A alguien se le ocurrió utilizar el refrigerador de una manera inusual y ahora muchos le están muy agradecidos

Curiosidades
hace 3 años

¿Qué otras cosa puede hacer tu refrigerador, además de su labor principal, que es preservar la frescura de los alimentos? Resulta que se pueden hacer muchas cosas: realizar las funciones de una lavadora, desinfectar con éxito la ropa e incluso prolongar la vida de algunas cosas que, bajo ningún concepto, están asociadas con la cocina.

En Genial.guru decidimos recopilar los consejos más interesantes y obvios sobre el uso del refrigerador. Sugerimos que compruebes cómo funcionan, ¡nosotros ya lo hemos hecho!

1. Lavar los jeans

La compañía Levi’s, que se preocupa por la situación del medio ambiente en el planeta y el consumo de agua, proponen utilizar un método basado en congelar los pantalones de mezclilla como una alternativa al lavado tradicional, recurriendo a este último solo varias veces al año. ¿Ventajas? Todas las bacterias mueren, el color permanece intacto, desaparece el olor desagradable y el pantalón que ha cedido se encogerá un poco.

Para lavar tus jeans de esta manera, colócalos en una funda de algodón y déjalos en el congelador durante toda la noche.

Este método ha sido criticado: los científicos afirman que las bacterias no se destruyen con este método al 100% y así solo puedes refrescar tus jeans si te urge hacerlo.

2. Prolonga la vida de tus cosas favoritas

En un refrigerador, pueden conservar su frescura no solo las salchichas, sino también tus cosméticos, medias, velas y café favoritos.

Las medias y pantimedias serán menos propensas a roerse si las dejas en el congelador. Aunque, si las colocas allí con su envase, no habrá resultado alguno. Para fortalecer ligeramente las fibras, hace falta rociar las medias con agua y colocarlas en una bolsa de plástico. A continuación, la bolsa debe colocarse en el refrigerador y, al pasar varias horas, sacarla y secar las medias.

Algunos tipos de cosméticos se mantendrán en el refrigerador mucho mejor. Por ejemplo:

  • sprays termales y protectores solares;
  • cremas orgánicas;
  • perfumes (en un recipiente separado para evitar la penetración de otros olores no deseados).

El café conservará todo su aroma durante más tiempo si guardas los granos en una bolsa bien cerrada en el congelador. Pero los expertos aconsejan que se haga así solo si se compra una gran cantidad de café y no vas a consumirlo durante un mes.

En cuanto a las velas, estas no necesitan mantenerse en el congelador todo el tiempo: simplemente déjalas allí un par de horas antes de encenderlas y estas permanecerán encendidas más tiempo de lo habitual.

3. Despegar lo que está pegado

Las fotos que se han pegado se convierten en un problema común si las almacenas en cajas, especialmente, si las imágenes son viejas. Para separarlas sin dañarlas, debes colocarlas en una bolsa de plástico y congelarlas durante una hora, para luego dividirlas con un cuchillo no afilado.

Para abrir los sobres sin romperlos, déjalos en el congelador un par de horas, pero siempre en una bolsa de plástico. El adhesivo perderá sus propiedades y los sobres se podrán abrir fácilmente con un cuchillo de oficina.

4. Arreglar los zapatos

Los zapatos que adquieren mal olor, puedes ponerlos en una bolsa de plástico y dejarlos en el refrigerador durante toda la noche. El olor desagradable desaparecerá sin dejar rastro. No obstante, cabe recordar que, con un calzado de charol, este truco no funcionará del todo bien: el olor desaparece, pero la capa de revestimiento puede estropearse.

Si no consigues que dejen de apretarte unos zapatos nuevos, puedes aumentar su talla medio número en su parte superior con la ayuda del congelador. Para conseguirlo, vierte agua en una bolsa de plástico y ciérrala bien. Ponla dentro del calzado y déjalo en el congelador toda la noche. El agua se congelará gradualmente y estirará poco a poco los zapatos.

5. Conservar las flores

Si compraste un ramo con varios días de antelación al evento solemne, puedes mantener su frescura gracias a tu refrigerador. Los que más agradecen el frío son los tulipanes y crisantemos. Puedes envolver las flores con papel y los tallos, con un paño húmedo.

Si quieres conservar otras flores en el refrigerador, debes ponerlas en agua, tapando la parte superior con papel.

Importante: coloca las flores en un estante aparte y no almacenes junto a ellas las frutas: estas emiten sustancias que aceleran el proceso que las hace marchitarse.

6. Aumenta la cantidad de palomitas de maíz

¿Quieres disfrutar de las palomitas de maíz caseras viendo tus series de TV favoritas? Para que exploten la máxima cantidad de los granos, consérvalos en el congelador y prepáralas sin descongelar en una sartén u horno microondas. Así obtendrás más cantidad de tu aperitivo favorito.

Además, las palomitas de maíz, ya preparadas, se mantienen frescas y crujientes en el congelador durante aproximadamente dos semanas.

7. Decoración de las copas

Las copas heladas se ven espectaculares y beber cócteles en ellas se antoja mucho más agradable. Para obtener también una bonita escarcha de hielo, al estilo “glaseado”, sumerge el borde de la copa en el jugo de limón, luego en el azúcar, y después deja las copas en el congelador durante media hora mientras mezclas los ingredientes para los cócteles.

El “glaseado” no se caerá y el efecto de “una copa de hielo” durará en torno a unos 15 minutos.

8. Erradicar los ácaros del polvo con total seguridad

Una de las causas más comunes de sufrir alergias responde a los ácaros del polvo que viven en la ropa de cama, las mantas y almohadas. Cambiar constantemente estas cosas, por supuesto, no es la solución, pero el método de congelación funciona bastante bien. Los ácaros del polvo se sienten perfectamente a temperatura ambiente y mueren a altas y bajas temperaturas.

Así las cosas, agita bien la manta o sábana que quieres desinfectar, colócalas en una bolsa y déjalas en el refrigerador o en el congelador durante toda la noche. Los ácaros morirán con total seguridad. Dicha medida preventiva debe realizarse con regularidad, sobre todo si eres propenso a sufrir alergias.

9. Incrementar la cosecha de tu jardín

Si te gusta tener tu propio jardín, cultivar tus propias frutas y verduras, la lucha por aumentar tu cosecha no te resultará ajena. Y el refrigerador es un excelente lugar para aumentar el potencial de las semillas.

Asegúrate de secar cuidadosamente las semillas, colócalas en una bolsa de papel y guárdalas en el congelador. Estas semillas empezarán a brotar más rápido y en un mayor porcentaje que si las almacenases en otro ambiente.

Los expertos inciden en el hecho de que es mejor conservar las semillas en el congelador, y no en el refrigerador, para no someterlas a un cambio brusco de temperatura cada vez que se abre la puerta. De esta manera, podrás almacenar semillas por no más de seis meses.

Imagen de portada Depositphotos

Comentarios

Lecturas relacionadas