Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Científicos afirman que el chocolate podría extinguirse en unas décadas y estas son las razones

¿Te imaginas la vida sin chocolate? Su final podría estar a tan solo unos años, pues los científicos alertan sobre la posible desaparición de las plantas de cacao para el año 2050. El problema podría deberse al calentamiento global y a las plagas. Sin embargo, no todo está perdido, y para afrontar esta situación, la empresa de chocolates Mars, junto con investigadores de la Universidad de California, está buscando alternativas para salvar el cultivo en las próximas décadas.

Genial.guru comparte contigo las razones que justifican la teoría que señala que podríamos quedarnos sin el chocolate.

El cambio climático reducirá el cultivo de cacao

La imagen de la izquierda muestra de color verde la zona idónea para el cultivo de cacao y con las que se cuenta actualmente. De lado derecho se representa cómo será en el año 2050.

Para que la planta de cacao crezca, son necesarias algunas condiciones de temperatura y humedad, especialmente dentro de un clima característico de las selvas, en donde llueve constantemente durante todo el año, además de estar en un suelo rico en nitrógeno y donde exista protección contra el viento.

Los países encargados de la mitad de la producción del chocolate son Costa de Marfil y Ghana. Se cree que el clima del 2050, con el incremento de temperatura, afectará estas zonas, causando que el cultivo tenga que moverse a lugares no idóneos.

El consumo de chocolate es cada vez más grande

  • En el periodo entre el 2016 y el 2017, la demanda llegó a 7 450 toneladas, lo que indica más de un 10% comparándolo con la cantidad de 5 años atrás. Estados Unidos representa el 20% del consumo mundial, pero el país que más come chocolate es Suiza, con una ingesta de aproximadamente 11 kg por persona.
  • La oferta es más grande que la demanda: lo que afecta el precio al que lo tienen que vender los productores. Gran parte de la producción proviene de países con bajos recursos y los jóvenes están prestando más atención a los cultivos que les generen más ganancias, dejando a personas de 51 años y mayores produciendo el cacao.

Lo complejo del cultivo y la amenaza de las plagas

  • Su cultivo no es sencillo: gran parte del cacao es cultivado en granjas familiares y por ello, la producción no tiene un desarrollo. Es un trabajo complejo, debido a que las vainas de cacao no llegan a su punto de maduración al mismo tiempo y todos los árboles tienen que tener un cuidado constante.
  • Las plagas son otro de los factores amenazantes para el cacao, debido a que los insectos y las infecciones ocasionadas por hongos también pueden influir en los daños que sufre un cultivo. La única solución para tratar un árbol enfermo es reemplazándolo. La problemática recae en que las plantaciones pueden mostrar síntomas semanas o meses después de contraer infecciones, causando un desastre en el resto de los árboles.

La solución propuesta es cambiar el ADN de las plantas

Aunque todavía queda una generación sumamente grande de plantas de cacao, el 90% de los cultivos ya no serán aptos para el año 2050. “Se prevé que estos cambios en la idoneidad climática se produzcan en casi 40 años, por lo que perjudicarán a la siguiente generación, en lugar de causar daños a la generación actual de los árboles de cacao y agricultores. Hay tiempo para hacer algo y adaptarlo todo”, comentaron los investigadores.

El equipo que formaron los científicos de la Universidad de California y la empresa Mars, conocida por producir los chocolates Milky Way y Snickers, están trabajando en invernaderos para transformar las plantas de cacao. Haciendo un cambio en su ADN, con ayuda de la tecnología CRISPR, será posible que sobrevivan aún en condiciones de un clima más cálido.

Replantación para bajar la temperatura

Los investigadores también recomiendan implementar un método llamado “cabruca”, que consiste en replantar algunos árboles de la selva tropical alrededor de los de cacao. Así, las replantaciones pueden proporcionarle sombra a los cultivos, disminuyendo la temperatura y la evapotranspiración. Por otro lado, los árboles más altos también podrían proteger contra la erosión ocasionada por el viento y el suelo. El cultivo con este enfoque podría ser menos vulnerable a las plagas, y el suelo conservaría mejor su capacidad para mantener el cacao a largo plazo. De esta manera, se podría duplicar la producción sin perjudicar el clima.

¿Qué opinas de esta alerta causada por el calentamiento global? ¿Crees que la solución propuesta puede funcionar? Cuéntanos tus respuestas en los comentarios.