Genial

Una ciudad alemana organizó un concurso millonario para derribar una teoría conspirativa y demostrar que realmente existe

1---
828

En el noroeste del mapa de Alemania figura una ciudad llamada Bielefeld, en la que presuntamente viven más de 300 000 personas. Pero ese lugar no existe, o, por lo menos, eso es lo que afirma una teoría conspirativa muy difundida en ese país, la cual sostiene que se trata de una fachada para ocultar información clasificada, como la existencia de pruebas de vida extraterrestre. Cansadas de la polémica, las autoridades locales organizaron un concurso con un premio de un millón de euros a quien pudiera probar la inexistencia del lugar.

Genial.guru quiere hablarte sobre esta leyenda, la cual nació hace 25 años, y sobre los resultados del certamen para desmentirla. Como bono, al final del artículo encontrarás un listado con otras localidades cuya existencia también ha sido cuestionada alguna vez, ya sea por razones históricas o a modo de broma.

Una de las primeras leyendas virales de Internet

Mucho antes de que existieran los memes, de que las redes sociales propagaran todo tipo de información y de que se creara el concepto de “noticia falsa”, en 1994, en Internet comenzó a divulgarse una teoría conspirativa: Bielefeld no existe, a pesar de figurar como sede de una universidad, de un castillo medieval y de varias empresas importantes.

El autor de esta fue un estudiante de informática llamado Achim Held, quien posteó el mito como una broma en una especie de foro de noticias. Según contó un tiempo después, la idea surgió en una fiesta cuando uno de los presentes dijo ser de Bielefeld y nadie sabía dónde se encontraba ese lugar.

Una agencia misteriosa y la presencia de extraterrestres

La leyenda indica que existe una campaña de desinformación a cargo del gobierno alemán para hacerle creer a la población que la ciudad sí existe, y, de esta forma, evitar las sospechas sobre los secretos oscuros que se guardan allí. Toda esta maniobra se realiza en colaboración con una agencia misteriosa llamada “Sie” (“Ellos”, en alemán).

El complot incluye la existencia de naves extraterrestres escondidas en un edificio cuya fachada es la de la universidad local. Otras versiones aseguran que las centrales de inteligencia de otros países, como la CIA o el Mossad, utilizan la zona para encubrir hallazgos como la entrada a la Atlántida, la isla mítica mencionada por Platón que se encontraría hundida en el mar.

Los factores que alimentan las sospechas

El hecho de que Bielefeld esté en una zona rural y allí no ocurran sucesos de trascendencia nacional alimenta la teoría. Tampoco tiene atractivos turísticos, oficinas de gobierno de importancia ni construcciones antiguas debido a que sufrió los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Esto hace que no reciba el foco de atención y aumenten las sospechas sobre una conspiración.

La mismísima canciller alemana Angela Merkel, máxima autoridad en el país, se refirió en público a la leyenda cuando, en 2012, habló sobre una reunión a la que asistió en el ayuntamiento de Bielefeld. “Tuve la impresión de que estuve allí”, bromeó.

Un millón de euros a quien pudiese probar la veracidad de la leyenda

Un poco por el cansancio del mito, y más como publicidad, las autoridades de Bielefeld decidieron organizar un concurso con un premio de un millón de euros para quien pudiera presentar evidencia sobre la inexistencia de la localidad. El equipo de fútbol local, el Arminia Bielefeld, se sumó a la iniciativa y ofreció un contrato profesional para el o la ganadora.

Unas 2000 personas respondieron al reto. Algunos enviaron poemas, dibujos, cómics y vídeos, mientras que otros recurrieron a las matemáticas, la física, la lógica y la historia. Sin embargo, nadie logró el objetivo. “El resultado de la competición es que Bielefeld existe”, aseguró el alcalde, Pit Clause, y lo celebró con la inauguración de una placa conmemorativa tallada en una piedra.

Bono: otras localidades cuya existencia también fue puesta en duda

1. Tlaxcala (México)

Tlaxcala es la entidad federativa más pequeña en superficie del país, solo mayor que la Ciudad de México. Esta situación, sumada a su baja densidad de población, la poca atención que recibe de los medios de comunicación nacionales y su historia, en la que los antiguos pobladores se aliaron con los conquistadores españoles, hacen que en más de una ocasión se haya puesto en duda su existencia. Generalmente, este tipo de mensajes circula por redes sociales o sitios satíricos.

2. La Pampa (Argentina)

Un hilo en Twitter creado con un tono entre broma y ficción encendió la polémica: “Todos viajamos o tenemos conocidos que viajaron a las distintas provincias del país, pero entre todos hay un factor común: ninguno visitó La Pampa. Esto se debe a que NO EXISTE”, escribió el usuario, y después publicó hechos históricos para reafirmar su declaración. El mensaje se viralizó, aunque no les causó mucha gracia a los pampeanos.

3. Molise (Italia)

Molise es una de las veinte regiones que conforman la República Italiana. Es la segunda menos poblada del país, y la que perdió más habitantes en la última década: los jóvenes se ven obligados a irse de allí para estudiar o encontrar oportunidades de trabajo, lo que hace que el promedio de edad en la zona sea muy alto. Por estas razones, los propios italianos bromean diciendo que Molise no existe.

4. Teruel (España)

Teruel es una provincia situada en el noreste de España. Hasta hace 20 años atrás, no tenía autopistas ni conexiones directas de tren con Madrid, lo que llevó a crear un movimiento ciudadano llamado “Teruel existe” para exigirles a las autoridades que se realizaran “inversiones e infraestructuras que permitieran detener la despoblación de la provincia”. Esto generó, por oposición, una catarata de mensajes que negaban su existencia.

5. Jhumri Telaiya (India)

Jhumri Telaiya es una localidad ubicada en el noreste de la India, la cual, en la década de 1950, logró una inusitada fama. La televisión no se había expandido en los hogares, por lo que la radio todavía mantenía su popularidad, especialmente los programas musicales que recibían cartas de oyentes solicitando canciones. Un residente las enviaba asiduamente y, como lograba que mencionaran su nombre al aire, otros habitantes que también querían ser mencionados empezaron a copiarlo.

La localidad de Jhumri Telaiya empezó a ser tan nombrada, que muchos comenzaron a dudar de su existencia. Con el tiempo se convirtió en sinónimo de lugar poco conocido y empezó a ser utilizado como referencia en temas musicales y películas.

¿Eres de los que creen en la existencia de conspiraciones? ¿Hay alguna historia similar en tu país? Comparte tus teorías con nosotros en la sección de comentarios.

1---
828