Cómo engañan a los turistas en diferentes países (No te tomes fotos con botargas)

Cuando la gente se va de vacaciones, esperan nuevas experiencias y prestan más atención a elegir un protector solar que a cuidar la seguridad de los objetos de valor. Esto es lo que aprovechan los estafadores que tienen un montón de trucos para ayudarte a gastar su dinero. En el artículo encontrarás respuestas a las siguientes preguntas: por qué en Egipto no puedes decirle a un transeúnte a dónde vas; para qué tienes que preguntar al fotógrafo cuántas prendas de vestir forman un disfraz para la sesión de fotos; cómo evitar pagar en los restaurantes italianos más de lo planeado, etc.

Genial.guru aprendió sobre las últimas formas de engaños y espera que no caigas en la trampa de los estafadores callejeros.

Botargas

Dónde puedes tropezarte con ellos: Rusia, Ucrania

En los lugares turísticos más populares, los estafadores disfrazados de personajes de dibujos animados buscan a sus víctimas. Las “mascotas” suelen acercarse a las personas con niños, y les piden a los padres que saquen un par de fotos con sus teléfonos inteligentes, después de lo cual comienzan a exigir dinero por cada imagen. Tales estafadores se comportan con arrogancia y agresividad, esperando que la persona se confunda y acepte sus condiciones. Si el precio no se anunció antes de que te ofrecieran tomar una foto, simplemente vete y no cedas ante las provocaciones.

Facturas en tiendas

Dónde puedes tropezarte con ello: República Checa

Cuando compras productos en un supermercado, no tengas reparos en comparar la cantidad y los nombres de los productos con los que están indicados en la factura. Cuando los cajeros entienden que atienden a un turista, pueden añadir a la factura un producto extra o una marca más cara esperando que el truco pase desapercibido por su descuido y desconocimiento del idioma.

Cuenta de restaurante

Dónde puedes tropezarte con ello: Italia, Grecia, República Checa

Los italianos también se aprovechan de desconocimiento del idioma: pueden incluir en la cuenta tales servicios como aire acondicionado, cubiertos, servilletas, manteles, etc. Si el importe en el cheque es sospechoso, solicita el menú y verifícalo.

A los comerciantes del mercado también les gusta establecer “precios especiales” para los visitantes, por lo que es mucho más rentable comprar alimentos en tiendas ubicadas lejos de los destinos turísticos más populares.

En Praga también puedes encontrar un servicio bastante curioso: los turistas se sientan en la mesa y ven que ya tienen servida una canasta con pan fresco o pretzels, y los comen, pensando que son gratuitos. Sin embargo, los camareros no dudan en incluir lo que han comido en la factura. Y a menudo el costo de tal “aperitivo” es muy impresionante. Por lo tanto, para evitar una situación incómoda, debes aclarar de inmediato si la comida en la mesa es gratuita. También en Praga, los cubiertos se pueden incluir en la factura, pero habrá una nota correspondiente en menú que te advertirá de ello.

Rosa

Dónde puedes tropezarte con ello: Italia

En las calles de Roma no debes ceder ante el encanto de un atractivo italiano con una rosa en sus manos. Por lo general, un hombre así se acerca a la chica que le gusta, le da una flor y un abrazo. Mientras la víctima está confundida, el nuevo “admirador” revisa el contenido de los bolsillos de la turista y le quita las joyas.

También puedes encontrar gitanas con rosas, pero tienen un esquema diferente: una mujer le da una flor a un transeúnte o se lo pone en su bolso, y luego comienza a exigir dinero. Si la víctima rechaza la flor, la gitana comienza a ponerle en ridículo diciendo que es codiciosa, pobre, etc. En este caso, es mejor fingir que no entiendes el idioma que habla (y con mayor frecuencia hablan en inglés), devolver la rosa y marcharse

Pulseras de amistad

Dónde puedes tropezarte con ello: Grecia, España, Francia, Italia

A menudo, en esta trampa caen las personas impresionables: los estafadores las distinguen fácilmente de la multitud por los ojos y la boca ligeramente abierta. Es a ellos a quienes se acerca un extraño y sin pedir el permiso pone una pulsera en la muñeca, luego pidiendo que se lo pague. En esta situación, es mejor fingir que no entiendes lo que quieren de ti y luego irte.

Además, los niños pueden ponerte una pulsera de amistad. Y te van a pedir un precio muy modesto, pero no te relajes: esto se hace para averiguar dónde escondes tu billetera.

Personajes de dibujos animados bailando

Dónde puedes tropezarte con ello: Italia, Polonia, Rumania, España

En las calles peatonales de estos países se puede ver a un hombre con una grabadora, y junto a él, varios personajes de dibujos animados de papel que bailan fervientemente al ritmo de la música. Estos personajes se venden por unos 2 euros, y el vendedor afirma que estas figuritas magnéticas funcionan por las ondas del altavoz. De hecho, por este dinero compras un pedazo de cartón normal y corriente: cada figura tiene un gancho, se coloca en un hilo de pescar, con la ayuda del cual el estafador controla el muñeco.

Trajes nacionales

Dónde puedes tropezarte con ello: Rusia

Un fotógrafo puede ofrecerte a probar un traje nacional y sacar un par de fotos. El precio que te ofrece es bastante asequible, por ejemplo 3 USD. El problema es que no te advierte sobre lo principal: el precio no es por todo el traje, sino por una prenda de vestir.

Moneda local

Dónde puedes tropezarte con ello: Egipto, República Checa, Italia

Antes del viaje, es muy importante averiguar cómo se ve la moneda local: qué denominación de billetes existe, qué billetes están permitidos en el territorio de este país y cuáles están fuera de circulación. Por ejemplo, en Italia, en lugar de centavos de euro, pueden dar un cambio en liras que estaba en circulación antes de la introducción del euro en 2002. Y en la República Checa, en lugar de coronas checas te pueden entregar el lev búlgaro.

Además, los residentes locales tratan de no especificar en qué moneda se indica el precio de los productos en la etiqueta, por lo que muy a menudo a los turistas confiados venden productos que cuestan 10 liras (2 USD) por 10 USD. Acostúmbrate a consultar siempre con el vendedor en qué moneda está indicado el precio.

Solicitud de poner tu firma

Dónde puedes tropezarte con ello: Italia, España, República Checa

Si ves una mesa en el medio de la calle con un montón de papeles y plumas, no te apresures a preguntar qué tipo de evento se está llevando a cabo aquí. Los estafadores invitan a los turistas bajo varios pretextos y les piden colocar su firma. Después de que la víctima lo hace, le exigirán dinero por usar la pluma, papel o le van a solicitar una donación obligatoria. Esto se argumenta por el hecho de que esta condición se indica a continuación debajo de la firma, en letra pequeña y en el idioma local.

Búsqueda de equipaje

Dónde puedes tropezarte con ello: Bali

Si no encuentras tu equipaje en la cinta, no tengas dudas de que muy pronto aparecerán varias personas uniformadas que te ofrecerán su ayuda. Con toda la seguridad encontrarán tus pertenencias, pero requerirán una cierta recompensa por su búsqueda. Por lo general, solicitan unos 10 USD (a cada participante de esta operación).

Ayudantes

Dónde puedes tropezarte con ello: Italia, España, Egipto, Bali

Si una persona quiere brindarte incluso el servicio más pequeño, no dudes en preguntar cuánto te costará. Por ejemplo, en el aeropuerto puedes observar cómo alguien toma tu equipaje y lo lleva a un taxi. Entonces, puedes estar seguro: te requerirán dinero por ello. También pueden ofrecer fotografiarte con tu propia cámara, pero este servicio tampoco te va a salir gratis. Recuerda también que no debes confiar tu equipaje a nadie, especialmente si sientes que la persona es más fuerte o más rápida que tú: es probable que te quedes sin nada.

En Egipto, es una práctica muy común cuando se requiere que un turista pague por un servicio que no solicitó. Por ejemplo, en la calle se te acerca un transeúnte preguntando a dónde vas. Si nombras el lugar de tu destino, el extraño te acompañará, y al llegar te pedirá una recompensa por los servicios de guía. Precisamente por esta razón, estando en Egipto, no debes preguntar a los extraños sobre la ubicación de cualquier lugar de interés. Habrá muchas personas que querrán ayudarte, pero ¿tendrás suficiente dinero para pagarlas?

Compra de inmuebles

Dónde puedes tropezarte con ello: Egipto

Un extraño amable le pregunta a un turista si le gustó el país y si quiere volver. Si le da una respuesta positiva, comenzará a contar el cuento sobre las ventajas de adquirir un apartamento en la zona turística, y luego “por casualidad” resulta que el nuevo amigo tiene un agente inmobiliario conocido que tiene una oferta para el turista. El precio del apartamento es de solo 5-7 mil USD, pero para que nadie lo compre antes, debe hacer un depósito muy modesto de unos 200 USD. Como ya lograste adivinar, después de que 200 dólares caigan en manos de esta persona, se desaparecerá y el turista engañado no lo volverá a ver nunca.

¿Caíste alguna vez en la trampa de los estafadores? Comparte tu experiencia en los comentarios: de esta manera contribuyes a evitar que muchos viajeros tengan problemas.

Compartir este artículo