Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Anillos de compromiso de la monarquía británica, sus historias y las piedras valiosas que los conforman

6-32
372

Además de denotar clase, elegancia y distinción, la monarquía británica también es sinónimo de ostentación, sobre todo cuando de joyas se trata. Algunos de los momentos más importantes para la familia real, además de las coronaciones, suelen ser los compromisos y los matrimonios, cuando se hace alarde de los anillos más fastuosos con los que las novias posan ante las cámaras. No obstante, pocos conocen la historia que hay detrás de ellos y el valor que tienen sus piedras preciosas.

En Genial.guru hemos hecho una investigación sobre las historias que hay detrás de los anillos de compromiso de la familia real británica.

1. Isabel II — Reina de Inglaterra

Cuando la princesa Alicia de Battenberg, madre del príncipe Felipe, supo que su hijo se casaría con la futura reina de Inglaterra, no dudó ni un segundo en usar su tiara de diamantes para crear su anillo de compromiso. Felipe diseñó un anillo compuesto por un diamante de corte redondo de tres quilates, rodeado de 10 diamantes pequeños que lo adornan, colocados sobre una base de platino. La Reina aún lo usa acompañado de su argolla de matrimonio de oro galés.

2. Isabel — La reina madre

Cuando se comprometieron, el duque de York le regaló a Isabel Bowes-Lyon, luego conocida como la reina madre, un hermoso anillo de zafiro. La joya estaba rodeada por una hilera de pequeños diamantes y la completó una argolla de matrimonio hecha de oro galés. No obstante, con el tiempo, Isabel decidió cambiar su anillo de compromiso por una perla grande rodeada de diamantes.

3. Diana — Princesa de Gales

En el caso de la princesa Diana, Carlos no eligió su anillo, sino que lo hizo ella misma. En 1981, el Príncipe abrió ante ella el catálogo de Garrard, la joyería de la familia real, para que ella eligiese la pieza que más le gustara. Así, Lady Di escogió el anillo que luego se convertiría en su joya más icónica: un zafiro azul en forma ovalada de 12 quilates, rodeado de 14 diamantes solitarios, puestos sobre una base de oro blanco de 18 quilates. Luego de su divorcio, la princesa no dejó de usar el anillo simplemente porque le gustaba mucho.

4. Margarita — Princesa

La hermana rebelde de la reina Isabel se comprometió con el fotógrafo Antony Armstrong-Jone, quien le dio un exquisito anillo de rubí que fue diseñado por él mismo. El rubí central de la joya estaba rodeado por una hilera de diamantes que asemejaba una rosa para hacerle honor al segundo nombre de la princesa: Rose.

5. Kate Middleton — Duquesa de Cambridge

Luego del fallecimiento de Lady Di, sus hijos heredaron varias de sus joyas, entre las cuales se encontraba su icónico anillo de compromiso. No obstante, pocos saben que el heredero de esta pieza no fue William, sino Harry. Cuando el hijo menor de Diana supo que su hermano le propondría matrimonio a Kate, le cedió el anillo para que la joya sellase el compromiso; de ese modo, la futura reina consorte de Inglaterra mantendría a Diana viva de forma simbólica.

6. Ana — Princesa

La princesa Ana ha recibido dos anillos de compromiso durante su vida. El que usa actualmente selló el inicio de su segundo matrimonio, y lo recibió de las manos de Timothy Laurence. La joya tenía un zafiro como piedra principal, acompañado de un cabujón, rodeados de tres diamantes a cada lado. La princesa lo lleva siempre junto con su argolla de matrimonio. El primero se lo dio su primer esposo, Mark Phillips, y también consistió en un zafiro, pero en aquella ocasión, el joven eligió uno clásico ubicado entre dos diamantes.

7. Sarah Ferguson — Duquesa de York

Sarah Ferguson se comprometió con Andrés, el tercer hijo de la reina Isabel, en 1986 y, como símbolo de la unión, el príncipe le entregó un anillo diseñado por él mismo en conjunto con la joyería Garrard. La joya llevaba en su centro un rubí birmano de corte ovalado rodeado por 10 diamantes pequeños que formaban una flor. Se dice que el joven eligió esta piedra porque su color rojo combinaba muy bien con el pelo rojizo de la novia.

8. Sophie Rhys-Jones — Condesa de Wessex

Cuando el príncipe Eduardo, el cuarto y último de los hijos de la reina Isabel, decidió proponerle matrimonio a Sophie Rhys-Jones, también acudió a la joyería Garrard, como sus hermanos. En su caso, eligió un diamante de dos quilates, de corte ovalado, acompañado de dos gemas pequeñas en forma de corazón sobre una base de oro blanco de 18 quilates.

9. Zara Tindall

Zara Tindall no posee un título nobiliario porque su madre, la princesa Ana, así lo quiso, pero se destacó muy bien en las competencias de equitación. Esta vida le dio la oportunidad de conocer a Mike Tindall, un jugador de rugby, quien le propuso matrimonio tras 7 años de noviazgo. Zara recibió un anillo de compromiso que consistía en una argolla cubierta de dos tiras de pequeños diamantes acompañados por un gran diamante principal en el centro.

10. Camila — Duquesa de Cornualles

Tras muchos obstáculos, el príncipe Carlos finalmente anunció que se casaría con Camila Parker en 2005, lo que puso todos los ojos sobre su anillo de compromiso. La pieza que eligió el príncipe esta vez salió del joyero real y, de hecho, se dice que es una de las más valiosas. Camila recibió un diamante de 5 quilates de corte esmeralda, rodeado por tres tiras de diamantes a cada lado. Los rumores afirman que la joya perteneció a la reina madre, pero aún no se ha confirmado.

11. Meghan Markle — Duquesa de Sussex

Uno de los momentos más emotivos en la historia reciente de los compromisos reales fue cuando el príncipe Harry le propuso matrimonio a Meghan Markle. El hijo menor de Lady Di diseñó el anillo él mismo y le hizo honor a su madre de forma discreta. La joya está conformada por un diamante central de 3 quilates, proveniente de Botsuana, rodeado de dos diamantes pequeños que fueron propiedad de la princesa Diana, puestos sobre una base de oro. Luego de su embarazo, Meghan rediseñó el anillo y cambió la base lisa de oro por otra, también de oro, pero ahora recubierta por una tira de diamantes.

12. Eugenia de York — Princesa

La hija menor del príncipe Andrés se comprometió con el empresario Jack Brooksbank, quien también tuvo el detalle de diseñar el anillo para ella. El joven eligió un zafiro padparadscha, que se caracteriza por tener un color rosado, rodeado de varios diamantes que simulan una flor. Para su creación, Jack se inspiró en la joya que recibió la madre de la princesa, Sarah Ferguson, en su propio compromiso.

13. Beatriz de York — Princesa

La última integrante de la familia real en casarse fue la princesa Beatriz de York, a quien su novio le propuso matrimonio en Italia. El joven participó en el diseño de la pieza junto con el joyero Shaun Leane y, finalmente, le regaló a Beatriz un diamante central y redondo de 3 quilates, muy similar al de la reina Isabel, aunque más grande, ubicado sobre una base de platino, bordeada a lo largo por una hilera de diamantes.

¿Con cuál de estos anillos te gustaría que te pidiesen matrimonio y por qué? ¿Cómo fue la historia de tu compromiso?

6-32
372
Compartir este artículo