15 Historias escandalosas sobre personas que solo piensan en sí mismas

Historias
hace 3 días

Los egoístas piensan que los demás somos meros extras en sus propias vidas y que, por tanto, todo el mundo debe actuar según sus dictados. Uf, qué indignante es eso a veces. Algunos usuarios, en lugar de estallar de ira, volcaron sus sentimientos en Internet, y nosotros recogimos sus historias en nuestro nuevo artículo ilustrándolas con inteligencia artificial.

  • Tuve una anécdota con mi exesposo. Yo estaba en el trabajo, mi suegra me llamó y me dijo que había enviado chuletas a través de mi marido. Me alegré de que por fin alguien me hubiera cocinado algo, no tenía que estar delante de los fogones. En casa no encontré las chuletas. Le pregunté a mi esposo y me dijo que se las había dado al perro, que él también quería algo rico. No a nuestros hijos (tenemos dos), ¡sino al perro! Me eché a llorar, pero él me dijo que estaba montando una escena por nada. Y estaría bien para alimentar al perro, pero nuestro kan era enorme, tragó esas chuletas sin siquiera masticarlas. © Panda***777 / Pikabu
  • Un amigo (eso creía yo entonces) no me invitó a su boda, aunque nuestra relación era estupenda. Más tarde me preguntaba constantemente cuándo me casaba, porque tenía muchas ganas de estar en mi boda. Yo ante tal descaro estaba perdido y no sabía qué contestarle. Esto se prolongó durante años, hasta que en el momento oportuno se encontraron las palabras. Volvió a preguntarme por mis planes de boda, y le dije: "No te preocupes, tú me invitaste a tu boda, así que yo también te invitaré". La expresión de su cara me reconforta hasta el día de hoy. © deonnix / Pikabu
  • Tengo mi número de teléfono en la ventanilla del coche. Estoy sentado en casa, el coche está en la calle. Me llama un desconocido: "¿Puede mover el coche, por favor?". "Voy para allá", respondo. Estoy bajando en el ascensor y pienso: "Eh, para. No estaba tapando a nadie. Puse el coche en el espacio vacío". Salgo de la entrada. Hay un chico joven junto a mi coche: "Estás en mi sitio. Siempre aparco aquí". "¿Desde cuándo es tuyo?". "Vivo aquí desde hace tres meses, aparco aquí siempre". Llevo más de 30 años viviendo en esta casa y no tengo derecho a decir que tengo mi sitio aquí. © fish.hleb / Pikabu
  • Mi amiga y yo estábamos haciendo fila en una pizzería y comentábamos que queríamos comprar allí las dos últimas porciones de pizza. El chico que teníamos delante ya había hecho su pedido y lo había pagado. Pero cuando se enteró de lo de los dos trozos, sacó la cartera y pidió precisamente esos trozos. Luego nos miró con una sonrisa burlona y se marchó. La cajera que estaba observando todo esto acabó dándonos 3 porciones de pizza gratis cuando estuvo lista una nueva. © ***Examination / Reddit
  • Un amigo me pidió prestada una modesta cantidad de dinero y no me la devolvió, desapareció. Unos años más tarde, nos encontramos por casualidad, y me propuso reanudar la comunicación e intercambiar números de teléfono. Le recordé lo de la deuda, y me dijo: "Ya sabes quién se acordará de lo olvidado...". Me despedí de este personaje. © Andreika103 / Pikabu
  • Le hice a mi esposa un regalo caro y bonito. A mi suegra también le regalé un chal muy bueno: de lana natural, muy bonito, pero, claro, este regalo costaba menos. Así que imagínate, no quedó satisfecha, ya que esperaba algo más sólido. Al final, el chal lo lleva mi mujer. © talik123 / Pikabu
  • Mi amiga me pidió que la maquillara gratis para su boda, y también le regalé dinero. Pero no me invitó a la boda. Me explicó que la fiesta era solo para familiares, aunque sus colegas y amigos de su esposo estaban allí. Dejé de comunicarme con ella. Es desagradable cuando una persona te utiliza. © Wildwildworld / Pikabu
  • Una amiga se quedó embarazada. Su novio estaba fuera por trabajo y sus padres estaban en otra ciudad. La ayudé en todo, hasta el punto de que viajé con ella al hospital con contracciones. Entonces me dijo la siguiente frase: "Te llamaría como madrina, pero no nos convienes por tu estatus...". © zajka.mozajka / Pikabu
  • Mi hermano lleva años quejándose de que no encuentra mujer. Hace poco conoció a una, quedó encantado, salió con ella dos meses y luego la dejó. Le pregunté: "¿Qué ha pasado?". Y me contestó: "¡Eh, me ha pedido que le llamara un taxi para volver a casa! No quiero que me utilicen". © Overheard / Ideer
  • Mi hermana está casada. Hace seis meses que su esposo no trabaja. Tienen una hija, y además está embarazada. No podían pagar el alquiler y vinieron a vivir con nosotros. Hoy me ha pedido que cuide de la niña porque se va a trabajar. Pero, ¿por qué iba a cuidar yo de la niña después del trabajo cuando hay un padre que está libre como un pájaro? Después de negarme, me llamaron desvergonzada, porque no había dado a luz y no había aprendido sobre la vida. © Cámara 6 / VK
  • Mi marido me olvidó en el minibús. Fui al cine con él. Solo había dos asientos: uno cerca del conductor y el segundo en la cabina. Yo me senté junto al conductor, mi esposo ocupó el segundo asiento. El trayecto era corto, pero yo no conocía el camino. Cuando me cansé de viajar, llamé a mi marido y en ese momento resultó que ya estaba viendo la película y se había olvidado completamente de mí. © Cámara 6 / VK
  • He hecho fotografía y videografía para bodas en el pasado. Un conocido me pidió que fotografiara su boda y me convenció que le diera un descuento del 50 %. Empezó el banquete. No me iban a dar de comer. Pregunté por la comida, me trajeron un plato en el que había una capa finísima de papas, verduras y algo más. Ojalá no me hubieran dado nada. En principio había planeado filmar hasta el final, pero después de semejante comida me fui al cabo de una hora. © deonnix / Pikabu
  • Tengo 6 hijos (2 propios y 4 adoptados). Vivimos en el campo. Tengo una pequeña granja. Hace poco, a todos las familias numerosas les regalaron televisores 3D. Nos negamos, ya que tenemos TV, es suficiente para nosotros, los niños están ocupados desde la mañana hasta la noche, estudiando. Tenemos una vecina, ella tiene un hijo. Ya no nos comunicamos porque renuncié al televisor, pero en su opinión debería haberlo aceptado para dárselo a ella. Su hija soñaba con algo así, y yo, tonta, no pensé en mi amiga. © Cámara 6 / VK
  • Odio cuando la gente concierta una cita y luego, cuando ya me estoy poniendo los zapatos, manda un mensaje: "Oh, pospongamos la cita un poco". Y normalmente "un poco" son unas 3 horas. Esta mañana, tuve esta situación con una amiga. Le pregunté cuánto tiempo necesitaba para salir, y ella me dijo; "¡Oh, no me esperes! No me gusta que me presionen, ya tengo suficiente de eso en el trabajo". Caramba, me hizo sentir culpable, ¡aunque habíamos acordado una hora! © Chamber 6 / VK

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas