Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los bomberos explicaron por qué fue tan difícil apagar el incendio de Notre Dame, y nosotros admiramos su esfuerzo

Hay pocas personas en este mundo que no conocen Notre Dame de París y la historia del campanero de la catedral que se hizo famoso gracias la película de animación de Disney, El jorobado de Notre Dame. Esta famosa catedral sufrió uno de los mayores desastres arquitectónicos cuando se produjo un gran incendio en la torre más alta del edificio en abril de 2019. Todos se vieron devastados por esta catástrofe, pero los bomberos lucharon incansablemente contra las llamas para salvar la principal parte del edificio histórico.

Genial.guru quiere enseñarte cuán difícil fue su trabajo y por qué. No te pierdas el bono al final que muestra cómo se reconstruirá Notre Dame en el futuro.

El incendio se produjo el lunes 15 de abril y los bomberos tardaron un día entero en apagarlo. Como se informó, el incendio comenzó en el ático de la catedral y se extendió rápidamente hacia el tejado. La aguja de Notre Dame, que se estaba restaurando en aquel momento, se quemó completamente y al final se desplomó.

Según las declaraciones de la policía, se cree que un corto circuito eléctrico podría haber provocado el incendio. Aseguran que algunos trabajadores fumaban en los andamios, y que una colilla de cigarro también podría haber sido la causa del desastre.

Dado que Notre Dame está situada en Île de la Cité, una pequeña isla en el centro de París, a los bomberos les resultó muy difícil acceder al incendio y tardaron un tiempo en agruparse en el lugar del accidente.

Otra dificultad importante que enfrentaron los bomberos fue la complejidad del techo y sus columnas de madera muy finas y gruesas que fueron inmensamente inflamables, pero al mismo tiempo, se quemaban lentamente durante horas.

Gregg Favre, el ex comandante del Departamento de Bomberos de St. Louis en los Estados Unidos, declaró en Twitter que las iglesias son casi imposibles de controlar cuando se trata de la ventilación, por lo que los incendios pueden propagarse rápidamente y arder durante horas debido a su construcción de madera y grandes espacios abiertos.

Hubo pocos o ningún cortafuegos; en otras palabras, no había un sistema pasivo de protección contra incendios. Los cortafuegos se hacen de varios elementos y se usan para sellar aberturas. La mayoría de los lugares de interés histórico, especialmente las catedrales como Notre Dame, carecen de cortafuegos y su construcción pesada de madera es fácilmente inflamable y extremadamente difícil de apagar si se enciende.

Dado que se estaban realizando trabajos de restauración, muchos materiales de construcción podrían haber explotado por el impacto del agua. Además, otros materiales peligrosos podrían haberse esparcido fácilmente en el aire.

El comandante Gregg Favre compartió un esquema en su cuenta de Twitter para ayudar a las personas a comprender mejor cómo se producen los incendios, por qué el fuego de Notre Dame estuvo ardiendo durante tanto tiempo y por qué fue casi imposible que el equipo de bomberos lo apagara.

“Necesitas oxígeno, combustible, calor y una reacción química en cadena. Si quitas uno de estos elementos (enfriando los materiales, retirando el combustible, reduciendo la entrada de oxígeno o interrumpiendo la reacción química en cadena), el fuego se apagará”, asegura el especialista.

Mucha gente sugirió usar helicópteros para arrojar agua desde arriba, pero según el profesor Guillermo Rein, algo así habría dañado tanto el monumento de la arquitectura gótica que se habría derrumbado.

Debido a la gran altura del edificio y su estructura complicada, fue casi imposible para los bomberos encontrar el ángulo correcto del chorro del agua para apagar el fuego. Según un exbombero, combatir el fuego desde adentro era la única forma de salvar el edificio, ya que el uso de aparatos aéreos, escaleras y plataformas hidráulicas no serviría de nada.

Incluso en lugares históricos, la seguridad es lo más importante y los bomberos de París lograron no solo salvar a todos, sino que también mantuvieron el fuego bajo control y lo apagaron, conservando la mayor parte de Notre Dame, su estructura principal y 2 campanarios.

Bono: los arquitectos de todo el mundo están ansiosos por desarrollar propuestas modernas para el futuro diseño de la catedral. Estas son algunas de las más populares

Nos sorprende lo que las personas pueden hacer en situaciones increíblemente peligrosas cuando trabajan juntas. ¿Has estado alguna vez en la catedral de Notre Dame en París? ¿Qué opinas, cómo pueden protegerse de accidentes los lugares de interés histórico?

Compartir este artículo