaron desiertos.

Lo más probable es que la población se desplazara hacia el este. La búsqueda de rastros de la civilización llevó mucho tiempo. Sin embargo, recientes pruebas genéticas sugieren que a los habitantes del sur de Asia se les puede atribuir ser los descendientes de este pueblo.

No nos lo enseñaron en la escuela. ¿Habías oído hablar alguna vez de una misteriosa civilización en el valle del Indo?

Genial/Curiosidades/11 Datos sobre una antigua civilización poco conocida, pero tan avanzada como los mayas y sumerios
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos