Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Misterios arquitectónicos a los que aún no se les ha podido dar explicación

9-45
980

Normalmente, cuando se estudia un sitio antiguo, los investigadores descubren nuevos aspectos de la civilización que la habitó: sus creencias, culturas y rutinas. Pero existen algunos lugares tan misteriosos que, en vez de brindar respuestas, solo dan lugar a más preguntas.

Genial.guru ama los misterios y la arquitectura, por eso ha reunido 15 casos de antiguos monumentos de los que los investigadores no han logrado responder preguntas como quién, cómo ni —mucho menos— por qué.

1. Templo de Kukulkán

Se sabe que el actual templo fue construido en el siglo XII d. C. por los mayas itzaes en Chichén Itzá. Si, de por sí, su arquitectura es llamativa, lo que más acapara la atención de los amantes del misterio es que, en 1997, se descubrió que debajo de toda esta elaborada construcción se encuentra oculto un cenote a ocho metros de profundidad.

Los investigadores no han podido verlo, ya que cuando se intentó ingresar por medio de cuevas cercanas en el 2017, descubrieron que ¡el ingreso estaba totalmente bloqueado por piedras! Pero esas piedras no fueron puestas allí de casualidad, se especula que se colocaron a propósito para impedir que las personas ingresen. Y, por el momento, sí que lo lograron.

2. Stonehenge

Las personas pueden ver esta antigua construcción, que se encuentra en Inglaterra, y pensar que no tiene mucho de raro. Es decir, este monumento parece tener “puertas” como rocas, no tiene símbolos desconocidos ni mucho menos una arquitectura que a simple vista nos lleve a preguntar quién y cómo lo construyó. Pero vaya que Stonehenge es misterioso, y mucho más elaborado de lo que parece. Si se observa con detenimiento, se puede saber por qué.

Para empezar, las piedras no están puestas al azar; según investigaciones, antes eran muchas más y estaban ordenadas de tal manera que formaban círculos dispuestos por la proporción áurea (una forma de cálculo que lleva a resultados bellamente ejecutados en el arte y la arquitectura, si se hace bien). Esos círculos no fueron hechos por placer, según se pudo notar; funcionaban como calendario en el megalítico, puesto que en algunos puntos se puede vislumbrar al sol atravesando el eje de la construcción en el solsticio de verano. ¡Vaya! Eso cuenta mucho sobre la civilización de aquel entonces; ciertamente eran muy inteligentes y tenían grandes conocimientos de astronomía y estéticos, pero... ¿qué certezas nos da del sitio?

Podemos notar que Stonehenge cumplía algunas funciones, pero no existen explicaciones verídicas de cuál era el fin que tenía en concreto. En efecto, pudo ser un calendario como también un observatorio astronómico. Además, se encontraron cuerpos enterrados, así que también pudo funcionar como cementerio para personas importantes o para ejecutar rituales religiosos. ¡O pudo ser todo ello al mismo tiempo! Hay muchas teorías, pero no hay confirmaciones.

3. Templos megalíticos de Malta

Por muy sencillas que parezcan, estas estructuras están tan bien construidas que sobrevivieron por miles de años. Fueron hechas en el periodo neolítico y son reconocidas como las construcciones más antiguas de este tipo. Los investigadores aún no han logrado descifrar qué uso específico tenían los templos ni cómo la civilización de aquel entonces pudo realizar este tipo de edificaciones elaboradas con los conocimientos de la época.

4. Las pirámides y esfinge de Guiza

Normalmente, durante una construcción, cuando hay que levantar un objeto muy pesado, los encargados utilizan maquinarias especiales resistentes y con la fuerza para poder soportar toneladas de peso. ¡Y asunto solucionado!

Pero en el caso de la esfinge de Guiza, bueno, esas maquinarias no existían (o al menos no las dibujaron en sus jeroglíficos), así que, para hacerla, tuvieron que tallar una roca madre de la meseta. De tal manera, podemos suponer que, después de esa gigantesca obra, el nombre del autor sería recordado hoy en día con admiración y respeto. Claro, si tan solo supiéramos quién es. No hay un acuerdo entre los investigadores sobre quién diseñó la esfinge de Guiza, ni mucho menos cuándo. Hay teorías de todo tipo, hasta las que incluyen marcianos, pero ninguna puede confirmar siquiera con qué objetivo fue hecha.

5. Piedras de Carnac

No te dejes engañar, no son simples piedras colocadas allí porque sí. En realidad, es un monumento del neolítico —incluso es el más extenso del mundo— y se encuentra en Francia. Siendo que estamos hablando de una creación prehistórica, llama la atención la disposición y orden de estas piedras tan cuidadosamente acomodadas. Existen muchas teorías y leyendas sobre los menhires (una forma de llamar a las construcciones megalíticas de piedras alargadas), como que son soldados petrificados por una deidad. Incluso se les han atribuido poderes para curar la salud y la infertilidad.

También se ha pensado que podría haber sido un calendario del neolítico para ver el solsticio y equinoccio; pero así como hay personas que piensan esto, hay otras que rechazan estas teorías con tanta seguridad como quien niega que las leyendas sean ciertas.

6. Estructuras de Yonaguni

La mayoría de las estructuras antiguas se han descubierto bajo tierra después de llevar a cabo excavaciones o eran notorias desde antes, pero este no es el caso de las estructuras de Yonaguni. Este refugio prehistórico se encontró bajo el agua, y ni siquiera porque lo estaban buscando. De hecho, fue encontrado casi por casualidad por un submarinista japonés en 1985.

Los japoneses reconocen este sitio como un monumento de origen misterioso. La duda principal es quién fue su autor, ya que no se sabe si es producto de la naturaleza o de la mano humana. Algunos científicos creen que es un megalito prehistórico resultado de una catástrofe natural; otros rechazan esta creencia, afirmando que claramente fue tallado por humanos. Incluso existen otras teorías que combinan las anteriores, como que fueron formadas por la naturaleza pero los humanos las utilizaron y modificaron en su época. Al parecer, llegar a un acuerdo no será fácil.

7. Newgrange

Con la apariencia tan peculiar de esta estructura irlandesa, algunas personas podrían pensar que no se hizo hace mucho tiempo, pero lo cierto es que probablemente fue construida en el periodo neolítico. Se sabe que fue utilizada como una tumba, ya que se encontraron restos de huesos, pero no se sabe de quiénes son y qué pudieron haber hecho para ser enterrados en semejante estructura.

Aunque se han encontrado restos, no se tiene la certeza de cuál era el propósito del sitio. Algunos piensan que no fue solamente un culto a los fallecidos, sino que creen que se construyó por una fe basada en la astronomía, ya que su ubicación recibe iluminación especial del sol en determinadas épocas del año. A pesar de que las teorías no han llegado a un acuerdo, abundan muchas que ofrecen explicaciones relacionadas con la ingeniería, geometría y hasta la mitología.

8. Georgia Guidestones

En este caso, comenzaremos por lo conocido: es un monumento construido con piedra de granito que se encuentra en Estados Unidos, fue hecho en 1980 por encargo de alguien cuyo seudónimo era R. C. Christian y... eso es todo.

Su historia empieza de una manera un tanto extraña. En 1979, un tal Christian le encargó a un grupo de expertos que diseñara esta estructura que funcionaría como brújula, calendario y reloj. Las personas a las que se le encomendó la tarea pensaron que estaba loco, por lo que decidieron darle una cifra descabellada para que Christian desistiera de la idea. Pero lejos de ello, aceptó pagar la suma de dinero, afirmando que él solo era un representante de un grupo de personas que había planeado esto por 20 años. Luego de la edificación del monumento, no se volvió a saber nada de él, ni mucho menos de las otras personas que idearon el proyecto.

Por si fuera poco, lo que hace aún más extraña esta construcción no es solo su historia, sino el hecho de que tiene instrucciones en ocho idiomas —incluyendo el español— y posee textos cortos escritos en idiomas antiguos, como jeroglíficos. Dado que quién la encargó desapareció, no se supo el porqué ni qué quiso decir con las instrucciones que dejó grabadas en piedra. Por eso, esta estructura ha dado lugar a múltiples teorías; algunas de ellas afirman que las instrucciones son conceptos básicos necesarios para reconstruir la civilización (de ser así, afortunadamente, todavía no ha hecho falta seguirlas).

9. Dólmenes coreanos

Probablemente, a muchas personas les pueda resultar más misterioso saber qué es un dolmen que su historia, así que diremos que son construcciones megalíticas de tierra o piedra que podían tener la función de sepulcro, marca territorial o cumplir con rituales religiosos.

En el Oriente, se han encontrado muchas de estas estructuras, pero en dónde más se han hallado es en Corea; ¡incluso se piensa que allí hay alrededor de 35 000 dólmenes! Los investigadores aún no han podido explicar por qué hay tantas de estas estructuras allí, por qué existen tantas variedades de diseño, cuál fue su fecha de edificación, ni mucho menos cuál era el fin que cumplían.

10. Esferas de piedra de Costa Rica

Son más de 500 esferas que se encuentran en Costa Rica y llenan de admiración por su prolijidad y acabado realizado durante los años 400 a 500 d. C. Al hablar de ellas, tres preguntas básicas vienen a la mente: “¿Quiénes las hicieron?”, “¿cómo las hicieron?” y, principalmente, “¿para qué las hicieron?”.

Lamentablemente, ninguna de estas preguntas tiene respuesta. Hay muchas hipótesis y, por supuesto, algunas incluyen extraterrestres; pero, por el momento, su historia sigue siendo todo un misterio.

11. Cúpula de Santa María del Fiore

Una construcción no necesita ser prehistórica para ser misteriosa. Este es el caso de la cúpula de Santa María del Fiore. Se sabe que su autor fue Filippo Brunelleschi y que se construyó entre 1420 y 1424, pero de lo que no se tiene idea es de cómo. Las dimensiones de la cúpula son tan grandes que no se pudo haber usado la típica estructura auxiliar utilizada en otros casos y, lamentablemente, Brunelleschi no dejó constancia de ningún tipo de plano o texto que explicase cómo logró llevar a cabo esta hazaña con las herramientas de aquel momento

12. Göbekli Tepe

Es un antiguo santuario construido en el neolítico, 8 000 a. C., en Turquía. Se lo considera el templo religioso más antiguo del mundo. Pese a su gran estructura hecha de piedras, pilares y esculturas elaboradas, por alguna razón desconocida, fue enterrado y abandonado por 500 años hasta volver a ser hallado.

Pero la verdadera intriga es que los historiadores no logran entender cómo fue posible que, en las condiciones sociales del neolítico, un grupo tan grande de personas se hubiese puesto a disposición de semejante obra arquitectónica. Los escritos grabados en su interior aún no han podido ser descifrados y, por si fuera poco, algunos historiadores ponen en duda que haya sido un templo religioso y piensan que, en realidad, era un complejo de viviendas o un cementerio.

13. Moái

Al visitar la Isla de Pascua en Chile, es muy fácil toparse con estas cabezas gigantes mirándote. Y tras verlas, lo más natural es que las personas quieran saber por qué las antiguas civilizaciones edificaron estos moáis por todas partes. Y la razón es... totalmente incierta.

Exacto, en este caso, tampoco se sabe quién las hizo ni mucho menos por qué. ¡Y vaya que quisiéramos explicaciones! Al no haber certezas, abundan las teorías. Algunos piensan que se construyeron durante los siglos IX y XVI para conmemorar a los difuntos; otros estudios explican que se hicieron para marcar los sitios donde había agua potable. Todas las explicaciones pueden ser lógicas, pero aún no se sabe cuáles son verídicas.

14. Laberintos de la isla Bolshoi Zayatsky

Estos laberintos que se encuentran en la isla Bolshoi Zayatsky, en Rusia, tienen alrededor de 2 500 años de antigüedad. Cuentan con la particularidad de que sus entradas también son sus salidas. Se desconocen tanto su origen como su propósito, aunque se especula que servían como símbolo de la frontera entre el mundo humano y el inframundo. También existe otra hipótesis más práctica que especula que pudieron servir para modelar equipos de pesca complejos.

15. Capilla de Loreto

La capilla de Loreto, se encuentra en Nuevo México (EEUU), y ha recibido mucho prestigio en el mundo por la escalera de caracol que tiene en su interior. La misma contaba con una estructura inicial de 6 metros de altura que se eleva hasta el coro sin estar sujeta a ninguna pared ni clavo. Tras su refacción años después, se le colocaron un pilar y clavijas de madera. Sus características pueden ser llamativas, pero no son tan misteriosas como quien la creó. Cuenta la leyenda que el carpintero que construyó esta escalera no dijo su nombre y se fue sin esperar una remuneración por su trabajo.

Tras investigar, las monjas que habían encomendado la escalera descubrieron que ni siquiera había registros de la compra de la madera que se usó para hacerla, ni nadie vio al carpintero trabajar. Ante la falta de respuestas, ofrecieron una recompensa a quien les dijera la identidad del misterioso hombre, pero nunca nadie apareció, y el nombre del sujeto sigue siendo un misterio.

¿Existe algún sitio en tu localidad que tenga un misterio en su historia? Cuéntanos si has visitado alguna de las edificaciones mencionadas en este listado.

9-45
980