Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Inesperados descubrimientos históricos hechos por personas comunes

Los descubrimientos que se han producido a lo largo de todos los tiempos nos han permitido saber y conocer más acerca de antiguas civilizaciones, costumbres, tradiciones, lenguajes, religiones y sobre la historia en general. Algunos de los grandes descubrimientos se han dado después de grandes búsquedas por parte de equipos especializados de arqueólogos y muchos años de espera, pero otros se han dado sin previo aviso y por completa casualidad.

En Genial.guru, queremos contarte acerca de algunos de los descubrimientos arqueológicos más inesperados de la historia de la humanidad.

1. El tesoro de Childerico

En 1653, durante la remodelación de un edificio cercano a la iglesia Sant-Brice, en Tournai (Bélgica), uno de los obreros descubrió —por azares del destino— la tumba del primer rey franco: Childerico. Adentro se encontró un gran tesoro formado entre otras cosas por una espada con empuñadura de oro, 200 monedas de plata, un brazalete, joyas y un gran anillo de oro en el que se podía leer la inscripción Childeric I regis.

Más tarde, este tesoro fue cedido al rey de Francia, e incluso Napoleón llegó a usar algunas piezas el día de su coronación. Finalmente, el tesoro fue robado, fundido en lingotes y las piezas restantes fueron arrojadas al río Sena.

2. Ciudad subterránea de Derinkuyu

En el año 1963, un hombre encontró una misteriosa red de túneles detrás de una de las paredes de su casa en Turquía. Varios arqueólogos acudieron a observar el descubrimiento y a analizarlo, llegando a la conclusión de que existía una compleja red de túneles que fueron usados como refugios durante la guerra árabe-bizantina.

Actualmente, conocemos este descubrimiento como la ciudad subterránea de Derinkuyu.

3. Bote del mar de Galilea

Este bote fue descubierto en 1986 por dos pescadores y arqueólogos principiantes al retirarse la marea a causa de una gran sequía. La embarcación fue examinada y retirada por expertos en el área que llegaron a la conclusión de que el bote era similar al que usaron los judíos durante la batalla de Migdal.

4. Poblado de Skara Brae

En 1850, una fuerte tormenta desenterró el poblado neolítico de Skara Brae situado en la bahía de Skaill, en la más grande de las islas Orcadas, Mainland (Escocia). Este asentamiento consta de nueve casas que deben haberse ocupado entre el 3 200 y el 2 500 a. C. y se conserva en perfectas condiciones.

5. Ötzi

En 1991, dos turistas alemanes que practicaban alpinismo quienes descubrieron en los Alpes de Ötztal (frontera entre Austria e Italia) la momia congelada de un hombre de 45 años que debe haber vivido aproximadamente entre el 3 400 y el 3100 a. C. Ötzi, como bautizaron a la momia, portaba consigo un arco de madera, flechas, un hacha de cobre y un gorro de piel de oso.

6. Los rollos del Mar Muerto

En 1947, unos jóvenes beduinos caminaban junto a sus rebaños cerca de la antigua ciudad de Jericó cuando una de sus cabras se perdió y comenzaron a buscarla. Uno de ellos, mientras buscaba al animal perdido, lanzó una piedra en una cueva que pareció romper una olla de arcilla. Esto llamó la atención del muchacho, quien, al adentrarse en la cueva, encontró estos rollos de incalculable valor.

Los muchachos, sin conocer el valor real y la importancia de los escritos que habían encontrado, los vendieron a un comerciante. Más tarde, los especialistas en la materia confirmaron la valía de los textos, entre los que se encuentran los manuscritos más antiguos conocidos hasta la fecha.

7. La Venus de Milo

En el año 1820, un campesino de nombre Theodoros Kendrotas encontró la parte superior de la más que conocida Venus de Milo mientras buscaba bloques de mármol entre un montón de escombros. La estatua había permanecido enterrada varios siglos en la isla griega de Melos.

Un oficial de la marina francesa llamado Olivier Voutier escuchó del descubrimiento y acudió a verlo por sí mismo. Sabiendo de la importancia de la pieza, desenterró junto al campesino a la Venus y la llevó a Francia, donde el rey Luis XVIII la donó al museo del Louvre, donde permanece actualmente.

8. El ejército de terracota de Xi’an

En 1974, unos agricultores locales de la aldea Xiyang decidieron hacer un pozo en su granja comunal, momento en el que descubrieron un soldado de terracota de tamaño real. Este descubrimiento no pasó desapercibido, y rápidamente las autoridades Chinas enviaron a arqueólogos a comenzar con las excavaciones.

Los expertos encontraron más de 8 000 soldados de terracota, los cuales habían sido enterrados junto con Qin Shihuangdi, el primer emperador de China

9. La piedra Rosetta

En 1799, un grupo de soldados enviados a Egipto por Napoleón para la búsqueda de antigüedades y reliquias encontró una gran piedra de basalto cerca de la ciudad de Rosetta. Esta piedra es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de todos los tiempos, ya que permitió estudiar y comprender la antigua escritura egipcia.

10. Dama de Elche

En agosto de 1897, un grupo de jornaleros que trabajaban las tierras de una familia decidieron tomar un descanso, durante el cual uno de ellos encontró de forma totalmente inesperada a la famosa Dama de Elche. Lo que en un inicio pensó que era una piedra resultó ser una escultura que data de entre los siglos V y IV a. C.

11. Tesoro de Hoxne

El 16 de noviembre de 1992 se encontró el tesoro de Hoxne: el mayor tesoro de oro y plata del antiguo Imperio romano. Fue descubierto en Hoxne (Suffolk) con un detector de metales. Actualmente, las monedas romanas de oro, plata y bronce, las joyas de oro y las 200 piezas de vajilla se encuentran en el Museo Británico en Londres.

12. Copia de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos

En 1989, durante un mercadillo, un coleccionista compró un cuadro para luego reparar el marco en el que venía. Sin embargo, cuando retiró el marco para arreglarlo, encontró una copia original fechada en 1776, de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos.

Este sorprendente hallazgo, que fue comprado por 4 dólares como un simple cuadro, se vendió por 2 420 000 dólares.

13. Las cuevas de Altamira

Estas cuevas, consideradas Patrimonio Mundial por la UNESCO, contienen las muestras de arte prehistórico más importantes del mundo y se encuentran en Santillana del Mar, Cantabria (España).

La cueva fue encontrada por Modesto Cubilas mientras intentaba liberar a su perro atrapado entre unas grietas. Sin embargo, no fue él quien descubrió las pinturas rupestres. Este hombre le habló a su amigo Marcelino Sanz de Sautuola sobre la cueva, quien la visitó en 1875 sin encontrar nada reseñable.

Años más tarde, en 1879, Sautuola visitó de nuevo la cueva junto con su hija de ocho años, María. Explorando la cueva, la pequeña se adentró en una sala lateral y descubrió unas increíbles e impresionantes pinturas en el techo mientras gritaba: “¡Mira, papá, bueyes!”.

¿Conocías estos hallazgos casuales? ¿Sabes de otros descubrimientos históricos importantes que se encontraran sin previo aviso o sin ser buscados? Cuéntanos qué te parecen estos grandes descubrimientos de la historia y cuál de ellos te ha sorprendido más.