Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Artistas famosos que publicaron sus obras escondiéndose detrás de seudónimos

5-45
634

Para muchos artistas, el reconocimiento es una de las recompensas más importantes que pueden recibir. Sin embargo, en algunas ocasiones, ya sea por su género, para proteger su privacidad o simplemente para diferenciar otra faceta de su trabajo, algunos se ven obligados a usar otro nombre distinto al que todos conocen.

Genial.guru quiere compartir contigo 12 historias acerca de cómo los seudónimos son una parte muy importante de la etapa creativa de algunos artistas.

1. Robert Galbraith (J. K. Rowling)

Después del éxito de la saga Harry Potter, J. K. Rowling se encontró en busca de un nuevo proyecto. Ella siempre había disfrutado del crimen de ficción como lectora, pero estaba lista para embarcarse en una nueva aventura laboral dentro de ese género. Eligió el nombre de Robert Galbraith para que sus obras no fueran juzgadas bajo el precedente de su éxito con Harry Potter, sino que tuvieran una historia propia y los lectores las reconocieran como un trabajo independiente. El canto del cuco (2013), El oficio del mal (2015) y Lethal White (2018) son algunos de los títulos que la escritora escocesa ha publicado dentro de este género, y, al día de hoy, continúa utilizando ese seudónimo.

2. Richard Bachman (Stephen King)

Antes de la publicación de Rabia, en 1977, Stephen King tuvo que elegir un pseudónimo para poder confirmarla. Entonces, al mirar por encima de su escritorio, encontró una novela de Richard Stark (que, a su vez, es un seudónimo) mientras en el tocadiscos sonaba Bachman-Turner Overdrive. Rápidamente hizo una combinación entre ambos nombres, creando así a Richard Bachman. La razón para utilizar un seudónimo fue que, en aquel entonces, se consideraba que la publicación de un libro al año era más que suficiente para los lectores de un mismo autor, y él quería lanzar más novelas en un menor tiempo.

3. Lewis Carroll (Charles Lutwidge Dodgson)

En 1856, Charles publicó su primera obra, un poema llamado Solitude, bajo el seudónimo de Lewis Carrol. Este fue creado a partir de la latinización y la inversión de su nombre real con su primer apellido, dando como resultado Ludovicus Carolus. Finalmente, se devolvió este al idioma inglés, y se obtuvo Lewis Carrol. Él fue el autor de la famosa novela de fantasía Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas, y, además de la literatura, dedicó su vida al estudio de las matemáticas y a la fotografía.

4. George Eliot (Mary Ann Evans)

Mary Ann Evans fue una escritora británica de novelas como Silas Marner: el pastor de Rave, Middlemarch: un estudio de la vida en provinciasEl molino del Floss. Ella no quería que se la considerara una simple escritora romántica por ser mujer, sino que deseaba que sus obras fueran tomadas en serio y que hablaran por sí mismas, independientemente del género de su autor. Además, ella sostenía una relación con el periodista George H. Lewes, quien ya había estado casado anteriormente, y ese hecho podría haber afectado de algún modo su carrera.

5. Dr. Seuss (Theodor Seuss Geisel)

Theodor fue un escritor y caricaturista ampliamente conocido por sus cuentos infantiles como El Lórax: en busca de la trúfula perdida, ¡Cómo el Grinch robó la Navidad!El gato en el sombrero. Todas esas obras fueron publicadas bajo el seudónimo de Dr. Seuss, el cual proviene de su primer apellido. Este artista fue tan importante para la historia de la literatura infantil que recibió un Premio Pulitzer en 1984.

6. Currer, Ellis y Acton Bell (Charlotte, Emily y Anne Brontë)

Las hermanas Brontë, junto con su hermano, Patrick, escribían con tal pasión y energía que sus obras no pasaban desapercibidas. Sin embargo, no estaba muy bien visto que las hijas de un pastor realizaran alguna actividad intelectual, pues eso era exclusivo de los hombres. Fue así como decidieron adoptar seudónimos. Años más tarde, después de la muerte de todos sus hermanos, Charlotte continuó escribiendo y reveló la verdadera identidad de los autores de obras como Cumbres BorrascosasLa inquilina de Wildfell Hall.

7. Ann Orson y Carte Blanche (Elton John y Bernie Taupin)

En 1976, la carrera de la cantante Kiki Dee no se encontraba en su mejor momento. Fue entonces cuando el pianista y cantante Elton John decidió hacer una canción de la mano de su amigo inseparable, Bernie Taupin, y grabarla a dueto con ella. Así nació uno de los éxitos más grandes en la carrera de ambos, Don’t Go Breaking My Heart. Elton y Bernie decidieron firmar la autoría de la canción como Ann Orson y Carte Blanche respectivamente, aunque ninguna fuente oficial ha revelado el verdadero motivo que los artistas tuvieron para cambiar sus nombres en ese lanzamiento.

8. Mick Greenberg (Harry Styles)

Harry, exmiembro de la banda One Direction, fue descubierto cuando, en un concierto de Alex & Sierra, se mencionó que la canción I Love You había sido coescrita con un amigo llamado Mick Greenberg. En ese momento, las fanáticas comenzaron a sospechar, ya que algunas de las letras podían percibirse como referencias a Taylor Swift, quien había sido pareja del cantautor. Finalmente se descubrió que esta y más canciones se encuentran registradas bajo su nombre verdadero.

9. Nils Sjöberg (Taylor Swift)

El productor escocés Calvin Harris compuso una canción que fue cantada por Rihanna en 2016, This is What You Came For. Ese lanzamiento, el cual tuvo varias críticas buenas y malas por igual, había sido escrito por Calvin y Nils Sjöberg. Sin embargo, la sorpresa de los fanáticos fue muy grande al descubrir que esa composición con influencias de house había sido realmente coescrita con Taylor Swift, quien se presentó con otro nombre para resguardar la privacidad de la relación que mantenía con el productor. Además, ella participó en la producción de la canción.

10. Bernard E. Webb (Paul McCartney)

Peter and Gordon fue un dueto inglés de los años 1970, el cual alcanzó fama internacional a principios de esa década gracias a su sencillo A World Without Love, canción escrita por Paul McCartney bajo el sello Lennon-McCartney. Dos años después, al escribir Woman, Paul decidió registrarla bajo el seudónimo Bernard E. Webb para estar seguro de que el éxito que la composición obtendría se debería a su calidad, y no gracias al famoso sello discográfico.

11. Joey Coco, Alexander Nevermind y Jamie Starr (Prince)

Prince no solo fue un artista talentoso, sino que también fue multidisciplinario, y su carrera tuvo facetas muy distintas en las que usó nombres diferentes. Detrás de bandas como Vanity 6 se encontraba el productor Jamie Starr. Alexander Nevermind fue uno de sus seudónimos más conocidos, utilizado para las canciones que escribía para bandas fuera de Mineápolis, como Sheena Easton, para la que compuso Sugar Walls. Por otro lado, Joey Coco fue utilizado para canciones country que escribió para estrellas como Kenny Rogers.

12. Larry Lurex (Freddie Mercury)

En 1972, Freddie Mercury se encontraba con dos grandes proyectos paralelos en puerta. Mientras estaba por debutar con Queen, trabajó bajo la dirección Robin Geoffrey Cable en un proyecto musical aparte para el cual decidió llamarse a sí mismo Larry Lurex, con el fin de evitar confusiones con la banda que había formado previamente. Este seudónimo fue un juego de palabras entre el nombre de Gary Glitter y un tipo de tela.

Si tuvieras que utilizar un seudónimo, ¿cuál elegirías? ¿Conoces a más artistas que hayan utilizado otros nombres para dar a conocer su trabajo? Cuéntanos en los comentarios.

5-45
634
Compartir este artículo