Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Meteoritos famosos que han alcanzado la Tierra

Probablemente desde siempre, el ser humano ha sentido fascinación por la vida fuera del planeta Tierra. Los misterios y asombros del espacio lo han llevado a preguntarse en más de una ocasión qué es lo que hay allá afuera, si hay otro tipo de vida y si algún día podremos saberlo. Sin embargo, aunque todavía no hemos conseguido las respuestas a todas nuestras dudas, el espacio exterior nos ha revelado mucho sobre su naturaleza y su composición con algunas “pistas”. Los meteoritos son un ejemplo de eso, pues básicamente están compuestos de materia del sistema solar que cae sobre la atmósfera terrestre de manera luminosa.

Genial.guru es muy curioso, por lo que investigó más sobre el tema y creó esta lista de 12 meteoritos que han alcanzado la Tierra y de los que se tiene registro.

1. Meteorito Hoba

Con 60 toneladas, el meteorito Hoba es el más grande y pesado del mundo. Fue descubierto en 1920, y lleva el nombre de la granja Hoba Oeste, ubicada en Namibia, África, puesto que cayó cerca de ese lugar. Mide 2,7 metros por 2,7 metros, y tiene 0,9 metros de altura. No se ha movido de su sitio desde que impactó hace 80 mil años. Lo más sorprendente es que, a pesar de tratarse de un objeto tan grande, no dejó ningún cráter ni afectación en la superficie en la que cayó. Está compuesto de hierro en un 84 %, y de níquel en un 16 %, con pequeñas señales de cobalto e incrustaciones de hidróxido de hierro.

2. Meteorito Willamette

Descubierto en Oregón, Estados Unidos, en 1902, el meteorito Willamette es uno de los más grandes del mundo. Se cree que posiblemente impactó en Canadá, pero fue trasladado por un casquete glaciar. Los amerindios incluso tenían un nombre para él, “Tomonowos”, que significa “visitante del cielo”. Está compuesto por grandes cantidades de grafito y troilita, y presenta ausencia de silicatos, pero sí estructuras de Widmanstatten. Desde 1906 se encuentra en el Museo Americano de Historia Natural.

3. Meteorito de Bacubirito

No se sabe precisamente cuándo llegó a la Tierra el meteorito de Bacubirito, pero fue descubierto por campesinos en 1863, en el Camichín, en Bacubirito, Sinaloa. Su peculiar forma de “oreja” hace complicada la estimación de su masa, pero se calcula que mide alrededor de 4,20 metros de longitud, 2 metros de ancho y 1,75 metros de alto. Algunas investigaciones también han considerado que pesa 20 toneladas, lo que lo convierte en el quinto más grande y más largo descubierto en el planeta hasta ahora.

4. Meteorito El Chaco

El meteorito El Chaco es famoso por ser el segundo más grande de América. Impactó en el Chaco, en Argentina, y se cree que cayó alrededor de 2080 y 1910 a. C., pero fue descubierto recién en 1969 de nuestra época. Tiene un peso aproximado de 28 840 kilos, y su excavación no fue llevada a cabo sino hasta 1980, por William Cassidy, especialista de la NASA.

5. Meteorito Nakhla

Caído en Egipto, el meteorito Nakhla tiene origen marciano, y fue el primero en demostrar que posiblemente existían cuerpos acuosos en Marte. Este objeto cayó a la Tierra el 28 de junio de 1911, y mucha gente fue testigo de ello. En 2006, en una conferencia científica se generó cierta controversia, pues, según algunos, ciertos compuestos de carbono del meteorito podían considerarse prueba suficiente de la existencia de seres vivos en Marte.

6. Meteorito Mbozi

El meteorito Mbozi es uno de los más grandes del mundo, a pesar de que no se encuentra agrupado. Cayó en la ciudad de Mbeya, en Tanzania, y la gente del lugar ya lo conocía, pero los extranjeros recién lo descubrieron en la década de 1930. El meteorito está compuesto de hierro e inclusiones de silicato, además de poseer níquel en un 8 % y estructuras de Widmanstatten. Mide 3 metros de largo, 1 metro de alto, y pesa aproximadamente 16 toneladas.

7. Meteorito Allende

El meteorito Allende cayó en la Tierra en 1969, en el estado de Chihuahua, México, justo en el poblado de Allende. Se trata de la condrita carbonácea más grande encontrada en la historia. Se cree que su tamaño original, antes de fragmentarse en la atmósfera terrestre, era similar al de un automóvil. Desde su hallazgo, ha servido para múltiples estudios. El más reciente permitió el descubrimiento de un nuevo mineral totalmente extraterrestre llamado pangüita, formado por óxido de titanio.

8. Meteorito Sylacauga y meteorito Hodges

El meteorito Sylacauga lleva ese nombre por haber caído en la región de Sylacauga, Alabama, Estados Unidos. El 30 de noviembre de 1954, este descendió como una gran bola de fuego y atravesó la atmósfera, por lo que pudo ser visto por muchos testigos. Sin embargo, el cuerpo celeste se fragmentó, y uno de sus pedazos fue famosamente bautizado como el “meteorito Hodges”.

A menudo suele confundirse al meteorito Sylacauga con el Hodges, pero el segundo fue solo un fragmento del primero, y es famoso por haber sido el primer meteorito en impactar a un ser humano.

Ann Hodges estaba dormida cuando repentinamente sintió un golpe fuerte en la cadera. Cuando abrió los ojos se percató de que toda su casa estaba llena de humo y escombros. Aturdida, se levantó y descubrió que había un hoyo en el techo. La madre de Ann, quien estaba en la misma casa, acudió al auxilio de su hija y juntas descubrieron una roca negra del tamaño de un melón que había roto el techo y rebotado sobre una radio, la cual ya estaba destrozada antes de golpear a Ann. Por supuesto, se trataba del meteorito, el cual pesaba 3,8 kilos.

9. Meteorito de Molina

En 1885, en el cielo de Molina de Segura, España, apareció un destello de luz semejante al fuego. Luego se escuchó un estruendo seguido de un temblor. Sin embargo, aunque los pobladores intentaron buscar dónde se había producido el estallido, no encontraron el lugar. No fue sino hasta tiempo después, durante la siega de la cebada, que un segador halló una piedra cuadrangular negra de un peso extraordinario. Se trataba del meteorito, el cual fue llevado a un museo. Sin embargo, en el proceso se fragmentó en dieciséis partes. En 1863, la reina Isabel II aceptó donar el fragmento más grande (de unos 112,5 kilos, aproximadamente) al Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, donde se encuentra actualmente. Ahora es llamado así, el meteorito de Molina.

10. Meteorito Laguna Manantiales

El meteorito Laguna Manantiales es un cuerpo celeste de hierro que cayó en la región de Santa Cruz, en Argentina. Su peso total es de 92 kilos, y causó especial interés por la clara visibilidad de las líneas de Neumann en las estructuras de Widmanstatten. Fue hallado en 1938 por un arriero que hundió su facón en la tierra, el cual chocó con una piedra que resultó ser el meteorito.

11. Meteorito de Cape York

El meteorito de Cape York es uno de los más grandes del mundo, y cayó en Savissivik, Groenlandia. Se cree que impactó en la Tierra hace casi 10 mil años. Muy cercano al lugar de aterrizaje vivían los inuit (población ártica de América del Norte), quienes usaron el material del cuerpo celeste como fuente de metal para herramientas. No fue sino hasta 1818 que los científicos tuvieron conocimiento del meteorito. Se hicieron muchas expediciones sin éxito, pero fue Robert Peary, ayudado por un guía local esquimal, quien lo llevó a la isla Saviksoah, al norte de Cabo York, en 1894. Peary vendió las piezas del meteorito al Museo Americano de Historia Natural en la ciudad de Nueva York, donde se encuentran actualmente.

12. Meteoritos Cañón del Diablo

Los meteoritos Cañón del Diablo son varios fragmentos de un asteroide que impactó en la Tierra hace 50 mil años, provocando la creación del cráter Barringer, muy cerca del llamado Cañón del Diablo, ubicado en Arizona, Estados Unidos. Su origen fue un asteroide que se fragmentó en muchos pedazos, dejando rastros de cuerpos celestes alrededor. Se trata de un meteorito metálico, y algunas investigaciones realizadas por Clair Cameron Patterson detallaron que tiene una edad de 4 550 mil millones de años.

Bono: el cráter de Chicxulub

Hace aproximadamente 66 millones de años, un meteorito con un diámetro de más de 10 kilómetros impactó en la península de Yucatán, en México. A consecuencia de ello, se cree que hubo ciertos cambios ambientales que originaron un calentamiento global, el cual terminó por extinguir a cerca del 75 % de las especies existentes, incluyendo los dinosaurios. Este meteorito dejó una gran huella a su paso, el famoso cráter de Chicxulub.

¿Crees que la percepción del ser humano con respecto al cosmos ha cambiado gracias a los meteoritos que han impactado en nuestro planeta? ¿Qué harías si te tocara vivir un fenómeno así? Nos gustaría mucho leer tus comentarios a continuación.