Qué usaban las mujeres antes de que existieran las toallas sanitarias para el período menstrual

La gente de la antigüedad creía que la sangre menstrual podía volver locos a los perros. Por eso, todas las conversaciones sobre la menstruación y los métodos para controlarla eran tabú. Y antes de que se crearan las modernas toallitas sanitarias, las mujeres utilizaban diferentes materiales durante su período: desde papiros hasta pantalones-bragas sanitarios que parecían pañales.

En Genial.guru decidimos analizar cómo las mujeres gestionaron las incomodidades del período menstrual durante diferentes épocas antes de que se desarrollaran los productos modernos.

1. Papiro, madera y esponjas marinas

Aunque casi no se dispone de información sobre la forma en que las mujeres lidiaban con sus períodos menstruales en la historia antigua, los historiadores creen que las damas de la época entre el 3000 a. C. y el siglo V utilizaban diferentes materiales naturales para la menstruación. Por ejemplo, las mujeres egipcias recurrían al papiro, un papel utilizado para escribir en aquella época. Lo ponían en remojo para que se ablandara y lo usaban como compresas.

Las mujeres griegas, según Hipócrates, utilizaban trozos de madera envueltos en pelusa como tampones. Y se cree que algunas usaban esponjas marinas para absorber el flujo durante la menstruación.

2. Trapos

En el siglo XIX, las mujeres de las sociedades europeas y norteamericanas creaban ellas mismas los utensilios sanitarios a partir de rags (trapos). Esto dio lugar al término on the rag (sig. “indispuesta”), que era la jerga para referirse a la menstruación. Las damas utilizaban franela o tela tejida para fabricar los artículos para el período menstrual, lo que no era una solución estéril.

3. Servilletas desechables

En 1897, Johnson & Johnson desarrolló la primera versión de las toallas higiénicas, unas servilletas desechables llamadas toallas Lister. Estas se convirtieron en el primer producto comercial para el período. Sin embargo, la menstruación todavía se consideraba un tabú, y las mujeres no querían ir a las tiendas a comprarlas abiertamente, por lo que el producto acabó fracasando en el mercado.

4. Delantal sanitario

Este artefacto era un delantal de caucho con una tira que pasaba entre las piernas para evitar que la sangre se filtrara en las faldas y asientos. Básicamente estaba hecho para salvar los muebles de las manchas, pero era una solución maloliente e incómoda.

5. Cinturones menstruales

Los cinturones menstruales se convirtieron en la primera versión de las toallas sanitarias en la década de 1900, y fueron un método popular para controlar la menstruación. Se trataba de un cinturón elástico de seda en el que las mujeres enganchaban compresas de algodón. Los cinturones eran algo parecido a los pañales, y siguieron siendo populares hasta que se creó la primera toalla sanitaria con tira adhesiva.

6. Pantalones-bragas sanitarios

Las bragas sanitarias eran pantalones o ropa interior de época forrados de caucho en la década de 1920. Esta prenda estaba hecha del mismo material que los pañales para bebés.

7. Copas de aluminio y caucho

Aunque la copa menstrual está ganando popularidad en la actualidad, la primera se inventó hace mucho tiempo (1930), y estaba hecha de aluminio o caucho duro. En 1956, Leona Chalmers actualizó el producto utilizando materiales más blandos. La copa estaba pensada para recoger el flujo, pero en aquel momento no tuvo éxito en el mercado.

¿Crees que tendremos nuevos productos sanitarios en el futuro? ¿Probarías alguno de estos artículos para experimentar cómo se sentía usarlos en el pasado?

Compartir este artículo