Este cristal lunar podría suministrar energía a la Tierra por 45 000 años

Curiosidades
Hace 3 semanas

Recientemente, unos científicos chinos descubrieron algo interesante en la Luna... Un cristal inusual. ¡Como si fuera poco, descubrieron que contiene un elemento que literalmente puede reemplazar al combustible nuclear! Averigüemos más. La composición de la Luna ha sido un misterio para nosotros durante mucho tiempo. Ya ha pasado medio siglo desde la misión Apolo. Por desgracia, no hemos viajado mucho a la Luna desde entonces, así que no es de extrañar que resulte difícil estudiarla. ¡Pero recientemente hemos hecho un gran avance en este campo! En diciembre de 2020, estos científicos chinos enviaron la sonda Chang’e-5. La misión fue bautizada con el nombre de la antigua deidad china de la Luna, Chang’e. Bastante poético, ¿no?

En fin, la sonda se dirigió a la cara más cercana de la Luna. Pasó varios días escarbando en la superficie y las rocas, y luego regresó a la Tierra. En total, recogió casi dos kilos de diversas rocas lunares, como basalto y lava solidificada. Puede que no suene demasiado impresionante, pero se trata de un miniavance. Después de todo, ¡no habíamos obtenido muestras lunares desde 1976!

Y estas muestras son muy importantes para conocer la historia de nuestro planeta. Llevamos muchos años intentando averiguar, por ejemplo... ¿cómo nació la Luna? Sí, existían muchas teorías, pero seguíamos sin encontrar pruebas adecuadas para ninguna de ellas. Gracias a las últimas misiones y a algunas simulaciones por computadora, los científicos por fin han descubierto la verdad. La Luna nació cuando un planeta enano chocó contra la Tierra hace muchos millones de años. Este planeta enano era ligeramente más pequeño que Marte. Los fragmentos de la Tierra fueron expulsados hacia el espacio, pero algunos permanecieron en nuestra órbita, se unieron y formaron la Luna.

Suena horripilante, pero fue lo mejor que le ha pasado a nuestro planeta. Si no fuera por este hermoso satélite, ¡todos nuestros océanos seguirían siendo pequeños charcos! La vida no habría aparecido en la Tierra. Esto ya es un descubrimiento asombroso, pero no es todo. Estudiando las rocas, los científicos del Instituto de Investigación de Pekín descubrieron algo... inusual: un raro cristal lunar. Suena bastante aburrido, ¿verdad? Solo un diminuto monocristal transparente del grosor de un cabello humano. Ya hemos encontrado cosas así en la Luna antes. Estos cristales se formaron como resultado de la actividad volcánica, al igual que algunos granates en la Tierra. Y sí, el lugar donde descubrieron estos cristales también presentaba volcanes... hace 1200 millones de años. ¡Eso significa que este pequeño bebé tiene más de mil millones de años!

Pero eso no es lo más importante. Sucede que este cristal está hecho de un material único, algo que nunca antes habíamos visto. Los investigadores de la Asociación Mineralógica Internacional han confirmado que una composición como esa no se encuentra en ningún lugar de la Tierra. El cristal recibió el nombre de Changesita-(Y), una vez más, en honor a la misma deidad lunar. ¡Y ese es otro logro! Se trata del sexto mineral desconocido que hemos encontrado en la Luna, y el primero hallado por China. Ahora se ha convertido en el tercer país del mundo en hacer un “descubrimiento lunar” de este tipo. Sin embargo, este diminuto cristal no fue lo único destacable que encontraron. Tras haber estudiado esta gema y otras 140 000 partículas lunares, los científicos descubrieron algo más: helio-3. ¿Por qué es importante? Porque es uno de los elementos que alimentan al Sol y a otras estrellas de nuestro universo.

Tendemos a decir cosas como “el Sol se apagó” o “el Sol está que arde”. Esa es una de las razones por las que mucha gente piensa que el Sol es una enorme bola de fuego. Pero no lo es. En realidad, su “combustión” es un proceso completamente diferente, llamado “fusión nuclear”. El proceso en sí es bastante simple: durante esta reacción, el hidrógeno de la estrella se convierte en helio, ¡pero este simple proceso es una de las reacciones más violentas y locas del universo! En el interior del Sol hay un auténtico caldo de ebullición de partículas. Los núcleos de hidrógeno que saltan y se precipitan se repelen constantemente, ya que todos están cargados positivamente. Y podrían seguir hirviendo y enfriándose sin molestar a nadie... si no fuera por las estrellas. Las estrellas resultaron ser unas tramposas. Tienen una gravedad tan fuerte que básicamente “toman” miles de millones de estos pequeños átomos y los aprietan entre sí. Al combinarse, los átomos crean nuevos elementos pesados, como el mencionado helio. Y cuando esto ocurre, lanzan una gran cantidad de energía al espacio. Así es como “arde” el Sol. ¡Al hacer esto, emite una cantidad de energía que no podemos ni imaginar!

Bien, pero ¿qué es el helio-3? Pues bien, se trata de un elemento al que incluso el Sol podría decirle: “Oye, amigo, deberías calmarte”. La fusión de átomos de helio-3 libera incluso más energía que la fusión nuclear típica. ¡Y lo que es más importante, no contamina la atmósfera con sustancias nocivas como la radiación! Tenemos muy, muy poco helio-3 en la Tierra. Su prevalencia en nuestra atmósfera es de aproximadamente uno en un millón. Además, intenta escapar y regresar al espacio constantemente. Supongo que no le parecemos confiables. Sin embargo, los científicos han descubierto que existe un lugar que contiene grandes cantidades de este elemento... Sí, adivinaste. Es la Luna. Se cree que hay más helio-3 en la Luna que en la Tierra debido a los vientos solares. El Sol ha estado martilleando la Luna con su helio-3 durante miles de millones de años, así que ahora está por todas partes. No es demasiado si lo comparamos, por ejemplo, con Júpiter o Saturno... ¡Pero no olvidemos cuánta energía puede liberar!

Con solo 25 toneladas de helio-3, sería posible suministrar energía a los Estados Unidos durante todo un año. Pues bien, hay unas 35 000 toneladas en la Tierra... y más de un millón de toneladas en la Luna. ¡Eso podría alimentar a los EE. UU. durante miles de años! Por eso, en el futuro, el helio-3 podría convertirse en una nueva fuente de combustible. Y es mejor que el combustible nuclear en... básicamente todo. El helio-3 no deja residuos ni radiaciones nocivas, es más potente y no es tan peligroso... En otras palabras, esta energía eficiente y respetuosa del medioambiente podría ser una revolución para nuestro planeta. Suena genial, ¿eh?

“¿Y qué estamos esperando? ¡Tomemos las palas!”, dirás. Pero hay un pequeño problema... Lamentablemente, aún no hemos inventado nada tan ridículamente fuerte y caliente como las estrellas. Para utilizar helio-3, necesitamos temperaturas y presiones extremas: necesitamos un reactor termonuclear. Y ni siquiera sabemos cómo construirlo... aún. Incluso si pudiéramos calentarlo a esas temperaturas y conseguir la presión necesaria, aún no sabemos cómo manejar el helio-3 correctamente. Por eso, por más que tuviéramos una cantidad infinita de este elemento, seguiríamos sin poder utilizarlo. Sin embargo, hay un gran poder detrás del helio-3, así que no es de extrañar que varios países hayan iniciado una carrera por los recursos lunares. Ahora que Chang’e-5 ha descubierto un nuevo yacimiento de helio-3 en la cara más cercana de la Luna, esta carrera podría convertirse en algo a escala global. Por ejemplo, China ya planea una nueva misión lunar en 2024: Chang’e-6. Su objetivo es recoger las primeras muestras de la cara oculta de la Luna.

Como puedes ver, encontrar este cristal lunar fue muy importante para nosotros, ya que podría ayudarnos a hallar nuevas formas de crear helio-3. ¡Si lo logramos, la humanidad entrará en una nueva era! Pero para eso, aún debemos resolver una serie de problemas. ¿Cómo hacer llegar a la Tierra todos esos cristales lunares? ¿Cómo hacer que produzcan energía? Esperemos que en el futuro logren resolver estas cuestiones y encuentren la forma de producir energía limpia, segura e ilimitada.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas