Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Qué lleva la reina Isabel II dentro de su bolso y por qué no sirve solo para guardar cosas (según los testigos de la realeza británica)

La reina Isabel II ha sido la imagen principal de la realeza británica por más de 60 años, y en gran parte de su reinado un bolso ha estado a su lado. Este objeto se ha convertido en un complemento inseparable de Su Majestad durante los eventos a los que asiste dentro y fuera de la isla. Sin embargo, más allá del glamur y la elegancia que lo distingue, hay algo que algunas personas se preguntan: ¿qué contiene el bolso? Puede que lo que leerás a continuación te deje satisfecho... o con más preguntas de las que ya tenías.

En Genial.guru, la curiosidad es el pan de cada día. Por ello queremos mostrarte lo que descubrimos sobre el misterioso contenido del bolso de la monarca del Reino Unido. Además, conocerás quién lo fabrica y por qué este accesorio sirve para algo más que resguardar sus pertenencias.

Los “seguidores” creen tener la respuesta

Es muy probable que la reina Isabel II sea la única persona que conoce con exactitud lo que hay en el interior de su bolso. Indagar dentro de algo que puede considerarse muy personal para una mujer resulta arriesgado y puede acarrear consecuencias severas a quien lo intente. Pero algunos curiosos, principalmente testigos y seguidores de las actividades de la familia real británica, se dieron a la tarea de descubrir qué es lo que la soberana puede llevar consigo en sus actividades cotidianas.

Desde fotos hasta un regalo de bodas

Phil Dampier es un escritor y periodista que sigue la actividad de la realeza desde hace más de 30 años. Es coautor de un libro que revela no solo lo que hay dentro del bolso de la reina Isabel II, sino también otros secretos reales.

En una entrevista, Dampier mencionó algunos de los singulares objetos que la reina podría cargar en su bolso:

  • Fotografías familiares.

  • Objetos de belleza como un espejo y un lápiz labial. El comunicador señaló que uno de los artículos más preciados que lleva consigo es un pequeño estuche de maquillaje, un regalo de bodas del príncipe Felipe.

  • Una navaja de bolsillo que recuerda una parte de su infancia como exploradora, actividad que realizó a los 11 años. Posteriormente fue guardabosques.

  • Binoculares. Estos los utiliza cuando acude a las carreras de caballos.

  • Bocadillos para sus adorables corgis. Es conocido que su amor por estos perritos se remonta a 1944, a su primera mascota: Susan.

  • Un crucigrama que uno de sus sirvientes recortó previamente del periódico. Esto puede entretenerla en caso de que requiera distracción en su tiempo libre.

  • Una pequeña cámara fotográfica para inmortalizar las visitas de los jefes de estado y otras personas muy importantes.

  • Amuletos de la buena suerte que le regalan los más pequeños de la familia. Suelen ser figuras en miniatura como caballos, perros, sillas de montar y látigos de bronce.

También carga con lo esencial

Otra persona que averiguó el contenido del bolso real fue la historiadora Sally Bedell Smith. Entre sus trabajos literarios se encuentran obras dedicadas a los príncipes de Gales, Diana y Carlos. En 2012 publicó un libro cuya intención era repasar la vida de la máxima autoridad de la monarquía, basándose en entrevistas y documentos nunca vistos.

Con respecto al bolso, los testimonios que publicó la propia Bedell Smith y un extracto del libro que replicó una revista revelaron parte de su contenido.

  • Accesorios de belleza como un peine, pañuelos de papel y un lápiz labial. Regularmente utiliza este último al término de una comida, una cena o una recepción para reforzar el color de sus labios.

  • Un monedero. Se cree que la reina no maneja dinero en efectivo todo el tiempo, solamente utiliza 5 o 10 libras esterlinas que lleva cada domingo a la iglesia para depositarlas en la colecta durante los servicios religiosos.

  • Pastillas de menta y endulzantes para agregar a su café.

  • Otros objetos de uso cotidiano, como lentes de lectura, una pluma fuente y guantes. Las damas de compañía de Isabel II se encargan de llevar consigo material de reposición en caso de una emergencia.

  • Una ventosa blanca con un gancho incorporado en ella. Sirve para que pueda colgar el bolso debajo de la mesa y no tenga que dejarlo en otro lugar.

Algo más que un bolso

Después de leer lo que la reina Isabel II podría cargar dentro de su bolso, tal vez puedas creer que ya conoces todo acerca de este accesorio. Pero no es así. Nuevamente, testigos e informantes han revelado que hay algo en él que les hace creer que ese bolso no sirve únicamente para proteger los objetos de la monarca. Las siguientes teorías, anécdotas y características pueden darnos un indicio de ello.

1. Así es el bolso de la reina

Launer es la marca que se encarga de fabricar este y otros objetos de cuero para Su Majestad desde 1968. Cuenta con una royal warrant, reconocimiento emitido por la realeza que certifica a empresas que ofrecen un producto o servicio a la reina, lo que se considera un símbolo de gran prestigio.

Gerald Bodmer, director ejecutivo de Launer, relató que el “Traviata” es uno de los modelos que observa con frecuencia en sus manos. Está elaborado con charol negro y ante, cerradura de cuerda chapada en oro con el símbolo de la marca, un pequeño bolsillo en el interior, correa al hombro extralarga y espejo forrado en cuero. Sin embargo, los bolsos de Isabel II reciben ciertas modificaciones: se coloca un mango de asa más largo para que pueda llevarlo en sus brazos con mayor facilidad.

Otros modelos que han sido observados en sus brazos son el “Turandot”, el “Bellini” y el “Lisa”. Este último bolso atrajo la atención del público en 2011, puesto que la reina presumió de una edición personalizada en color crema durante la boda real del príncipe William y Kate Middleton.

2. El lenguaje del bolso

El historiador Hugo Vickers cree que existen señales que los royals realizan para dar indicaciones precisas a sus acompañantes o a su equipo de seguridad. El bolso de la reina Isabel II se encuentra involucrado en dos de esas señales. Esto fue lo que explicó:

  • Cuando la reina pasa el bolso de un brazo al otro durante una conversación, indica que se encuentra lista para terminar con esa actividad, por lo que se dispone a retirarse. Esta señal también puede aparecer durante un evento.

  • Si una conversación se vuelve molesta e incómoda para ella y desea escapar, coloca el bolso en el suelo. Lo mismo sucede cuando la reina gira su anillo, lo que da paso a que una persona autorizada la ayude a salir del embrollo.

3. “No toques el bolso”

Quien pretenda acercarse al bolso de Su Majestad, incluso con buenas intenciones, puede recibir una dura advertencia de los oficiales que la resguardan. Así lo experimentó la exjefa de protocolo Capricia Penavic Marshall cuando quiso ayudar a Isabel II a proteger su preciado accesorio durante una reunión diplomática en 2011.

En una entrevista, Marshall declaró que un oficial del palacio de Buckingham la apartó de la reina y le dijo la frase: “No toques el bolso”. Acto seguido, se disculpó y preguntó qué contenía en su interior, a lo que el encargado de la seguridad real le respondió: “No sabemos lo que hay en él, pero no tocamos el bolso”. Ella también considera que existen movimientos corporales con el accesorio que indican señales.

4. Una colección real

Con más de medio siglo llevando un bolso a casi cualquier lugar, y la mayoría de las veces eligiendo una marca en particular, podrías creer que su colección es reducida, pero no es así. Phil Dampier, de quien ya hablamos anteriormente, cree que la soberana británica cuenta con una extensa colección de bolsos.

El periodista reveló que cuenta con alrededor de 300 ejemplares que se encuentran al cuidado de Angela Kelly, la diseñadora de moda y asesora personal de la reina. Con esta declaración, no deberían quedar dudas acerca de que Su Majestad dedique una sección de su residencia a resguardar todos los bolsos que ha portado en su reinado.

5. Su aparición en The Crown y una “compañera” de marca

El bolso favorito de la reina no podía quedar fuera del fenómeno que representa la serie de Netflix dedicada a relatar su vida. La marca Launer se mostró contenta de saber que durante la cuarta temporada aparecieron cuatro de sus bolsos: “Traviata”, el modelo favorito de la monarca, en color blanco, además del “Bellini” en colores azul marino y café, y el “Olympia” en negro.

Pero como pudimos ver en esta etapa de la serie, Isabel II no ha sido la única figura pública británica que ha tenido afinidad por los bolsos de Launer. La primera ministra Margaret Thatcher era otra mujer que solía acompañarse con un modelo de esa marca, considerado un accesorio distintivo durante su mandato. Por lo tanto, Olivia Colman y Gillian Anderson tuvieron la dicha de filmar con estos accesorios en sus brazos.

Así es como algunas personas han tratado de averiguar el misterio del bolso de la soberana del Reino Unido. ¿Qué crees que alguien como la reina Isabel II lleva dentro de tal accesorio?

Compartir este artículo