Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Actividades que, aunque parezca mentira, son pagadas y consideradas un empleo por los japoneses

Hay empleos que son más conocidos o populares que otros, pero es un hecho que todos sabemos lo que es un médico, un bombero o un cajero. En Japón, algunas mentes muy ingeniosas y llenas de creatividad fueron capaces de crear e inventar trabajos que, probablemente, nadie pensaría que son capaces de tener éxito o clientela. Sin embargo, son requeridos y funcionan.

Podríamos pensar que en Japón los trabajos son los mismos que en el resto del mundo, pero no es así en todos los casos. Por eso, Genial.guru te trae algunos de los empleos más inverosímiles e inconcebibles del país nipón.

1. Criador de insectos

A pesar de que, a priori, la idea de dedicarse a la cría de insectos podría parecer un tanto disparatada y sin cabida, lo cierto es que este empleo existe y podemos encontrarlo en el país nipón. Las personas que hicieron de este su trabajo tienen sus propios criaderos o granjas de insectos. Estos animales son cuidados y alimentados, para posteriormente ser vendidos al sector alimenticio (ya que en Japón es común su consumo) o científico.

2. Limpiador de oídos profesional

Limpiarse los oídos es una actividad relativamente sencilla, para la que no necesitamos ninguna ayuda y que no genera mayor dificultad. Sin embargo, en Japón parecen pensar que esta tarea de aseo personal requiere de manos expertas, por lo que han aparecido centros y profesionales en limpieza de oídos.

3. Alquiler de novia/o, familiares y amigos

Aunque pueda parecer cosa de ciencia ficción, el alquiler de amigos, familiares y novios es un recurso y un servicio activo en Japón. Básicamente, consiste en rentar a una o más personas que te gustaría tener cerca, pero que no puedes: ya sea pasar una tarde con tu mejor amigo que vive a cientos de kilómetros, ir al cine como lo harías con tu novia, o pasar un rato con el abuelito que tanto extrañas.

4. Invitado de bodas

Los novios japoneses tienen al alcance de su mano el servicio de “amigos/invitados” a la boda por alquiler. Es decir, para impresionar a la familia de la pareja o al resto de los comensales, tienen la opción de llevar al evento a amigos ficticios. Desde luego, tener como empleo ir a fiestas y conocer a gente parece bastante increíble.

5. Profesionales en pedir disculpas

Aunque hay personas a las que disculparse y reconocer sus fallos y errores puede costarles una eternidad, nunca imaginamos que llegarían al extremo de tener que contratar a alguien más para que pida perdón en su nombre. Ante la incapacidad de decir “lo siento”, en Japón aparecieron los profesionales en pedir disculpas.

6. Catador de vinagre

El vinagre es muy utilizado en la cocina japonesa. Tanta es su importancia que hay personas que se dedican a probar y catar los diferentes tipos que existen. Así es, hay gente que tiene por profesión la cata de vinagre, y que se dedica a beber directamente el líquido para apreciar su sabor y textura.

7. Empujador de metro

Los metros y sistemas de transporte público suelen saturarse en las grandes ciudades. Por lo tanto, hay veces en que los pasajeros no pueden ni tan siquiera subir a los vagones. En Japón, encontraron una solución para esto, y es que hay una persona cuyo trabajo es empujar a los pasajeros para que puedan subir al transporte, además de asegurarse de que las puertas queden perfectamente cerradas.

8. Trabajador de la sala de “destierro”

Cuando una compañía o empresa quiere que una persona se vaya y deje su puesto, buscan la manera de inducirle o empujarle a que lo haga. El cuarto de “destierro” es una de las prácticas orientadas a este objetivo, y consiste en un espacio en el que, los aún trabajadores, realizan las tareas más pesadas, tediosas y aburridas durante horas y días, hasta que prefieren renunciar.

9. Señuelo o acompañante

Un empleo en el que realmente no debes hacer gran cosa es este. Trabajar como sakura consiste en convertirse en una especie de acompañante para todo, en hacer acto de presencia, escuchar y contestar las preguntas de la persona que contrató el servicio. Se reclama a estos profesionales en reuniones laborales o familiares, pero también en salidas personales y de entretenimiento.

10. Entrenador de ninja a tiempo parcial

En Japón, hay personas que se dedican a dar clases de ninjutsu a tiempo parcial, es decir, a formar a futuros ninja. Esto demuestra que no son solo cosa de películas de acción y tampoco una disciplina en desuso, sino que siguen existiendo y dan clases.

11. Vigilante de globos

Las grandes tiendas o comercios contratan a alguien para que esté al pendiente de sus globos publicitarios. Ser vigilante de estos consiste en asegurarse de que están en buenas condiciones, correctamente inflados y de que cumplen su función.

12. Un chico guapo con el que llorar

Para aquellas personas a las que no les gusta llorar solas, pueden contratar a un chico guapo por horas para contarle sus penas. Este joven te escuchará, tratará de aliviar tu dolor, secará tus lágrimas, te prestará su hombro e incluso llorará contigo.

¿Cuál de estos empleos te gustaría desempeñar? ¿Qué otro tipo de trabajos extraños o poco convencionales conoces?

Compartir este artículo