No quise que la esposa de mi ex asistiera a la graduación de mi hijo, y el resultado fue devastador

Crianza
hace 5 días

Se supone que los acontecimientos especiales unen y refuerzan los lazos familiares. Sin embargo, en las familias ensambladas pueden resultar complicados. El día de la graduación de su hijo, Cristina pidió a su exmarido que no trajera a su esposa debido a su tensa relación. Inesperadamente, la situación se agravó y Cristina nos pidió ayuda.

Esta es la carta de Cristina:

Cristina, gracias por compartir tu historia con nosotros. Tenemos algunos consejos que esperamos puedan serte útiles.

Abre la comunicación con tu hijo

Siéntate con tu hijo en un ambiente tranquilo y exprésale tus sentimientos. Explícale por qué crees que es importante celebrar su graduación sin su madrastra, centrándote en tu deseo de crear un recuerdo especial con él.

Escucha su punto de vista sin interrumpirlo. Esto puede ayudar a restablecer la confianza y la comprensión entre ustedes.

Acércate a tu exesposo

Considera la posibilidad de mantener una conversación sincera con tu exesposo sobre el incidente. Háblale de la importancia de que ejerza la co-paternidad de forma amistosa y respete los límites del otro durante eventos significativos.

Esto podría ayudar a prevenir conflictos similares en el futuro y fomentar una relación más cooperativa por el bien de tu hijo.

Reflexiona sobre tus límites

Reflexiona sobre si tu petición de que la madrastra de tu hijo estuviera ausente era necesaria, o si procedía de sentimientos no resueltos sobre el nuevo matrimonio de tu exesposo.

Considera si un enfoque más integrador podría beneficiar las relaciones de tu hijo y su experiencia de los eventos familiares. Trabajar con un terapeuta podría ayudarte a manejar estas emociones y a encontrar formas más sanas de establecer límites.

Crea una nueva tradición de celebración

Ya que la fiesta de graduación no salió según lo previsto, considera la posibilidad de crear una nueva tradición con tu hijo que se centre en su vínculo único. Podría tratarse de una salida especial o de una actividad que les guste a los dos y que ustedes pueden esperar con ilusión para futuros hitos.

Estableciendo una nueva tradición, podrán crear recuerdos significativosfortalecer su relación sin que la presencia de su madrastra sea un problema. Este enfoque ayuda a centrar la atención en experiencias positivas y compartidas entre los dos.

Comentarios

Recibir notificaciones

Quizás no tuviste en cuenta los sentimientos de tu hijo hacia ella, solo los tuyos y parece que no coinciden.

-
-
Responder

Creo que tuviste que hablar con tu hijo y explicarle como te sentías. Y hablar con tu ex sobre tus límites y el porque ella no podia asistir.

-
-
Responder

Lecturas relacionadas