Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Lugares sumergidos bajo el agua y la historia detrás de su hundimiento (algunos llegaron a reaparecer)

El mundo está lleno de secretos guardados celosamente en algún recóndito punto de la geografía. El agua, el líquido vital de la Tierra, esconde cosas debajo de sus corrientes. Y como si se tratara de la leyenda de la Atlántida, es posible que un lago ubicado en medio de las montañas o una porción de mar cercana a una costa haya hundido una localidad que en el pasado estaba en tierra firme y arropaba a cientos de personas.

Genial.guru se puso la mochila exploradora y descubrió aquellos lugares que alguna vez tuvieron actividad cotidiana, antes de estar cubiertos por agua.

1. Pavlopetri

Bajo la costa de Laconia, en el sur de Grecia, yace la que se considera una de las ciudades sumergidas más antiguas del mundo. Su primer descubrimiento fue realizado en 1967 por Nic Flemming, y en 2009, arqueólogos de la Universidad de Nottingham visitaron parte del territorio. Se cree que las piezas arqueológicas encontradas en el sitio datan de la Edad de Bronce, es decir, desde el año 3000 a. C hasta el 1100 a. C. Aún se desconoce el motivo de su hundimiento, pero gracias a la tecnología, se pudo obtener una radiografía virtual de la posible estructura de Pavlopetri.

2. Curon Venosta

A mediados del siglo XX, se pensaba que esta localidad situada en la provincia de Bolzano, Italia, no se vería afectada por la creación de un lago artificial. Sin embargo, un nuevo decreto que amplió la dimensión del proyecto obligó a sus habitantes a mudarse de allí. En la actualidad, el lago de Resia mantiene hundido casi todo lo que fue el antiguo Curon Venosta, excepto el campanario de una iglesia que se asoma por encima del agua y que puede ser admirado de cerca en invierno por turistas y habitantes cercanos, cuando el lago se congela.

3. Fabbriche di Careggine

Ubicada en la Toscana italiana, esta ciudad surgió en el siglo XVIII y mantuvo su visibilidad hasta la década de 1940, cuando se construyó una presa hidroeléctrica cercana que la hundió. Debido al mantenimiento de la presa, el ahora llamado Lago de Vagli fue drenado en cuatro ocasiones. La última vez ocurrió en 1994 y dejó al descubierto la estructura existente de la ciudad. De acuerdo con Lorenza Giorgi, hija del exalcalde de Vagli di Sotto, Ilio Domenico Giorgi, la presa será drenada nuevamente en 2021 y Fabbriche volverá a ver la luz.

4. Atlit Yam

Se cree que esta aldea tuvo sus orígenes hace más de ocho mil años, durante el periodo neolítico, y que la posible causa de su desaparición fue un fuerte tsunami provocado por la avalancha de material del volcán Etna. El descubrimiento del lugar, situado cerca de la costa de Atlit, en Israel, fue hecho en 1984 por el arqueólogo Ehud Galili, con ayuda de la Universidad de Haifa. Por su parte, un equipo de investigación liderado por María Teresa Pareschi sentó las bases del posible suceso que mantiene los restos de este asentamiento bajo el agua.

5. Mediano

Esta localidad situada en Huesca, España, se había establecido como un municipio autónomo hasta que, en 1969, el agua comenzó a invadir el pueblo, producto de la formación de un embalse, obligando a las familias a desplazarse a poblaciones cercanas. Hoy, solo permanece en el sitio un Esconjuradero y la Iglesia de la Asunción, cuyo campanario puede recorrerse en balsa entre sus ventanas. En 2019, el nivel del agua en el pantano fue tan bajo que dejó al descubierto ambas construcciones.

6. Port Royal

La antigua ciudad de Port Royal, ubicada en Jamaica, fue fundada en el año 1494. Era una de las más grandes de todo el Caribe y se convirtió en guarida de los piratas, motivo por el que fue conocida como “la ciudad más malvada del mundo”. La fuerza de la naturaleza reflejada en terremotos, un tsunami y el deslizamiento de tierra provocó que se hundiera gran parte de su territorio y que otra sección quedara en ruinas. Actualmente, existe una pequeña localidad con el mismo nombre, donde viven alrededor de dos mil habitantes.

7. Vilarinho das Furnas

Esta antigua aldea ubicada en el distrito de Braga, Portugal, fue una víctima más de los proyectos hidroeléctricos. A finales de los años 60, la construcción de una presa obligó a los aldeanos a encontrar un nuevo lugar; la mudanza tardó dos años y para 1972 el pueblo ya estaba cubierto por el agua. Desde 1989, parte de su historia está resguardada en el Museo Etnográfico de Vilarinho das Furnas, en la localidad de Terras de Bouro. En ocasiones, el cauce del lago baja y deja al descubierto sus ruinas.

8. Dunwich

Hoy en día, Dunwich es una pequeña localidad que pertenece al condado de Suffolk, en Inglaterra, pero hace muchos años, llegó a ser una de las ciudades más grandes del país. De acuerdo con un investigador de la Universidad de Southampton, gran parte de su territorio fue tragado por el mar en una serie de tormentas que ocurrieron a lo largo del tiempo.

A principios del siglo XX, la Iglesia de Todos los Santos era una de las pocas construcciones que habían resistido el embate del mar. Como se puede apreciar en la foto anterior, documentada en 1908 por una familia durante sus vacaciones en Dunwich, aún conservaba su torre y parte de la estructura. Hoy en día, solo existe un pilar resguardado en el cementerio de St. James.

9. San Román de Sau

Este pequeño pueblo que se encuentra en territorio español quedó sumergido en 1963 cuando se construyó el actual embalse de Sau, lo que provocó el desplazamiento de la población a una nueva ubicación con el mismo nombre. Actualmente, lo que se mantiene en pie del antiguo San Román de Sau es una iglesia de estilo románico lombardo que fue construida en el siglo XI. El campanario siempre está visible, pero cuando hay sequía, el agua disminuye y ahí es cuando se asoma lo que queda de esta construcción antigua.

10. Los pueblos perdidos de Ontario

En 1958, diez localidades de la provincia de Ontario, en Canadá, fueron inundadas intencionalmente como parte de dos proyectos. Se construyó una presa hidroeléctrica en la frontera con Estados Unidos, que formó el lago San Lorenzo. Esto permitió que las embarcaciones cruzaran ese lago y se creara la Vía Marítima de San Lorenzo. Las villas y aldeas que están sumergidas bajo el agua son: Mille Roches, Moulinette, Wales, Dickinson’s Landing, Farran’s Point, Aultsville, Maple Grove, Santa Cruz, Woodlands y la isla de Sheek.

11. Simena — Kekova

En la actual isla de Kekova, ubicada en Antalya, Turquía, se pueden apreciar los restos de lo que fue tierra firme, entre los que se incluye la ciudad sumergida de Simena. Esta región sufrió un terremoto en el siglo II, lo que provocó movimientos en la tierra y parte de la ciudad terminó bajo el agua. De acuerdo con la UNESCO, Simena forma parte de una lista tentativa de ciudades candidatas a obtener la distinción como Patrimonio Mundial.

12. Shi Cheng

Esta ciudad se construyó hace más de mil años al oeste de China, a los pies de la Montaña de los cinco leones. En 1959, la construcción de una presa hidroeléctrica en el río Xin provocó el hundimiento de la ciudad y la formación del lago artificial de Qiandao. Actualmente, la región se convirtió en una atracción turística para los buceadores, que pueden apreciar la arquitectura y las ruinas conservadas de lo que alguna vez se conoció como la “ciudad del león”.

13. Quechula

La presa Malpaso, construida en la cuenca del río Grijalva, en el estado mexicano de Chiapas, esconde un pasado que mantiene viva la historia del viejo Quechula. Con la construcción de esta obra hidroeléctrica en los años 60, los pobladores se mudaron a una nueva localidad, mientras que el templo se mantuvo estoico ante la corriente acuática. En tiempos de sequía, el agua baja su cauce y deja ver los restos de la construcción que, según las investigaciones, data del siglo XVI.

Bono: Villa Epecuén

A principios del siglo XX, esta localidad situada en la provincia de Buenos Aires se convirtió en una atracción turística dentro de Argentina. Sin embargo, en la década de los 80, la elevación del lago Epecuén y las fuertes lluvias de la región hicieron que el agua se “tragara” la ciudad entera y que la mantuviera hundida durante varios años. A diferencia de todos los sitios anteriores, esta ciudad resurgió y volvió a tierra firme; sin embargo, se encuentra en ruinas y no es un pueblo fantasma gracias a que allí vive su único habitante, Pablo Novak.

¿Conoces algún lugar de tu país que el agua se haya encargado de hacer desaparecer de la geografía? Dinos en los comentarios tu respuesta.