Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo se veían en la vida real las figuras históricas que solo hemos visto en libros de Historia

412-
32k

En 1877, Hermann Schaaffhausen, un antropólogo de Alemania, trató por primera vez de recrear el aspecto físico de una persona de la época paleolítica utilizando su cráneo. Hoy, gracias a este método de reconstrucción, podemos comparar la apariencia de personalidades históricas con retratos y esculturas. Además, podemos ver cómo se veían varias importantes figuras de la antigüedad.

Genial.guru decidió comparar los rostros de personas cuya apariencia fue recreada no solo con su cráneo, sino también con las imágenes de ellos que estamos acostumbrados a ver.

Isabel I de Inglaterra

En 2018, el pintor británico Mat Collishaw presentó su proyecto robotizado “The Mask of Youth”, recreando el rostro de Isabel I de Inglaterra. Cuando ella ascendió al trono, tenía solamente 25 años. El período de gobierno de la reina es considerado la Edad de Oro de Inglaterra.

Nero

El pintor español Salva Ruano creó el proyecto Césares de Roma, en el marco del cual reconstruyó el rostro de los emperadores romanos Nero, Augusto y Calígula. Para transmitir su apariencia con la mayor precisión posible, el pintor investigó monedas con sus imágenes y todas las fuentes disponibles para él.

Nero se convirtió en emperador cuando tenía 16 años. Al principio de su mandato, se mostró reservado y una persona calculadora; en la segunda mitad de su gobierno, reveló su carácter déspota.

Augusto

Augusto fue el sobrino nieto de César y fundador del Imperio romano. Él significativamente amplió las fronteras del estado y se convirtió en el primer emperador en el sentido actual de esta palabra.

Calígula

El emperador Cayo Julio César Augusto Germánico, conocido como Calígula, fue un cruel gobernador, aunque al principio se mostró muy seguro de sí mismo y una persona piadosa. Él gobernó el Imperio romano solo 4 años y fue asesinado como resultado de un golpe de palacio.

San Nicolás (prototipo de Santa Claus)

Los cristianos llaman a san Nicolás “hacedor de milagros”. En el Oriente, lo consideran patrono de viajeros, huérfanos y prisioneros; en Occidente, es patrono de todas las personas, pero más de los niños. Además, es el prototipo de Santa Claus.

En 2014, científicos británicos reconstruyeron la apariencia de san Nicolás utilizando su cráneo. Su estatura era aproximadamente de 168 centímetros, la cabeza redonda y con un cráneo grande.

Calpea vivió hace 7 500 años

En 1996, en la península de Gibraltar, encontraron los restos de una mujer que vivió hace 7 500 años, durante la época neolítica. Ella recibió el nombre de Calpea por el nombre de la roca donde fue enterrada. Su cráneo estaba deformado, pero hace poco, con ayuda de las tecnologías modernas, científicos lograron recrearlo y reconstruir la apariencia de Calpea en seis meses. Descubrieron que fue una morena de ojos oscuros que murió a la edad de 30 a 40 años.

Señor de Sipán

En 1987, el arqueólogo Walter Alva encontró una tumba al norte de Perú conocida bajo el nombre de Señor de Sipán. En ella fue enterrado el gobernador Mochic junto con 8 personas. En 2016, los antropólogos reconstruyeron su aspecto físico y descubrieron que Mochic sufría de artritis y murió entre los 45 y 55 años.

María Magdalena

En 2017, el antropólogo Philippe Charlier de la Universidad de Versalles y el forense Phillipe Froesch reconstruyeron la apariencia de María Magdalena. Para recrear su imagen, tomaron más de 500 fotografías del cráneo desde ángulos distintos y crearon un modelo 3D en computadora. Sin embargo, según los científicos, no están completamente seguros de que el cráneo realmente pertenezca a María Magdalena.

Meritamón

Meritamón fue reina del Antiguo Egipto y la hija de Ramsés II. Su tumba fue hallada por Karl Richard Lepsius a principios del siglo XIX. En 2016, su cabeza fue reconstruida por científicos australianos de la Universidad de Melbourne. Para esto utilizaron una impresora 3D y tomografía computadorizada. Se invirtieron aproximadamente 140 horas para imprimir los fragmentos.

Roberto I de Escocia

Roberto I de Escocia fue uno de los monarcas escoceses más grandes y el fundador de la dinastía Bruce. Para realizar una serie de reconstrucciones del rostro de Roberto I de Escocia se utilizó avanzada tecnología. Los científicos presentaron hipótesis de que sufría de lepra, pero rechazaron hacer la conclusión final debido a la falta de datos. Por eso recrearon la apariencia del monarca en dos variantes: con los rastros de la enfermedad en el rostro y sin ellos.

William Shakespeare

William Shakespeare es considerado uno de los dramaturgos más importantes del mundo. Después de su muerte, hubo muchas dudas sobre la autoría de sus obras. Una de las pruebas consideraba que el vocabulario del dramaturgo solo tenía de 17 500 a 29 000 palabras, pero no hay evidencia sobre la obtención de esta formación.

En 1849, en Alemania fue hallada las máscara mortuoria de Shakespeare. Basándose en ella, un grupo de antropólogos británicos de la Universidad de Dundee recreó su rostro.

Si tuvieras la oportunidad de comunicarte con alguna de estas figuras históricas, ¿con quién sería?

412-
32k