Genial
Genial

En Ámsterdam, los turistas pueden casarse con un holandés por un día y recorrer la ciudad en su luna de miel

Los sitios Untourist Guide to AmsterdamWed and Walk han lanzado una incitativa de lo más llamativa: casarse con un holandés para conocer mejor la capital de los Países Bajos. El paquete más económico tiene un valor de 100 euros, incluye la ceremonia con trajes, anillos, votos y la luna de miel, que consiste en un recorrido a pie o en bicicleta por los lugares más desconocidos de Ámsterdam.

En Genial.guru, te contamos todos los detalles sobre esta propuesta alocada y alucinante que se convirtió en una de las atracciones turísticas más solicitadas.

Cómo surgió la iniciativa

Si aún no estás lista para un compromiso para toda la vida, pero te entusiasman las planificaciones de bodas y te genera curiosidad saber qué se siente estar casada, quizás esta opción sea la ideal para ti. En Ámsterdam, uno de los lugares más turísticos de Europa, puedes casarte por un día con un residente local y visitar las zonas menos conocidas de la ciudad como si fuera tu luna de miel.

Esta nueva experiencia, titulada “Marry an Amsterdammer” (Cásate con un residente de Ámsterdam), fue lanzada por el sitio Untourist Guide to Amsterdam y el grupo Wed and Walk, que ha organizado bodas falsas desde 2006.

Detrás de esta idea alocada y fascinante, existe un propósito que busca mejorar el bienestar de Ámsterdam. El año pasado, alrededor de 18 millones de personas visitaron la capital de los Países Bajos y los intentos de manejar tales números dieron como resultados campañas como Enjoy and Respect, que multaba a cada persona que hiciera daños públicos.

A raíz de esta incontrolable situación, los sitios que originaron las bodas express buscan contrarrestar los efectos negativos del turismo masivo, como la basura, el tráfico y también los precios elevados. La iniciativa se enfoca en conocer Ámsterdam de una “manera diferente”, evitando las típicas atracciones turísticas y respetando el lugar que se está visitando.

Una boda express para turistas

Bajo el lema “celebra tu amor y lealtad por un día”, el sitio Wed and Walk presenta esta innovadora propuesta que se ha convertido en todo un éxito. El plan es simple: consiste en animarse a contraer matrimonio con un holandés y disfrutar de los lugares menos concurridos de la capital del país. Claro está, la unión entre ambas personas solo dura 24 horas y carece de valor real.

El sitio ofrece tres planes diferentes que varían según las actividades y sus valores finales. El más económico, titulado “Plata”, ronda los 100 euros y ofrece una celebración de 60 minutos donde solo podrán asistir un máximo de cuatro testigos. Con respecto a los dos planes restantes, “Oro” y “Diamante”, ambos ofrecen una ceremonia de 75 minutos, cambio de vestuario, sesión de fotos y un máximo de 12 testigos. El primero tiene un valor de 125 euros y el segundo de 150 euros.

Aunque la boda sea completamente falsa, Wed and Walk busca que los turistas experimenten al máximo el compromiso con su pareja. Por dicho motivo, los invita a participar en la planificación de la ceremonia escogiendo la música, el vestuario, alianzas y escribiendo los votos. Cuando los “enamorados” estén listos para pronunciar el famoso “sí, acepto” en el altar, los acompañará un maestro de ceremonias y un fotógrafo que capture el tan esperado beso o abrazo, si prefieres no besar a un extraño. Además, obtendrán un certificado que confirme la unión de su repentino amor.

Planificar la boda falsa desde cero

El local donde se lleva a cabo la boda se encuentra en el barrio De Pijp. Aunque no es realmente una capilla, el lugar está decorado de manera muy romántica y resulta muy armonioso. En el caso de que la pareja prefiera otra ubicación para realizar la ceremonia, los planificadores se adaptan a la solicitud del cliente y recrean un acogedor altar donde los novios decidan intercambiar sus alianzas.

Si quieres lucir espléndida, Wed and Walk ofrece vestidos de todos los tamaños y diseños. En el caso de que el vestido de tus sueños no corresponda a tu talla, será ajustado con alfileres y lazos. Para los hombres, tienen corbatas, sombreros y trajes; pero, lamentablemente, aún no poseen una gran diversidad de camisas, pantalones y zapatos.

Para formar parte de esta atracción turística, no es necesario ser mayor de edad, ya que la ceremonia es completamente falsa y se realiza en forma de “broma”. Existen algunas cuestiones que no están permitidas por el sitio, como el hecho de lanzarles arroz, pétalos o confeti a los recién casados. Si alguien no cumple con este requisito, se le cobrará una tarifa de limpieza de 150 euros. En su página web, también aclaran que no se puede beber o comer debido a las manchas que se pueden dejar en los vestidos de las novias.

Ámsterdam, el destino perfecto para la luna de miel

En un lapso de 24 horas, la pareja podrá realizar un recorrido cultural, a pie o en bicicleta, para conocer la ciudad. De esta manera, los recién casados explorarán los rincones escondidos que pasan por alto la mayoría de los visitantes, compartirán ideas y culturas, y disfrutarán de un buen rato en compañía.

En el vecindario donde se realiza la boda, que se encuentra a la vuelta de la esquina del famoso mercado Albert Cuyp, la pareja encontrará agradables cafeterías como Venster 33, restaurantes como Petit Caron, heladerías y pizzerías. El parque estilo inglés llamado Sarphatipark se encuentra a poca distancia y es un gran sitio para relajarse un buen rato.

Si la pareja quiera finalizar la salida con una opción diferente, la cervecería Heineken se encuentra a unas cuadras. También pueden acceder a cruceros que les mostrarán la ciudad desde otra panorámica. Si durante la plática descubren que son fanáticos del cine, ambos pueden asistir al famoso Rialto, o simplemente pueden ir a De Taart Van M’n Tante (El pastel de mi tía), ubicado en Ferdinand Bolstraat, por una deliciosa rebanada de pastel de bodas.

¿Qué opinas de esta iniciativa? ¿Te animarías a casarte por un día en Ámsterdam? Cuéntanos tu opinión en la sección de los comentarios.

Imagen de portada wedandwalk / instagram
Compartir este artículo