Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20 Tacos que enamoran la imaginación y el paladar

En el terreno que comprende la superficie de una tortilla se dice que “lo que corre, se arrastra o vuela entra a la cazuela”. Por ello, cada región o pueblo entiende de manera distinta lo que debe contener un buen taco, no solo para calmar el hambre, sino para abrir una experiencia novedosa de sabor.

Genial.guru te muestra los casos más singulares de tacos que, ya sea por el relleno singular o la manera combinar sabores, merecen ser nombrados en esta lista.

1. Tacos de pejelagarto

En el sureste de México, el pejelagarto es muy consumido en diferentes formas, una de ellas es en tacos. Este es un pez alargado que pertenece a una familia de especies primitivas que aparecieron en épocas de los dinosaurios.

2. Tacos de iguana

La iguana ha estado en la comida mexicana desde tiempos prehispánicos. En las zonas en donde se consume se le conoce también como “pollo de los árboles”. En Oaxaca, son bastante comunes también los tamales de este reptil.

3. Taco árabe

Se cree que este fue el origen de los tacos al pastor, pues la comunidad libanesa de Puebla introdujo el shawarma y la primera adaptación fue el taco árabe. Dependiendo de la zona en donde se consuma, se adereza con jocoque seco o con salsa de chile poblano y salsa árabe.

4. Tacos de gusano de maguey

Este tipo de tacos es muy común en las zonas rurales de Hidalgo y también se les conoce como chinicuiles. Es un platillo con un sabor delicado que crece pasando la temporada de lluvia entre las pencas de los magueyes.

5. Tacos de moronga

La moronga, o rellena, es un tipo de salchicha o longaniza a base de sangre bovina. El olor es fuerte y se puede encontrar en varios lugares del mundo con diferentes nombres.

6. Tacos de alacrán

En la zona norte de México se preparan tacos de alacrán, los cuales son traídos de la sierra de Durango y suelen llevar una preparación para adquirir una consistencia crujiente.

7. Tacos de tarántula

La presentación de este platillo es, cuanto menos, imponente. Este es un taco que tiene una apariencia sumamente sencilla, pues en una cama de aguacate se presenta el arácnido, el cual previamente se flamea para eliminar cualquier resto del vello que lo caracteriza.

8. Tacos de sesos

Estos tacos tienen su variante en quesadilla, empanada, taco dorado y hasta tamal. Los sesos tienen una consistencia cremosa que recuerda al foie gras. Se trata de una receta tradicional de Colima en la que se preparan los sesos de res con ajo, cebolla y epazote.

9. Tacos de lengua

La lengua de res es otra de las variedades que se pueden encontrar en casi cualquier punto de México. La lengua es de consistencia suave y sabor neutro y la receta más usual es la que se hace en Jalisco.

10. Tacos de cabeza

Parte de la gastronomía del Bajío se compone de los tacos de diferentes partes de la cabeza de la res. Esa particular mezcla hace que sea un platillo único dependiendo de los componentes y las concentraciones de dicha mezcla.

11. Tacos de pulpo

En Sinaloa, la comida de mar es protagonista de las cartas de los restaurantes. Las combinaciones incluyen versiones a las brasas, zarandeado y salseados. Dependiendo de las versiones, la textura varía entre duro o muy carnoso.

12. Tacos de chile relleno

En este caso, lo curioso es que el chile relleno ya es en sí un platillo, es decir, al parecer, es más importante hacer un taco que servirse un platillo ya preparado. Hay recetas específicas para hacer chiles rellenos para tacos.

13. Taco de espagueti

Este es un caso muy similar al de arriba, pero con varios detalles adicionales. La textura es complicada para sostener el taco en el aire. La combinación de sabor entre la pasta ya preparada es demasiado contrastante. Sin duda es un caso raro.

14. Taco de hormiga chicatana

El caso de la preparación de la hormiga chicatana es un proceso casi ritual que ocurre en Oaxaca. El platillo es la firma con la que se acompaña el menú de degustación del restaurante Pujol, uno de los más exclusivos de la Ciudad de México.

15. Tacos de escamoles

Los escamoles son algo así como el caviar prehispánico y son platillos de tradición en Guanajuato, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala. Se trata de larvas de hormiga güijera sazonadas con mantequilla y epazote.

16. Taco de rabo de toro

El rabo de toro es un guiso típico de la cocina española, para ser aún más específicos, de la cocina de Córdoba. Las recetas al respecto datan de las épocas de los romanos y es muy común encontrarlo a las afueras de las plazas de toros.

17. Taco de tripa

Los tacos de tripa son totalmente tradicionales del centro de México y se trata de intestinos fritos en manteca de cerdo que se acompañan de cilantro, cebolla y salsa roja o verde. Su preparación es muy olorosa, así que es fácil identificar un puesto a la distancia.

18. Tacos de criadillas

Estos tacos son muy consumidos por los amantes de la fiesta brava. Son los testículos de los toros y se cree que en su origen pudieron tratarse de remedios caseros en lugar de platillos. Hoy en día, son bastante comunes.

19. Taco de ojo

Como salido de una película de terror, este taco es preparado con los ojos de res a la parrilla. Su preparación es la clásica con cilantro y cebolla.

20. Colores, sudados o de canasta

Esta variedad de taco es la comida rápida al cuadrado, ya que la idea de estos es que no se preparan al momento, sino que en una canasta cubierta por plástico (azul regularmente, porque es el más barato), se guardan tacos previamente hechos con diferentes guisados (por esa variedad también los llaman “de colores”). En su versión más popular de México, los vende una persona que pasea en una bicicleta.

¿Se te antojó alguno de estos tacos? ¿Probarías el de alacrán? ¿Cuál ha sido el taco más extraño que has probado? Cuéntanos en los comentarios.