Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

10 Películas que pocos se atrevieron a producir porque parecían raras y aburridas, y terminaron siendo todo un éxito

9-15
11k

En el difícil proceso de producir una película, algunas grandes apuestas del cine terminan fracasando. Otras, en las que nadie cree por distintas razones, provocan que solo unos pocos estén dispuestos a arriesgarse con ellas.

Sin embargo, en muchos casos, estas últimas películas acabaron siendo clásicos que aportaron a la historia del cine y se volvieron un reflejo de perseverancia. Nos enseñan que, cuando creemos que una idea es buena, no debemos dejarnos llevar por los prejuicios; a veces, los rasgos inusuales son los que hacen que el resultado final sea algo especial que resulta en un rotundo éxito.

Genial.guru comparte 10 películas que, con esfuerzo y creatividad, vencieron todo pronóstico y llegaron al éxito.

1. My Big Fat Greek Wedding / Mi gran casamiento griego

Si tomamos una película cuya trama se basa en una pareja occidental que se casará bajo ritos ortodoxos griegos y sumamos la intervención de toda la familia de la protagonista (con entusiasmo y costumbres que dan rienda suelta al humor) y le agregamos un personaje secundario que piensa que todos los problemas se resuelven limpia vidrios, es muy fácil pensar que está destinada al éxito.

De hecho, el film está basado en una obra de teatro de Nia Vardalos que tuvo buena acogida por el público; sin embargo, ninguna productora estaba interesada en llevarla a la gran pantalla. Al parecer, Nia tampoco le veía el potencial, porque cuando Tom Hanks y su esposa la llamaron con la propuesta de producirla, la misma actriz pensó que era una broma y colgó el teléfono. Finalmente, cuando se pusieron de acuerdo y llevaron la historia al cine, fue todo un acierto, y se consideró una de las producciones independientes más taquilleras de la historia.

2. High School Musical

Es difícil creer que alguien pensase alguna vez que una película en la que canta y actúa Zac Efron pudiese llegar a ser un fracaso, pero claro, en aquel tiempo, el actor no era conocido. De hecho, como muchos saben, High School Musical fue la película que lo catapultó a la fama, al igual que a sus compañeros de elenco, como Vanessa HudgensAshley Tisdale.

Quizás el hecho de que la trama juvenil en la que el chico popular se enamora de una cerebrito no era innovadora hizo que la productora invirtiera un bajo presupuesto y fuese lanzada directamente en televisión. Sin embargo, la historia se mezcló con personajes que desbordaban personalidad y canciones muy pegadizas, lo que hizo que el público la amase desde el primer momento.

Su éxito llegó a al punto en que figuró como el éxito del año de la productora. Posteriormente, se estrenaron dos secuelas de la película, de las cuales una fue en la pantalla grande.

3. Clueless / Despistados

Esta película, que marcó al público adolescente de los años 90 con su lenguaje pegadizo e indumentaria llamativa, si bien no tenía expectativas bajas por parte de los productores, tampoco esperaban el éxito rotundo que tuvo al ser la segunda película más vista en la semana de estreno.

Quiénes no tuvieron fe en el proyecto fueron los protagonistas Alicia Silverstone, que casi rechaza el papel de Cher por considerar que la joven era muy “materialista”, y Paul Rudd, al que no le gustó el guion inicialmente y audicionó para el papel sin siquiera tener interés real en él hasta que profundizó en la historia. Qué bueno que no siempre la primera impresión es lo que cuenta, la película no habría sido lo mismo sin ellos.

4. El mariachi

Internacionalmente, sus secuelas, como La balada del pistolero, protagonizadas por Antonio Banderas, tuvieron mayor relevancia a nivel mundial. Pero lo cierto es que no hubiesen podido existir si la productora no hubiera apostado 7000 dólares en El mariachi en 1992.

Esa cantidad de dinero es realmente muy poca para tratarse de una película, incluso para una de bajo presupuesto. Era tan poco el dinero que, al invertir gran parte de él en una cámara, su director Robert Rodríguez tuvo que encargarse él mismo de muchos aspectos importantes, como la fotografía, la escenografía, el montaje y hasta el sonido. Usando iluminación de lámparas y un reparto de actores amateurs, el premio de tanto esfuerzo se reflejó en el éxito de una película que no necesitó ornamentos para encantar a las masas.

5. Sharknado / Lluvia de tiburones

Con un título original que es prácticamente una broma (“shark”: tiburón, “-nado”: tornado) y unos cuestionables efectos especiales, Sharknado buscaba divertir más que aportar una historia profunda. Esta fue una de las razones de su éxito al conseguir una trama loca y disparatada que, sin embargo, no llegaba a ser parodia en su totalidad.

Fue una producción de relleno para la televisión destinada al olvido que se desarrolló porque el nombre le resultó gracioso a la productora y, con un bajo presupuesto, contrató a un guionista para que diera rienda suelta a su creatividad.

Lo que nadie se esperaba era el furor que despertaría en el público, que no solo aprobó la película, sino que exigió secuelas. Así que su guionista, Thunder Levin, que ya había dado fin a la historia, tuvo que volver a escribir un guion para satisfacer a las masas.

Por el momento la saga ha estrenado seis películas, cuya premisa son tiburones hambrientos volando y destruyendo la ciudad. Seamos honestos, sinopsis como estas no se leen a menudo.

6. Rocky

A muchos puede costarles creer que Rocky figure en este listado, pero lo cierto es que, cuando el guionista y protagonista Sylvester Stallone presentó la propuesta a muchas productoras, casi todos la rechazaron afirmando que el argumento era cursi, predecible y aburrido.

Afortunadamente, el artista tuvo determinación en ser el protagonista de su historia, y tras numerosos esfuerzos, finalmente consiguió una productora dispuesta a apostar por su película, la que le terminó valiendo un Óscar.

7. Saw / El juego del miedo

Vaya que la imagen es tenebrosa, y sin embargo, esta historia tan macabra como exitosa que fue el inicio de una saga con la misma impronta, iba a ser estrenada directamente en videoclubs. Los guionistas, que habían puesto parte del dinero de su bolsillo para producirla, no esperaban que el público estuviese dispuesto a pagar una entrada del cine, ya que no era el estilo al que los espectadores estaban acostumbrados. Sin embargo, tras presentarla en festivales, descubrieron que el recibimiento era más que bueno. Y precisamente por ese factor: no era lo que las personas acostumbraban a ver.

8. Stars Wars / La guerra de las galaxias

Cuando una idea es innovadora, pocas son las mentes que logran dilucidar su potencial, y este fue el caso de La guerra de las galaxias. Con tan solo 25 años, George Lucas quiso crear su propio universo estelar, y la primera vez que presentó los bocetos del guion, la idea fue rotundamente rechazada. Las productoras consideraban que el presupuesto para llevarla a cabo era mayor que las ganancias que se podrían obtener.

Sin embargo, lejos de rendirse, el joven guionista se tomó un año para escribir 200 páginas que, finalmente, una productora aceptó desarrollar. Le empresa decidió invertir en el proyecto más por la confianza que tenían en George, y no por el potencial que pudiesen verle a la historia. Al respecto, el director afirma: “Ladd—productor ejecutivo—invirtió en mí, no en la película”. Y fue un acierto, ya que es una de las sagas más exitosas de ciencia ficción.

9. Little Miss Sunshine / Pequeña Miss Sunshine

Esta película estuvo durante años en el tintero, puesto que varios estudios rechazaron la idea de producirla hasta. Un tiempo después, finalmente, una productora aceptó, sin embargo, la historia no terminó allí. El guionista no logró ponerse de acuerdo con los productores y fue despedido para luego ser nuevamente contratado cuando su reemplazo renunció. Y por si no fuera suficiente, después de dos años, la productora decidió descartar el proyecto por completo.

Afortunadamente, uno de los productores iniciales que creía en el guion decidió volver a comprar los derechos para poder llevarla a la gran pantalla. La paciencia y determinación de todos los implicados dio frutos: al reproducirse en festivales de cine independiente corporaciones importantes, se ofrecieron a distribuirla por las salas de cine del mundo.

10. Juno: Crecer, correr y tropezar

Esta película de cine independiente tiene una protagonista antihéroe sarcástica, nada popular y sin indicios de que eso siquiera le importe. La chica está pasando por un embarazo adolescente, y el papá del bebé su amigo “nerd”. La película no parecía ser de interés ni para los adolescentes ni para el público en general; sin embargo, resultó ser un éxito rotundo por todos esos elementos poco usuales en películas de este género. El filme terminó ganando el Óscar al mejor guion.

¿Has visto alguna de estas películas? ¿Alguna vez comenzaste a ver una película sin tener mucho interés, y terminó gustándote?

9-15
11k
Compartir este artículo