Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Telenovelas famosas en las que el protagonista tuvo que ser reemplazado en la mitad de la historia

5112
19k

En las telenovelas hay actores que interpretan tan bien sus papeles que inmediatamente les tomamos cariño. Pero aunque a veces se nos olvida, ellos son humanos, y por muy divertida que se vea su labor, la actuación es su trabajo. Así que, al igual que nosotros, a veces pueden tener ciertos “inconvenientes” o desacuerdos con sus colegas, lo que puede llevarlos a dejar su trabajo para dedicarse a otra cosa. En este caso, el problema lo tienen los fanáticos, quienes deben acostumbrarse a un nuevo actor sin entender por qué se fue el anterior y sin saber si volverá.

Genial.guru cree que mereces una explicación, así que creó una lista con 13 actores que dejaron reconocidas telenovelas a medio terminar para hablarte sobre las razones por las que lo hicieron.

1. Cómplices al rescate

Quien haya visto la divertida novela infantil Cómplices al rescate seguramente se habrá sorprendido por la partida de Belinda, casi tanto como por la noticia de que Silvana y Mariana no eran interpretadas por gemelas reales, sino por la misma actriz.

Pero de un capítulo a otro apareció Daniela Luján interpretando a las hermanas tan distintas como compatibles, lo cual generó, diciéndolo de la mejor manera posible, “sentimientos encontrados” en los fanáticos, quienes ya estaban encariñados con la actriz anterior. Sin embargo, Daniela hizo un increíble trabajo, y poco a poco fue ganándose el cariño del público.

Al pasar los años, fue Belinda quien quiso esclarecer las dudas de la gente explicando la razón de su partida, la cual se debió a que alargaron la historia por su éxito y ella ya tenía otros planes: “Lo que recuerdo es que ya tenía otros compromisos y no podía dejarlos. Entonces decidí empezar mi carrera como solista, empezar a hacer música y un disco. Creo que fue la mejor decisión, porque aprendí mucho en todas las altas y bajas que he tenido en mi carrera y en mi vida”.

2. Mujer de madera

Quien, como Belinda, habría necesitado una gemela que la sustituyera cuando no podía trabajar fue Edith González durante la filmación de Mujer de madera, cuando, por su embarazo (el cual había iniciado antes de comenzar la filmación y empezó a notarse en la pantalla), tuvo que dejar la telenovela a los tres meses porque su físico no se ajustaba al de la heroína de la historia. A la producción no le quedó más remedio que reemplazarla, aunque no sería tan fácil sustituir a una actriz como Edith, por supuesto.

Quien aceptó el desafío fue Ana Patricia Rojo. Aunque nadie puede negar que es una actriz talentosa con mucho que ofrecer, el público nuevamente necesitó un poco de tiempo para adaptarse a su aparición, la cual resultó “poco creíble”. Ni la cabellera rubia ni el peinado similar, ni mucho menos los lentes de contacto celestes podían hacerla siquiera similar a Edith.

Afortunadamente, el talento de Ana Patricia logró conmover a la audiencia y la telenovela terminó siendo un gran éxito, recibiendo nominaciones a múltiples premios. Por otro lado, Edith González pudo llevar los últimos meses de su embarazo sin presiones laborales ni agendas ocupadas. Podemos decir que fue un final más feliz que el de muchas telenovelas, ¿verdad?

3. Hasta el fin del mundo

Tal vez, la partida de Edith González fue precipitada, pero al menos la puesta en escena de su reemplazo fue un poco más elaborada que en el caso de Hasta el fin del mundo, donde, en el mismo capítulo, prácticamente en la misma escena, desapareció un actor y apareció otro, con la voz del nuevo protagonista diciéndole a su amada en sueños “contigo... hasta el fin del mundo”. Bueno, podemos decir que no reemplazaron a Pedro Fernández, sino que lo transformaron en David Zepeda, así como por arte de magia.

El problema fue que la partida de Pedro Fernández se dio cuando a la novela estaba yéndole muy bien. Marjorie de Sousa, quien interpretaba a Sofía Ripoll, el amor de Salvador Cruz, explicó al momento de hablar de la renuncia del actor: “Me pegó mucho, porque la novela ya estaba en un punto donde la gente amaba a la pareja. Nunca se me olvidará que me enteré el día que más rating tuvimos y nunca supe por qué se fue. En serio, nunca lo supimos”.

David Zepeda, con su encanto y su forma de llevar el papel protagónico, enamoró a la audiencia. Por su parte, Pedro Fernández explicó que dejó la novela por cuestiones de salud provocadas por el estrés y las largas jornadas. Sin embargo, teniendo en cuenta el comentario de Marjorie, la razón nunca llegó a convencer ni a los televidentes ni mucho menos a sus compañeros de elenco.

4. Hasta el fin del mundo

Y como si el hecho de que el protagonista de la telenovela se marchara no hubiera sido lo suficientemente problemático, en Hasta el fin del mundo también se fue la actriz que interpretaba a doña Lupita, la mamá de Salvador Cruz, María Rojo. Pero su partida no fue por salud; más bien se debió a que quería dedicarse a pleno a la política. En su lugar entró Leticia Perdigón, quien supo darle su encanto al personaje.

5. Locura de amor

Sin duda, esta novela fue una locura, pero no de amor, sino de producción, ya que Adriana Nieto, quien interpretaba a la audaz Natalia Sandoval, fue despedida cuando quedaban pocos episodios para terminar la serie. Fue así como Irán Castillo tuvo que sustituirla para poder brindarle su propia impronta al personaje y hacerse querer por el público.

Pero ¿qué llevó a que se tomara la decisión tan extrema de despedir a la protagonista? El productor no tuvo ninguna reserva en explicarlo: la consideraba irresponsable e impuntual, entre otras acusaciones poco amistosas que demostraron que no fue una partida en buenos términos.

Al menos, el cambio de actriz permitió que Natalia tuviese un final feliz con su amado, Enrique, aunque muchos de los televidentes quedaron más confundidos que conformes, claro. Además, años después, Adriana Nieto admitió que luego de aquella experiencia maduró mucho y que hasta le gustaría volver a trabajar con los productores para demostrarles cuánto cambió.

6. Siempre te amaré

Al parecer, como quedó demostrado con el caso de Adriana Nieto, la puntualidad es una virtud imprescindible si uno quiere dedicarse a la actuación, porque cuando Fernando Carrillo fue despedido de la novela en la que era el galán, Siempre te amaré, las especulaciones también se dirigieron a que la causa era su impuntualidad.

¿Quién sabe? Tal vez no lo era, porque luego, el productor se encargó de explicar que la razón del despido se debió a que alargaron la novela y Fernando Carrillo ya tenía otros compromisos previos. Por suerte, en este caso, Arturo Peniche se integró a la historia haciendo un nuevo personaje que conquistó con su gracia no solo a la protagonista, sino a todos nosotros también.

7. El diario de Daniela

El diario de Daniela fue una novela infantil que logró cautivar con sus personajes y canciones a grandes y a chicos. Y seguramente, muchos televidentes quedaron muy conformes con el padre de la protagonista, Marcelo Buquet. Sin embargo, de un momento a otro, él desapareció, y en su lugar pudimos ver a Gerardo Murguía, quien no era ni parecido a Marcelo, con quien ni siquiera compartía la nacionalidad.

Pese al primer impacto, y gracias a que Daniela, la protagonista infantil, nunca cambió, el público pudo adaptarse al nuevo miembro del elenco. La partida de Marcelo se debió a desacuerdos presupuestarios que no pudieron solucionarse. Aun así, hoy en día, tanto él como la gran mayoría de los actores que protagonizaron la telenovela siguen brillando en las pantallas grandes y pequeñas.

8. Rosa salvaje

Toda telenovela necesita de una heroína a la que querer, un galán de quien enamorarse y... a una villana a quien despreciar. Y vaya que Edith González lo hacía muy bien en su papel de Leonela en Rosa salvaje. Pero en la mitad de la telenovela, Edith renunció, y los guionistas, lejos de darle un respiro a la protagonista, Rosa, al quitarle a la villana que la separaba de su amado Ricardo, le dieron la bienvenida a Felicia Mercado para que siguiera haciéndole la vida imposible. ¡Y también lo hizo muy bien! (Pobre Rosa).

Tiempo después, Edith González explicó que se fue porque había ciertas actitudes de la producción que no le gustaban y que no la hacían sentirse apreciada: “Renuncié. Entonces la gente pensó que me despidieron, pero a mí nadie me sacó, yo renuncié. Y no me importó si iba a ser mesera toda mi vida o si iba a tener que conducir un taxi”. Su decisión no fue para nada errada, porque en todos sus años de vida posteriores a este proyecto consiguió grandes éxitos, pero como heroína.

9. Código postal

Código postal fue una entretenida telenovela juvenil que desarrollaba su historia en bellos paisajes como Acapulco. Sin embargo, lo que no fue nada bello es que a pocos capítulos de haber empezado la serie, Jery Sandoval, quien interpretaba a la protagonista, Regina, fue despedida por largas ausencias laborales.

Tiempo después, la actriz se animó a decir que las ausencias se debieron a que tenía que cuidar a su madre, y que no supo contar su situación a la producción, lo que llevó a que contrataran a África Zavala para interpretar a Victoria, la nueva protagonista, quien le dio un final feliz al galán despechado por la partida de Regina. Afortunadamente, Jery pudo acomodar su vida personal y laboral, y hoy continúa trabajando como modelo, actriz y cantante.

10. Cuando me enamoro

Así como toda novela necesita de héroes y villanos, también se requieren aliados. Y en la famosa telenovela Cuando me enamoro, quien cumplía ese rol era Wendy González interpretando a Adriana Beltrán, la mejor amiga de Renata, la protagonista.

Pese a su buen trabajo, se vio obligada a dejar su papel para ser reemplazada por Florencia de Saracho debido a que tuvo un accidente que le lesionó la rodilla, y su recuperación requería tratamiento, por lo que la producción decidió que priorizara su salud y optó por reemplazar a la actriz, conservando al carismático personaje de Adriana.

11. Aurora

Con una historia muy original, la telenovela Aurora sorprendió a los espectadores cuando a mitad de la historia se cambió a la protagonista que encarnaba Sara Maldonado por Ángela Amenabar, interpretada por Sonya Smith.

Debido a que se estaba eliminando a un personaje cuyo nombre era el de la novela misma, se pensó que debía haber una “historia oscura de fondo”, e incluso algunas personas imaginaron que la actriz tenía una mala actitud en el trabajo y que por eso la echaron. Pero hasta la misma productora salió a respaldar a Sara, explicando que la historia evolucionó de aquella manera y que la única forma de que la trama continuase de forma coherente era si una nueva heroína aparecía.

También se aclaró que seguirían dándole papeles para interpretar: “Estamos contentos de seguir trabajando con ella”. Y en efecto, luego de aquella salida, ella continuó trabajando en otros proyectos de la cadena, aunque sin ser sustituida. Qué alivio.

12. Principessa cambió de protagonista no una, sino dos veces

Cambiar a una protagonista de por sí es muy arriesgado, ya que los televidentes suelen resentirse con la decisión y no siempre continúan mirando la telenovela. Pero Principessa estuvo dispuesta a aceptar el desafío dos veces y en ambos casos salió vencedora. Las actrices Angélica Aragón, Alma MurielHilda Aguirre interpretaron a la misma heroína, Fernanda Montenegro, debido a que por la larga duración de la novela, 398 capítulos, ninguna pudo quedarse durante toda la historia.

¿Qué otra novela conoces donde se haya cambiado a un actor en la mitad de la historia? ¿Pudiste acostumbrarte al nuevo intérprete?

5112
19k
Compartir este artículo