Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Ciudades de Latinoamérica que solo utilizan energías renovables

Cuando se habla de tecnologías amigables con el medio ambiente, solemos pensar en idílicos países europeos. Pero es bueno saber que, en Latinoamérica, también se están implantando ideas que ayudarán a reducir la dependencia de combustibles fósiles, contribuyendo así a la lucha contra el cambio climático. Te invitamos a conocer cuáles son esas urbes, y no te pierdas el bono al final de este artículo, en el cual verás cómo se puede aprovechar la energía “verde” que proviene del Sol.

Genial.guru quiere presentarte a 9 ciudades latinoamericanas que están dando el ejemplo a todo el mundo.

1. Olaroz Chico y La Ciénaga, Jujuy, Argentina

Estas localidades argentinas son dos de los nueve pueblos que harán una transición a la energía solar entre 2019 y 2020. Anteriormente se abastecían de electricidad con plantas eléctricas ruidosas y contaminantes, pero el programa Pueblos Solares está cambiando esa realidad, y ahora, los habitantes del lugar pueden disfrutar de energía limpia.

El litio que se encuentra en esa región ha favorecido la fabricación de baterías que permiten almacenar la energía del Sol generada en las centrales fotovoltaicas de los pueblos, utilizando los recursos disponibles en cada área para promover un desarrollo sustentable y proveer a la ciudad de electricidad las 24 horas del día.

2. Medellín, Colombia

Medellín está destacando por su inclinación a la movilidad sustentable. La ciudad tiene como objetivo convertirse en un ejemplo a seguir y, para lograrlo, se han impulsado las siguientes acciones:

  • Se invirtió en flotas de autobuses y taxis eléctricos para reducir drásticamente las emisiones contaminantes.
  • Se ha promovido el uso de la bicicleta y se han creado 40 km de ciclorrutas.
  • Se han creado las condiciones necesarias para que los ciudadanos comiencen a utilizar autos eléctricos.

Además, se puede pagar el boleto del Metro de Medellín reciclando botellas plásticas.

3. Quito, Ecuador

Quito no solo cuenta con el centro histórico mejor conservado de Latinoamérica, sino que fue destacada en el índice del Carbon Disclosure Project (CDP) como una de las urbes cuyo abastecimiento eléctrico por energías renovables supera el 70 %. Una combinación de energía solar, un biodigestor y energía hidroeléctrica mueve a la ciudad ubicada en la mitad del mundo.

Esto se suma a otras iniciativas ecológicas que se han puesto en práctica en los últimos años para hacer de Quito uno de los destinos turísticos preferidos del continente.

  • Se han plantado casi 400 mil árboles desde 2015, lo cual ha ayudado a reducir significativamente la huella de carbono y a proteger la biodiversidad.
  • Se fomenta el reciclaje: el servicio de recolección de residuos llega al 92 % de la población.
  • Se ha apostado a la eficiencia energética utilizando bombillas LED en toda la ciudad.
  • Quito tiene una red de monitoreo de la calidad del aire que respiran sus habitantes.

4. Curitiba, Brasil

Esta ciudad tiene la particularidad de haber sido sustentable desde su modernización, hace más de 30 años. Cada detalle de esta fue pensado en función de la conservación del medio ambiente y, por esta razón, fue la primera urbe del mundo en obtener la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design).

  • Cuenta con una red interconectada de transporte que hace prácticamente innecesario el uso de automóviles. Además, la ciudad está promoviendo la adquisición de vehículos eléctricos en su flota pública para reducir sus emisiones de gases a cero y cumplir con las metas ambientales.
  • Las fachadas y techos verdes son obligatorios en los edificios de la ciudad. Esto permite el ahorro de energía y la absorción de dióxido de carbono, lo que regula mejor el clima de la zona.
  • Los edificios rodean a la naturaleza, a diferencia de las urbes tradicionales. La ciudad cuenta con una treintena de parques que contribuyen a la preservación de las especies, la mitigación del cambio climático y la salud de sus habitantes.
  • 7 de cada 10 habitantes se mueven en bicicleta, gracias a los 120 km de ciclovías de la ciudad.
  • La ciudad recicla el 70 % de sus desperdicios y, en las zonas de bajos recursos, es posible intercambiar basura reciclable por bienes y servicios.
  • Curitiba está haciendo fuertes avances en materia de energías renovables con la instalación de paneles solares en hogares y edificios públicos, así como en la promoción de innovaciones que permitan alcanzar las metas ambientales de esta urbe lo más pronto posible.

5. León de los Aldama, México

León, ubicada en el Estado de Guanajuato, es una de las cinco urbes más importantes de México y una de las 100 ciudades más verdes del mundo al obtener más del 70 % de su energía de fuentes renovables. En el caso de León, se trata exactamente del 76 %: 73,86 % es geotérmica, y 2,5 % es solar.

Además de estos datos, la ciudad destaca por su alta calidad de vida y sus avances en el uso del transporte y el agua. En 2011 fue distinguida por su sistema interconectado de transporte u Optibús, que une la ciudad por medio de buses articulados de bajas emisiones. Es también la tercera ciudad de Latinoamérica con la mayor cantidad de ciclovías.

En 2012 se convirtió en una de las dos ciudades de Latinoamérica galardonadas como “campeonas del agua” por su proyecto de tratamiento y reutilización de aguas residuales, y por la cogeneración de energías a partir de biogás.

6. Asunción, Paraguay

El impresionante poder hidroeléctrico de Paraguay surte a la ciudad de Asunción con energía renovable gracias a las dos centrales binacionales que allí operan. Esto le permite generar un 99 % de energía gracias a sus recursos hídricos. Sin embargo, actualmente se están dando pasos para diversificar las fuente de energía, y ya se pueden ver paneles solares alimentando algunos servicios públicos de esta urbe.

Estas medidas van de la mano con el proyecto “Asunción, ciudad verde de las Américas”, una serie de objetivos a cinco años que buscan mejorar la calidad de vida de la urbe y hacerla más sostenible.

En Paraguay también se está promoviendo activamente el uso de automóviles eléctricos, ya que es posible aprovechar la gran capacidad de generación de sus centrales hidroeléctricas para dar energía a esta forma de movilidad sustentable. Ya se han construido varias estaciones de carga de prueba, y se espera que esto estimule la transición hacia vehículos menos contaminantes.

7. Temuco, Chile

El camino de Temuco para ser una ciudad sustentable comenzó antes de que el resto del país apostara a las energías renovables, ya que era una urbe con grandes problemas de contaminación. La construcción eficiente de edificios ayudó a reducir las emisiones de carbón que se liberaban a la atmósfera y las fugas de energía que se producían desde los aparatos de calefacción.

La transición de combustibles fósiles a pellets de biomasa convirtió a Temuco en una ciudad líder que hoy utiliza esta fuente para producir más del 70 % de su energía. Sin embargo, ya se está estudiando el potencial de generación de la energía eólica y la geotermia de baja entalpía para instalar esta clase de tecnologías sustentables antes de 2030.

Un modelo de casa autoabastecida.

Esto forma parte del objetivo de convertirse progresivamente en una comuna autosustentable y en la primera ciudad inteligente de Chile. Entre sus logros se encuentra:

  • La promoción de la tecnología LED en los espacios públicos y los hogares para apostar por la eficiencia energética.
  • La creación de la red más grande de ciclovías del país.
  • La inauguración de puntos en donde se puede obtener Internet inalámbrico gratuitamente.
  • La promoción de una cultura de reciclaje y cuidado medioambiental.
  • La creación de la aplicación “Temuco te mueve”, la cual permite ver en tiempo real los recorridos del transporte público de la ciudad.

8. Montevideo, Uruguay

La ciudad capital de Uruguay es un ejemplo a seguir en la producción de energías renovables, ya que se ha convertido en el segundo generador de energía eólica del planeta, un récord solo superado por Dinamarca. Esto fue posible gracias a una serie de políticas y acuerdos a largo plazo para mitigar los efectos del cambio climático, ya que reducir la dependencia de las plantas hidroeléctricas, vulnerables a las sequías, era una situación que debía ser tratada de forma urgente.

La energía de Uruguay es producida en un 94 % por fuentes renovables, y la aerogeneración representa casi el 40 % del total. Los paneles solares y la biomasa también se encuentran presentes entre estas diversas fuentes de generación energética que complementan a la electricidad producida por las tradicionales plantas hidroeléctricas.

En lo que la capital destaca es en sus esfuerzos por convertirse en una ciudad inteligente. Comenzó con el cambio de las luminarias públicas a tecnología LED, pero también incluirá un sistema interconectado de información a través de sensores que permitirán monitorear mejor el estado de las instalaciones de la urbe. Wifi gratuito y pantallas táctiles presentes en toda la ciudad también forman parte de esta iniciativa.

9. San José, Costa Rica

El primer país de la región en demostrar la capacidad de las energías renovables fue Costa Rica, en donde no se conformaron con abastecer a una sola ciudad, sino que se decidió mejorar el estilo de vida de las personas en toda la nación. Pero esta tradición ecológica ya tiene más de 100 años, pues su capital, San José, fue una de las primeras urbes en el mundo en utilizar fuentes limpias para generar electricidad, al haber construido una central hidroeléctrica en 1884.

El país centroamericano tiene una posición privilegiada que le permite aprovechar la energía de todos sus recursos naturales:

  • Un 74 % de su electricidad proviene de las centrales hidroeléctricas.
  • Un 16 % es generado a partir de la energía eólica
  • Un 8 % se produce aprovechando la energía geotérmica de los volcanes.
  • Alrededor de un 1 % proviene de la biomasa y del Sol.

La combinación de estas cinco fuentes de energía renovable le ha permitido a Costa Rica superar su propio récord año tras año, sobrepasando los 300 días sin utilizar combustibles contaminantes para generar electricidad por cuatro años consecutivos.

Bono: complejo solar Cerro Dominador, Chile

Cerro Dominador es un complejo energético que abarca 1000 hectáreas en el punto geográfico con la mayor radiación solar del mundo: el desierto de Atacama. Tiene la capacidad de abastecer a 250 000 hogares y reducir emisiones de carbono equivalentes a 870 000 toneladas al año.

El ambicioso proyecto comprende una planta de energía fotovoltaica, que transforma la luz del Sol en electricidad, y la primera torre termosolar de Latinoamérica, capaz de convertir la energía solar en calor que puede almacenarse en un sistema térmico de sales fundidas, y luego ser transformado en vapor para generar electricidad.

Con iniciativas como esta, Chile se está acercando a su meta de ser un país abastecido con energías 100 % renovables para 2040, y continúa liderando la región en capacidad instalada de centrales que aprovechan el Sol como fuente de energía.

¿Te gustaría vivir en alguna de estas urbes sustentables? ¿Cuál de estas energías renovables se adaptaría mejor a tu ciudad? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Imagen de portada Gerardo Morales / Twitter
Compartir este artículo