Genial
Genial

15 Datos del cuerpo humano que nos dan ganas de decir: “¡No inventes!”

El cuerpo humano tiene muchas sorpresas ocultas. Seguramente pocas personas se han dado cuenta de que la pelusilla del ombligo se forma más a menudo en hombres de mediana edad, y que el sabor de la comida puede parecerte más intenso si la disfrutas con música.

En Genial.guru creemos que es hora de conocer mejor los secretos de nuestro organismo.

  • La manera de percibir el cilantro depende de una cuestión genética: para algunos tiene sabor a jabón, mientras que para otros, un sabor herbal.
  • Cuando un hombre inicia una relación a largo plazo y crea una familia, su cerebro le indica que debe retener la producción de testosterona.
  • Al agitar los brazos a la hora de caminar, gastamos mucha menos energía que si hiciéramos lo contrario.
  • La pelusilla del ombligo se forma más a menudo en hombres de mediana edad, especialmente en aquellos que tienen vellos alrededor del ombligo. Si se afeitan, entonces se formará menos pelusilla.
  • En nuestro campo de visión, hay una zona que no vemos en absoluto, aunque está directamente frente a nosotros. Esto se debe a que nuestra retina tiene un punto ciego. Es el lugar donde el nervio óptico ingresa al globo ocular. No contiene células fotosensibles que puedan percibir una imagen.
  • El sabor de la comida parece más intenso si se disfruta con música. Por ejemplo, los sonidos agudos, tales como el ruido del viento o las notas de un piano, aumentan la sensación de dulzura, y el sabor amargo se puede destacar más con la ayuda de las notas graves de los instrumentos de viento.
  • La mayoría de las personas no pueden hacerse cosquillas a sí mismas. El paladar es el único lugar donde casi cualquiera siente cosquillas si se toca con la punta de la lengua.
  • Si quieres que tu hijo te haga caso, entonces debes decirle algo al oído derecho, dado que percibe mejor los sonidos.
  • El organismo trata de enfriar el cerebro mediante el bostezo. El bostezar ayuda a drenar la sangre sobrecalentada de la cabeza y permite mantener la temperatura deseada en el cerebro.
  • Las personas pelirrojas tienen una tolerancia diferente al dolor en comparación con las demás. Las células de su piel carecen de la función de un receptor determinado, por lo que tienen un desequilibrio entre la sensibilidad y la tolerancia al dolor. Esto quiere decir que pueden ser más sensibles a ciertos tipos de dolor y requerir dosis más altas de algunos analgésicos. Sin embargo, los estudios sugieren que su tolerancia al dolor puede ser mayor.
  • Otro dato interesante relacionado con el bostezo. En la mayoría de los casos, los niños que tienen más de 4 años y los adultos pueden “contagiarse con el bostezo”. Es poco probable que los niños menores de 4 años, al ver a una persona bostezando, quieran bostezar también.
  • Las personas mayores con una menor cantidad de dientes conservados tienen una capacidad mental peor que aquellos que tienen más dientes. Sin embargo, afortunadamente hay sustancias tales como los ácidos grasos omega-3 y la vitamina B12 que pueden ayudar a mantener el rendimiento cognitivo.
  • Debido al cambio de husos horarios, no solo se pueden tener trastornos del sueño, sino también indigestión.
  • Algunas personas escuchan cómo se mueven sus globos oculares. Esto sucede si el individuo tiene un agujero en el huesecillo del oído.
  • Si a una persona le entra agua fría en el oído, entonces sus ojos se dirigirán automáticamente hacia donde ha entrado el agua. Sin embargo, si el agua está tibia, entonces los ojos se dirigirán hacia el lado contrario.

¿Conocías estos datos acerca de nuestro cuerpo? ¿Sabes alguna otra cosa interesante que puedas compartir?

Genial/Curiosidades/15 Datos del cuerpo humano que nos dan ganas de decir: “¡No inventes!”
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos