Genial
Genial

10 Actores que tuvieron que esforzarse bastante para reencarnar a sus personajes

¿Cómo es un día típico de un actor? ¿Firma de autógrafos, entregas de premios, filmación con increíbles directores y talentosos colegas? En realidad, no todo es tan simple. Frecuentemente, son estrictas dietas, entrenamientos varias veces al día y el desarrollo de complejas habilidades en un corto periodo de tiempo. A veces incluso comer hígado crudo o estar presente en una autopsia.

Genial.guru admira la perseverancia de los actores que están listos para aprender nuevas habilidades por sus roles y a trabajar en condiciones muy alejadas del confort. ¡Merecen un premio solo por sus esfuerzos!

Daniel Radcliffe en Jungla

Daniel Radcliffe interpretó el papel principal en la película Jungla, la cual está basada en acontecimientos reales. El filme cuenta la historia de un grupo de amigos que se perdieron en la selva amazónica. El personaje que Radcliffe interpretó perdió cerca de 15 kilos en la vida real. El actor quería mostrar el sufrimiento del personaje de la manera más creíble, por eso voluntariamente se mantuvo en una dieta estricta durante toda la producción de la película. Y justo antes de las tomas, él no comió nada durante dos días.

Shailene Woodley en A la deriva

El 90 % de las tomas en la película A la deriva tuvieron lugar en mar abierto, a dos horas de la costa. Al mismo tiempo, la filmación a veces comenzaba a las 4 de la mañana y duraba 12 horas. Según contó la actriz, debido a los fuertes mareos, todo el equipo de filmación (excepto el director y el operador) frecuentemente sufría de mareos y vómitos.

Robert Pattinson en Good Time: viviendo al límite

Para sumergirse en el personaje del ladrón que se escondía de la justicia, Robert Pattinson tuvo que olvidarse de la comodidad: “Viví en el sótano de un edificio de apartamentos en Harlem, al igual que mi personaje. Durante todos esos dos meses, no abrí las cortinas ni una sola vez, no cambié las sábanas, dormía con ropa y solo comía atún enlatado. Eso era todo lo que había: atún, salsa picante y café”.

Charles Dance en Juego de tronos

Para el papel de Tywin Lannister en Juego de tronos, Charles Dance tuvo que dominar una inusual habilidad. Para filmar una escena, Dance aprendió a desollar un venado, y como destacó el mismo actor, le salió bastante bien.

Saoirse Ronan en Byzantium

Para su papel en la película Byzantium, Saoirse Ronan aprendió desde cero a tocar el piano. Ella impresionó al director por haber dominado una compleja sonata de Beethoven en tan solo 12 semanas, aunque ella nunca antes había tocado un instrumento musical. Puedes evaluar su habilidad en este clip.

Margot Robbie en Escuadrón Suicida

Margot Robbie tomó clases con un buceador para aprender a mantener la respiración bajo el agua para la película Escuadrón Suicida. Para filmar la escena necesaria, se requirió que la actriz no respirará por un par de minutos, Robbie aprendió a mantener la respiración durante 5 minutos enteros.

Leonardo DiCaprio en Revenant: el renacido

El papel que le valió un Óscar a DiCaprio no fue nada sencillo para el actor. Tuvo que comer un hígado de bisonte crudo (aunque él es vegetariano), aprendió a disparar de mosquete, suturar heridas y a hablar dos idiomas nativos estadounidenses. Pero eso no es todo: agrega al proceso de filmación un frío constante, bucear en un río congelado y portar una pesada piel de oso.

Tom Hiddleston en El rascacielos

Para sumergirse en su personaje para la película El rascacielos, Tom Hiddleston estuvo presente en una verdadera autopsia. El actor asegura que, si tienes que mostrar algo en pantalla, debes hacerlo de tal manera que un especialista diga: “Sí, así es como se hace”. No importa de qué se trate, preparar un omelet o realizar una autopsia.

Jennifer Lawrence en Los juegos del hambre

Para interpretar a Katniss Everdeen, Jennifer Lawrence entrenó activamente dos veces al día y aprendió a tirar con arco. También pasó por un curso especial de pista de obstáculos, en el que tuvo que saltar y trepar por los árboles.

Eddie Redmayne en La teoría del todo

Eddie Redmayne obtuvo un Óscar por el papel del científico Stephen Hawking. La preparación para las tomas no fue sencilla: el actor no solo estudió la vida del físico durante meses, sino también aprendió a andar y a hablar como una persona que padece de esclerosis lateral amiotrófica. Redmayne pasó mucho tiempo con pacientes a los que les habían diagnosticado la enfermedad y también tuvo un entrenador de baile y maestro de canto para transmitir los movimientos y el lenguaje de una persona con esta enfermedad.

Si fuera un actor o actriz, ¿qué estarías dispuesto a hacer por un papel en una película?

Compartir este artículo