Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una chica que ha vivido más de 6 años en Vietnam tiene mucho que contarnos sobre este país

Vietnam es uno de los países que aún no es elegido como destino para vacacionar por muchos turistas de todo el mundo, a pesar de todo lo que tiene para ofrecer. Aquí hay de todo para un descanso espectacular: hoteles confortables, lugares de interés únicos y una cocina local que dejará una marca indeleble en el alma de cualquier amante de la comida gourmet. Sin embargo, al visitar Vietnam, es necesario conocer algunas características nacionales que, aunque representan un sabor local, son capaces de impresionar desagradablemente a un extranjero desprevenido.

Genial.guru reunió hechos interesantes sobre Vietnam que le vendrán bien a los viajeros que tienen interés en visitar este país asiático.

Para entender las características locales de la vida aquí, nos ayudó Snezhana, una chica que ha vivido más de 6 años en Vietnam. Ella nos compartirá algunas de sus experiencias y las cosas que les pueden interesar a los viajeros sobre este país.

Encuentro

Al primer encuentro con los habitantes locales te puede parecer escuchar el mismo apellido. Y esto no es un engaño por parte de tu oído, cerca del 40 por ciento de la población de Vietnam lleva el apellido Nguyen ("Nguyễn") y un 11 por ciento el apellido "Trần".

Espacio personal

"No olvides esto cuando estés en Vietnam", nos aconseja nuestra amiga.

  • En el transporte público, los vietnamitas necesariamente se sientan cerca de los demás pasajeros. Nunca ocuparán un asiento vacío en las filas de al lado.
  • En edificios de departamentos, es normal que las puertas de las casas estén abiertas de par en par. Y, si están cerradas, entonces tus vecinos pueden empezar a preocuparse y te preguntarán si todo está bien.
  • Las grandes casas están equipadas con ventanas sin ningún tipo de cortinas o ventanas.
  • Nadie respetará la distancia al hablar. Tu interlocutor vietnamita se interpondrá demasiado cerca de ti, como si quisiera decirte algo en secreto.
  • Y si tienes la fortuna de estar en una fila, entonces estarás preparado para que tus "vecinos" más cercanos te pisen los talones o estén recargados hacia ti con todo su cuerpo. Y sí, la fila es un concepto impreciso. Todas las personas aquí procuran ocupar un lugar lo más cercano a la meta.

Preguntas incómodas

Preguntar al primer encuentro, cuántos años tienes y cuánto dinero ganas, es normal para una educada conversación vietnamita. El asunto consiste en que los habitantes de Vietnam sinceramente consideran que tales preguntas animan la conversación y muestran la sinceridad del interés en una persona.

Siempre di "sí"

Los vietnamitas simplemente no quieren decir "no". Y, si el favor que estás pidiendo no es del todo claro para tu interlocutor, entonces solamente recibirás un "sí" afirmando con la cabeza. Absolutamente nada más. El mejor consejo en este caso es vigilar con atención las reacciones y la mirada de aquel al que le estás pidiendo tu favor: una sonrisa simple refleja al instante una falta de comprensión.

Tiempo

La puntualidad en Vietnam seguramente no se considera una característica nacional. Si los habitantes locales te prometen hacer algo para ti en "5 minutos" o "mañana", entonces el cumplimiento de su promesa probablemente se aplace por un tiempo indefinido.

Limpieza

Al llegar a Vietnam, tienes que estar preparado para que muchas cafeterías callejeras tiren la basura directamente bajo la mesa. Recientemente, para enfrentarse con este fenómeno, los propietarios de los establecimientos comenzaron a instalar contenedores especiales.

Los turistas frecuentemente también se impresionan por el comportamiento de algunos hombres vietnamitas que hacen sus pequeñas necesidades en cualquier lugar de la calle.

Dientes

Hace unos 100 años, los dientes negros se consideraban como el principal atributo de belleza de las mujeres vietnamitas. La razón de esto era una generalizada creencia de que los dientes negros protegían de la mala suerte y el deterioro, y los dientes blancos eran inapropiados. Incluso ahora, se puede encontrar habitantes vietnamitas que llaman la atención de los extranjeros con sus dientes negros.

Piel

Al igual que en muchos países de Asia, las mujeres vietnamitas consideran la piel blanca extremadamente atractiva. Precisamente por esto, con la llegada de los días soleados, se esconden de los rayos del sol con todos los métodos posibles. Por encima de la ropa, frecuentemente usan faldas largas, guantes largos, máscaras y suéteres con mangas largas, incluso si en la calle hay un calor insoportable. La máscara también realiza otra función importante: proteger del polvo al moverse en motocicleta.

Uñas

Si un hombre tiene las uñas largas, significa que él puede darse el lujo de no trabajar en los campos o en algún otro trabajo mal remunerado. Muchos hombres en Vietnam intentan mostrar su estatus con este método no muy ingenioso. Frecuentemente, se dejan crecer una uña del dedo meñique, pero existen raras exclusiones en las que todas las uñas de la mano son largas. Sin embargo, todos los problemas del hogar, incluyendo la posibilidad de sostener una cuchara, se designan a la cónyuge.

Cocina

  • Los vietnamitas comen prácticamente todo lo que se mueve: murciélagos, perros, ratas y ratones e incluso cocodrilos, tortugas, serpientes, mantarrayas y los embriones de pato desarrollados en sus huevos. Sin embargo, la comida más común sigue siendo el arroz en todo tipo de variantes de preparación.
  • Al mismo tiempo, los habitantes de Vietnam son muy golosos y agregan azúcar a casi cualquier platillo, empezando con la leche y acabando con la carne.
  • No hay que olvidar la particular salsa de pescado "Nước mắm" cuya preparación es de pescado que ha estado en el sol bajo presión por 9 meses.
  • No dejemos a un lado el sorprendente y particular vino de serpientes, obtenido a partir de la conservación de serpientes en vino de arroz o alcohol de grano.
  • Y muchos de los que han estado en Vietnam recuerdan la receta especial de café con leche condensada.

Dinero

En 2003, para sustituir los billetes de algodón, llegó el polímero sintético. Con estos billetes, es posible meterse al agua sin ninguna preocupación. Y sus buenas relaciones con la extinta URSS lo demuestran incluso con la ayuda de imágenes en los billetes: en los billetes de 10 dong de 1976 está impreso un tractor TDT-40 producido por Onego Tractor Plant; y en un billete de 200 dong de 1987, un tractor "Bielorrusia".

Deporte

Los vietnamitas adoran el deporte. Principalmente, gozan de popularidad el fútbol y el sepak takraw, que es parecido al voleibol. La única diferencia es que en este se pueden utilizar únicamente los pies.

Descansos

"¿Y cómo te relajas? Yo no me esfuerzo para ello", esto es muy parecido a la forma de vida de los vietnamitas. Júzgalo por ti mismo: a las 12:00 del día, ellos se toman una siesta de 3 horas. La mayor parte de las tiendas están cerradas, los trabajadores de las oficinas duermen directamente en las sillas o se acuestan en el piso en sacos de dormir. Vale la pena destacar que la gran mayoría de los vietnamitas se despierta a las 5 o 6 de la mañana y, hasta la comida, consiguen hacer muchas cosas.

Los vietnamitas se encargan de aquellos que tienen que viajar en autobús por un largo tiempo. Aquí, en las rutas entre ciudades, circulan los sleeper bus de dos niveles con lugares para dormir.

A pesar de todas estas cosas extrañas para una persona tradicional de occidente, Vietnam deja una impresión indeleble.

Imagen de portada depositphotos, East News