17 Pruebas de que ninguna serie de televisión podría transmitir la verdadera atmósfera de los trabajos

El trabajo no solo consiste en un montón de responsabilidades, fechas límite y en tener que lidiar con jefes con cambios de humor constantes. Cada representante de una profesión tiene algo que contar en Internet, ya sea una veterinaria a quien le tocó atender al conejillo de Indias más adorable del mundo, o un trabajador autónomo que nunca tiene tiempo libre. Estas historias definitivamente te ayudarán a sobrellevar con humor las situaciones embarazosas que vives a diario en tu lugar de trabajo.

En Genial.guru reunimos historias que nos parecieron muy familiares y divertidas, y queremos compartirlas contigo.

Las ventajas de ser una veterinaria

“Construí este Trono de Hierro en mi trabajo”

“La pizza se está acercando”.

Hay que aprender a llamar a las cosas por su nombre

“Yo, pidiendo horas extra en el trabajo vs. yo, cumpliendo esas horas”

Hay clientes que saben apreciar cualquier trabajo, incluso el peor de todos

Y dicen que la palabra freelancer proviene de “libertad”

Cuando acabas de llegar a un nuevo trabajo y no sabes qué hay que hacer

Pero no todo lo que sucede en el trabajo es divertido

Y, en general, los clientes pueden estropear el estado de ánimo de diferentes maneras

Casi todas las personas en el mundo han pasado por esta situación

Los compañeros de trabajo pueden ofenderte por error

Los encargados de la limpieza también quieren que mantengas los oídos bien abiertos

“Un colega se tomó esta foto accidentalmente, y ahora la usamos en el chat del trabajo cuando queremos decir: ‘¿Qué dijiste?’”

“¿Cómo te recibe tu cliente favorito cuando bajas del tren?”

“¡Te odio menos que a los demás!”.

Cuando los empleados y los jefes no tienen el mismo sentido del humor

Pero es aún peor cuando los jefes no coinciden con tu punto de vista

Cuando hay reglas estrictas en el trabajo

¡Completa esta lista de historias habituales del trabajo con tus propios ejemplos! ¡Te esperamos en la sección de comentarios!

Compartir este artículo