Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Datos extraños sobre tu cuerpo que desearías no haber conocido

El cuerpo humano es una máquina increíble y llena de sorpresas, pero no todo acerca de él resulta agradable. Algunos datos acerca de nuestro organismo pueden ser fascinantes y un tanto extraños, pero seguramente cambiarán la forma en la que te ves a ti mismo.

Genial.guru ha recopilado algunos datos curiosos que podrás presumir en tus reuniones con amigos y que dejarán a todos pensando durante un largo tiempo. ¡Disfrútalos!

1. ¿Por qué el sudor de las axilas huele peor que el de otras partes del cuerpo?

Nuestro cuerpo tiene glándulas sudoríparas en toda su extensión, pero las que se encuentran presentes en las axilas, llamadas apocrinas, tienen la particularidad de liberar un sudor más aceitoso que el de otras partes, sustancia que es devorada por las bacterias y que, al ser digerida, se convierte en una ácido de olor fuerte y desagradable que nos puede hacer pasar momentos incómodos.

2. Ojos que no ven, ¿cerebro que no siente?

A pesar de que el cerebro procesa señales de dolor de otras partes del organismo, él, en sí mismo, es un órgano insensible. No tiene receptores de dolor, lo que hace posible que un neurocirujano pueda operar mientras un paciente está despierto.

3. ¿Cómo se producen los gases?

Cuando las bacterias del intestino grueso fermentan los hidratos de carbono de nuestros alimentos, se genera un gas que el cuerpo libera a través de flatulencias. Además, también pueden ser generados por aire que se traga al comer o al beber algo. Ahora ya conoces otra buena razón para masticar con la boca cerrada.

4. Tenemos la misma cantidad de vello que un chimpancé

El ser humano tiene un número aproximadamente igual de vello corporal que un chimpancé. La diferencia es que el nuestro es mucho más delgado, tanto que es casi invisible.

5. Ácaros en la almohada... ¡y en las pestañas!

Aunque comúnmente asociamos la presencia de estos parásitos a lugares como almohadas, peluches o sillones, también es posible que habiten en nuestras cejas y pestañas, alimentándose de la grasa y células de la piel.

6. Un cuerpo muerto está lleno de “vida”

El cuerpo humano tiene variedad de procesos activos al mismo tiempo, pero eso no significa que, al morir, deje de trabajar repentinamente. Cuando el corazón se detiene, se inicia un proceso de autodigestión en el que las enzimas empiezan a digerir el organismo, formando un nuevo y complejo ecosistema con microorganismos y bacterias que digieren nuestros tejidos y órganos. De hecho, las células de la piel pueden permanecer con vida hasta 24 horas después de la muerte.

7. A lo largo de su vida, una persona produce saliva suficiente para llenar una piscina

Aunque la producción de saliva varía dependiendo de varios factores como la edad y la alimentación, en promedio se producen de 1 a 2 litros de saliva al día, lo que significa que, si una persona vive 70 años, generará unos 34 000 litros de este fluido, cantidad suficiente para llenar una piscina de tamaño regular.

8. La lengua también puede “oler”

Según un estudio publicado por la revista Chemical Senses, la lengua tiene los mismos receptores olfativos que se encuentran en la nariz, lo que demuestra que el olfato y el gusto no son sentidos independientes, como se creía antes.

9. El ácido estomacal puede corroer el metal

El ácido clorhídrico presente en el estómago es altamente corrosivo, y posee la capacidad de digerir prácticamente todos los metales, la mayoría de los plásticos, vidrio, etc. La mucosa estomacal es la responsable de que estos ácidos no dañen el sistema digestivo.

10. Nuestro cuerpo posee partes que son innecesarias

La anatomía del hombre actual no es la misma que la de hace miles de años, sino que se ha ido transformando, e incluso tiene algunas partes que no poseen ninguna función importante, tales como el apéndice, las muelas del juicio, el coxis e incluso hay un debate sobre la utilidad del dedo meñique del pie.

11. Nuestra piel es un cementerio

Cada 5 segundos, aproximadamente 500 000 células del cuerpo mueren, y enseguida son reemplazadas por otras. Es un proceso de muerte celular programado que es absolutamente normal. Se llama apoptosis, e incluso podría causar enfermedades si no funciona correctamente.

12. Somos más altos por la mañana que por la noche

Este fenómeno le ocurre principalmente a la gente joven, y se debe a que los cartílagos de la columna vertebral tienen más agua por la mañana que al final del día, cuando están más deshidratados y condensados. Esto hace que haya una variación de algunos milímetros en la estatura.

¿Qué te parecieron estos datos? ¿Conoces alguna otra curiosidad que deberíamos haber incluido en la lista? Cuéntanos en los comentarios, y sigamos sorprendiéndonos con nuestro cuerpo.